Cartas de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

Lo que nos faltaDijo la señora Presidenta: "No nos falta nada, ahora tenemos papa, reina y Messi". Queda en evidencia su falta de criterio, porque el Papa está en el Vaticano, Máxima es holandesa y reina de su país adoptivo, y Messi brilló y brilla gracias a la "visión" que tuvo el club Barcelona. Y en la Argentina, en tanto, nos falta lo elemental, pero desde hace décadas . Falta respeto a la ley y a la Constitución, faltan auténticas políticas de Estado, perdurables, con justicia, seguridad, sin corrupción.Los tres personajes que nombró se destacan en el exterior por mérito propio. Y la grave involución del país es 100% responsabilidad de los malos políticos.la afipVORACIDADLa AFIP dispuso cobrar a priori los aportes presuntamente adeudados a los empleados de servicio doméstico. La causa es noble, sin duda. Pero... ¿no sería menos complicado invertir el procedimiento y que fueran los mismos trabajadores los que denunciaran la irregularidad? Nadie explica, por ejemplo, qué pasará con los que tienen sus propiedades alquiladas a terceros. No es ésta la única duda. Además, presumo que muchas familias se van a ver obligadas a dejar de contratar personal, lo que traerá aparejado desempleo. Como está planteada la medida, pagarán justos por pecadores. Es más, van a tener que abonar dos veces los que tengan sus aportes al día hasta poder demostrar que no están en falta.Me pregunto por qué si el Gobierno proclama que la Argentina está tan bien económicamente es tan alta la voracidad fiscal. Es un buen propósito beneficiar a esas empleadas sin blanquear. Pero recordemos que el propio Estado les pagaba en negro a la Gendarmería y a otros trabajadores públicos, mientras Echegaray miraba para otro lado.Es todo muy raro y desprolijo.Catalina MellibovskyDNI 1 .715.540SERVICIO DOMÉSTICODías atrás, cuando estaba en la cola del supermercado, oí accidentalmente que una mujer se lamentaba al contarle a una amiga que había perdido sus cuatro trabajos como mucama porque trabajaba ocho horas por semana en cuatro casas distintas de matrimonios de clase media, cuyo presupuesto les alcanzaba apenas para pagarle una suma interesante que a ella le permitía vivir decentemente, pero que entre los dos componentes de la pareja no llegaban con sus dos sueldos a juntar el adicional que implicaría afrontar aportes jubilatorios, aguinaldo, vacaciones, licencias por maternidad o enfermedad y seguros.Posiblemente la misma situación puede darse con los lustrabotas callejeros (que no tienen...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA