Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

ESPEJITOS DE COLORESQue el papa Francisco es un orgullo para todos los argentinos, sin importar su religión, es un hecho indiscutible. Que su filosofía personal no comulga con el gobierno argentino, tan lleno de irregularidades, tampoco es secreto para nadie. Que sus mensajes al mundo pueden trasladarse a la realidad cotidiana de nuestro país, es algo casi natural. Ante todos estos hechos contundentes, resulta sorprendente que se quiera utilizar una foto casual durante su visita a Brasil como una bandera barata de campaña electoral. Quien lo hizo no tiene escrúpulos. Pero hay algo peor, el que lo hizo subestimó a los argentinos. Consideró que nuestra capacidad de discernimiento es tan escasa que no nos deja ver la diferencia entre lo real y lo ficticio. Creo que quien sea que lo piense, nos ha juzgado muy mal. Dios bendiga a nuestro pueblo, que ya no se deja engañar por fantasías y espejitos de colores.Dr. C. Gustavo D'AgostinoDNI 12.379.963ESCLAVOS DEL SIGLO XXIAunque parezca un anacronismo, tenemos en plena democracia más de 6000 esclavos de los derechos humanos. Estos esclavos del siglo XXI son los más de 1500 presos políticos y sus familias, que son usados por los supuestos defensores de los derechos humanos para lucrar. La tarea forzada que deben cumplir es estar presos ilegalmente, ser discriminados, sus familias perseguidas, vigiladas, hostigadas. A los esclavos del siglo XXI se les violan todos los derechos humanos, derechos humanos que supieron conseguir arriesgando sus vidas para todos los argentinos, y entre todos estamos todos: Cristina Fernández de Kirchner, Legrand, Reato, Moyano, Duhalde, Gil Lavedra, Kunkel, Rico, Lorenzetti, Carlotto, Bonafini, Blumberg, Grondona, Rossi, Milani, Bullrich, Verbitsky, Carrió, el papa Francisco, etc. Cuarenta millones más.No conformes con violar los derechos humanos de más de 290 asesinados uno a uno en cautiverio, ahora estas bestias se llenan las gargantas con la sangre por venir de cientos de presos políticos enfermos y ancianos, prohibiéndoles atender sus dolencias, agravadas por su encierro, hábitat, falta de sol, ejercicio, comida apropiada y todo lo que un ser humano necesita en la tercera etapa de su vida, en el Hospital Militar (OSE), obra social que hace más de 40 años pagan. Pero claro... cuando la sentencia está dictada de antemano, el destino cercano de estos soldados, que sobrevivieron a las guerras del pasado, es la muerte. Derrotaron militarmente al terrorismo montonero y erpiano: los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA