Cartas de lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

YPF federalSe­ñor Di­rec­tor:"Espero que en la discusión que se está produciendo en la Cámara de Diputados a propósito de YPF los 70 legisladores que representan al pueblo de mi provincia (Buenos Aires) estén a la altura del mandato que le hemos dado de defender nuestros intereses y reclamen lo que nos corresponde. Y que, en un verdadero ejercicio de federalismo, los mandatarios de otras provincias no petroleras hagan lo mismo."En algunas provincias se extrae el crudo, pero en otras se establecen las refinerías, los buques petroleros usan sus puertos, los camiones usan sus rutas para el traslado del combustible y ni hablar de la necesidad de construir oleoductos y gasoductos que atraviesen todas las provincias."El desafío es construir una YPF que sea Yacimientos Petrolíferos Federales, que reparta con equidad los recursos naturales de todos los argentinos."PrincipiosSe­ñor Di­rec­tor:"Los funcionarios y legisladores que enfervorizados aplaudieron en 1992 la privatización de YPF y que ahora con el mismo entusiasmo aplauden la estatización seguramente estarían de acuerdo con la frase de Groucho Marx: «Estos son mis principios; si no les gustan, tengo otros»."Manos levantadasSe­ñor Di­rec­tor:"Todas las manos que se levantan por estos días en el Congreso Nacional y que luego se bajan para firmar expropiaciones turbias quedarán inevitablemente registradas de diversas maneras. Posiblemente, con el pasar del tiempo, algunos de sus dueños se arrepientan e intenten explicaciones inútiles. Pero ya será tarde."Procurador generalSe­ñor Di­rec­tor:"El trámite de designación del procurador general de la Nación ha quedado virtualmente tapado por el tema YPF. Sin embargo, tiene enorme importancia institucional, pues el procurador es la persona a quien la Constitución encomienda «defender la legalidad y los intereses generales de la sociedad». Para que los derechos individuales y colectivos estén debidamente protegidos contra abusos y arbitrariedades es fundamental que ese funcionario sea idóneo e independiente."Dos tercios de los senadores deberán aprobar la designación. Tienen la oportunidad de dar un ejemplo de virtud cívica definiendo su voto en función de lo mejor para el bien del país, por sobre cualquier interés o afiliación partidaria."Pero ante una cuestión tan trascendente los ciudadanos tenemos también un deber moral: el de hacer saber nuestra opinión a los senadores. Hay muchas maneras de hacerlo; hasta escribirles un correo electrónico a las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA