Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

el blanqueoDISTORSIÓNDecir verdades a medias es mentir. Kicillof expuso en el Senado las razones para no devaluar. Sin embargo, en su análisis omitió decir que una economía inflacionaria con dólar anclado provoca una distorsión de precios que asfixia a muchísimas actividades. Esa distorsión significa que hay precios que siguen el ritmo inflacionario y otros que no por tener el dólar anclado. Una devaluación del peso corrige en parte esos precios distorsionados y no necesariamente generaría más inflación. La inflación debe corregirse con otras medidas: el control de la emisión y del gasto público.Por supuesto que los sectores asalariados sufrirán, pero sufrirán aún más cuando estos precios que ahogan hoy a muchas empresas tengan que cerrar y despidan a sus empleados.Lamentable sería llegar a ese lugar, pero mintiendo no se resuelve.Estanislao Garatmailto:estanislaogarat@gmail.comLÍMITES Y PREMIOSEl nuevo régimen de blanqueo servirá para que narcotraficantes y otros puedan legalizar fondos que les queman en las manos. Sea que se inscriban directamente en la AFIP o que utilicen testaferros, se les da la ocasión para que compren inmuebles, que poseerán "en blanco" y luego podrán vender. Si bien la intención expresada por el equipo económico es que se puedan incorporar al circuito legal dólares no declarados, sea que se trate de billetes en el país o de depósitos en el exterior, pertenecientes a residentes argentinos, es probable que este grupo sea el menos interesado en la oferta. Para muchos, la mejor alternativa es utilizar sus dólares, convertidos al tipo de cambio blue, en la compra de automotores u otros bienes importados o con alto contenido importado, en los cuales los precios se rigen por el tipo de cambio oficial. El salto en la venta final de automotores en abril revela que esto ya está ocurriendo. Si, en cambio, los fondos blanqueados provienen del narcotráfico o tienen otros orígenes criminales, el resultado puede ser importante, pero a costa de crear una nueva casta de capitalistas criminales. Tendríamos entonces un "narcocapitalismo". Creo que con el capitalismo de amigos ya nos basta. Esto se puede evitar limitando el acceso al blanqueo a los actuales contribuyentes del impuesto a las ganancias. Bastaría con establecer que sólo pueden acogerse al nuevo régimen quienes ya estén inscriptos en este impuesto, los que podrán legalizar un importe de diez veces (o lo que sea) del mayor ingreso anual declarado ante la AFIP en los últimos cinco años.Con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA