Carta de los lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

Carta de la semanaBailePara que esté en sintonía con el gratísimo bienestar del que gozamos los argentinos, habría que reformar el calendario de 2015. Podemos hacerlo sólo con tener en cuenta tres puntos. 1°) indicar con rojo todos los feriados de una semana para recordar grandes hechos, como el nacimiento de Patoruzú; 2°) con números de color verde marcar los días en que se cortarán calles, puentes y caminos por cuenta de piqueteros adiestrados y pagados por caudillos de barrio; 3°) con números violetas indicar las fechas en que deberemos comprar hielo porque habrá cortes de luz y volveremos a las heladeras de 1930. Para las provincias que carezcan de suficientes puentes y rutas que hagan imposible impedir el paso del prójimo, será beneficioso declarar días no laborables la quincena que corresponda a los festivales de la empanada, del alfajor, del dulce de cayote, etcétera.Después de los días de celebraciones y de descanso, nos habremos alejado un poquitín de Suiza y deberemos comprarle a Brasil carne, cereales, hortalizas, legumbres, azúcar, yerba, pan, leche y hasta los alfajores de Mar del Plata. ¡Pero quién nos quita lo bailado!Rodolfo MasDNI 4.054.895RejunteEl flamante titular del PJ nacional, Eduardo Fellner tildó a la oposición de un "rejunte de voluntades". El calificativo viene de los peronistas, que desde 1945 se vienen rejuntando y transformando de estatistas a privatistas, de revolucionarios a pacifistas, de terroristas a madres, a padres e hijos. De nacionalistas, socialistas, tercermundistas, gremialistas, seminaristas de la Iglesia latinoamericana y papistas a autóctonos indígenas (aunque sus apellidos sean europeos), de progresistas, de actores y hasta se disfrazan de políticos. Por favor, terminen con este carnaval que ya lleva 70 años, sáquense las caretas, tengan la mínima ética y el coraje suficiente de reconocer que el peronismo dejó de ser un partido político, ya ni siquiera es un movimiento. Se ha transformado en una perversa maquinaria de acumular y mantener poder y dinero, de producir corrupción. Hemos visto durante estos 70 años subirse y bajarse al carro del peronismo a tantos personajes; civiles y militares, pobres y ricos, de izquierda, de centro y de derecha. Resultó ser que los obreros y los empresarios son peronistas; los piqueteros, los carapintadas, los montoneros y los represores, también; los chorros y los policías son peronistas; los verticales, los transversales, los paralelos, los horizontales y toda la geometría...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA