Cartas de los lectores

EMBAJADOR SADOUS Respecto del editorial del 4 de junio, titulado "Lamentable procesamiento", los abajo firmantes coincidimos con LA NACION sobre la importancia que, en bien del buen nombre y honor del embajador Eduardo Sadous, de los demás implicados y, en especial, de la República Argentina misma y su diplomacia, la Justicia establezca la verdad fuera de toda maquinación política que pueda haber en el trasfondo de este serio problema.Patricia Bullrich (DNI 11.988.336), Oscar Aguad (DNI 8 276757), Juan Ramón Aguirre Lanari (DNI 1.652.424), Eduardo Amadeo (DNI 7.600.922), Alieto Guadagni (DNI 4.352.523), Santiago Kovadloff (DNI 4.616.304), Arturo Ossorio Arana (DNI 4.823.998), Abel Parentini Posse (DNI 4 120 713), Fernando Petrella (DNI 4.270405), Federico Pinedo (DNI 11985474)CANSANCIOSoy parte del 46% que no votó a Cristina Kirchner. Después de escuchar el discurso a las Fuerzas Armadas trato de entender cuál es el modelo al que se refiere la señora Presidenta: habló de formar parte de una nación sudamericana, cuando hasta hace poco estábamos orgullosos de festejar los 200 años de ser una nación llamada República Argentina. ¿Quién quiere ser otra nación? Y en el mismo discurso llamó a los argentinos a prometer subordinación y valor para servir a la patria, términos que históricamente se dirigen a las tropas y no a la población civil.Estoy cansada de escuchar estas propuestas indescriptibles y que en nada mejoran la calidad de vida cotidiana. Cansada de los alardes de progreso falso, de que nuestra Presidenta nos sermonee. ¿Por qué, en cambio, no se reúne a trabajar con los equipos a quienes les pagamos por nuestros impuestos, y realizan mejoras concretas para sacar adelante al país, que es su responsabilidad, en lugar de dar clases de historia y mirar hacia todos lados buscando más enemigos?De estas cosas, y de otras, estoy cansada.Patricia Dhersmailto:patodhers@gmail.comEL FASCISMOEn la edición del 30 de junio, apareció un editorial sobre la historia del fascismo italiano. Debo expresarle mis felicitaciones por la claridad de la exposición y al mismo tiempo la demostración del daño que provocó dicho régimen a ese país. Desgraciadamente, la revolución del 43 en nuestro país fue encabezada por militares de esa ideología, entre ellos el entonces coronel Perón, que impuso un régimen muy parecido al de Mussolini y como aquél, le hizo un enorme daño al país. De un país rico lo transformó en uno pobre. Italia, gracias a De Gasperi y a otros patriotas...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba