Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

Carta de la semanaESCUCHARCuando escuché que el primer ministro de Noruega manejaba un taxi para escuchar de primera mano a los ciudadanos de ese país recordé la escena de Shakespeare en la que el rey Enrique V se disfraza para conversar con su tropa en la víspera de la batalla de Agincourt, con la intención de averiguar el estado de ánimo de sus soldados. El pueblo argentino le habló a la Presidenta el domingo pasado, y tres de cada cuatro votantes le dijeron que no la quieren, que quieren un cambio.Ella, en lugar de escuchar, manda a sus militantes a ir casa por casa a explicarnos por qué estamos equivocados.Sería bueno que Cristina no mandara suplentes para esa tarea y fuera ella personalmente, no sólo para hablar con los ciudadanos, sino para escucharlos. Se enteraría de muchas cosas.Guillermo Fajardomailto:gfajardo@express.com.arRESPONSABLE SIN CULPA¿Ahora tenemos en la Argentina penas accesorias sin ley previa ni sentencia de juez? ¿La reclusión dejó de buscar la reinserción social de los condenados y se convirtió en tormento para su castigo? ¿Se pena un recluso como represalia por las acciones de su hermano? ¿Hay responsabilidad sin culpa en el derecho penal argentino? ¿Por qué se sanciona a Juan Carlos De Marchi por la falta de su hermano Gustavo Ramón? ¿Ahora se determinan crueles condiciones de hacinamiento, descuido sanitario, falta de asistencia religiosa, alejamiento de la familia, mortificación psicológica, privación de ropas y efectos personales, aislamiento e impedimento del derecho a informarse?No son preguntas inverosímiles. Son las que surgen al conocerse el arbitrario traslado sufrido, entre gallos y medianoche, por Juan Carlos De Marchi, desde la Unidad Penitenciaria N° 34 en Campo de Mayo a la Unidad N° 2 en Marcos Paz. Y esto infligido a un recluso cuyo comportamiento fue calificado como sobresaliente por la autoridad competente, y merecedor de lo que exigen la Convención de Derechos Humanos de la ONU, nuestra Constitución y el Reglamento de Procesados y Condenados: mejora de condiciones para el cumplimiento de penas. ¿O acaso no es sujeto de derecho y carece de garantías jurídicas por tratarse de un capitán del Ejército Argentino que pasó a retiro en 1976?Todo esto sucede con un hombre que el año pasado sufrió igual traslado arbitrario, el cual fue terminantemente revertido por el Tribunal Oral Federal de Corrientes.El infortunio de Juan Carlos De Marchi y la calamidad jurídica que lo asuela deben llegar a conocimiento de la opinión...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA