Cartas de lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

Por favor, que alguien me lo expliqueSe­ñor Di­rec­tor:"Leer la nota de LA NACION del 26/11 que informa que en 2012, en la Argentina, no se trabajará un día de cada tres, me suscitó varias reflexiones. En casa, como responsable de llevar adelante una familia, en épocas de crisis, me propongo trabajar más, para producir más; incluso, no para ganar más, sino, aunque sea, lo mismo que antes. No me imagino optar por trabajar menos, salvo que fuéramos muy ricos."No soy entendido en macroeconomía, pero me pregunto si a nivel país, no deberíamos actuar de la misma forma. Salvo que lo que nos interese producir sea gente poco afecta al trabajo o sencillamente vagos agradecidos con su gobierno que les da más feriados y obliga a que se les pague aunque no trabajen."Una vez más me vienen a la memoria pasajes del excelente libro La rebelión de Atlas , en el que Ayn Rand, allá por 1957, nos revelaba con claridad las consecuencias nefastas de este tipo de conductas."Agrego que estos días no laborables también serán días sin clases. ¿Es que también nos sobra educación, o este gobierno necesita además que el pueblo no esté educado para poder someterlo mejor?"La tan mentada igualdad de oportunidades para el pueblo comienza por brindarle una buena educación y luego por darle trabajo, no limosnas."Si estoy equivocado, por favor, que alguien me lo explique."Juan Luis UriburuDNI 14.526.294 mailto:juriburu@intramed.net.arPresidente del SenadoSe­ñor Di­rec­tor:"«¿Qué hace el presidente del Senado?» Esta pregunta se la hizo un periodista a la recientemente designada presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, obteniendo como respuesta: «Le voy a poder decir con más exactitud en unos minutos cuando me reúna con mis asesores», expresión que repitió ante la insistencia del periodista. Justificó su desconocimiento argumentando que era un nombramiento que no se esperaba y que sólo se había enterado el día anterior por trascendidos de la prensa."Si resulta insólito que una persona cualquiera acepte y jure un cargo sin saber cuáles son las funciones que tendrá que desempeñar, lo es más aún cuando esa persona se viene desempeñando como senadora de la Nación, lo que supone que ha tenido el tiempo y las oportunidades suficientes para saber lo que se le preguntaba."Seguramente, la señora senadora debe tener a mano un reglamento de la Cámara alta y le hubiere bastado con leer el artículo 32, que detalla en 17 incisos cuáles son los deberes y las atribuciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA