Carta de lectores

 
EXTRACTO GRATUITO

Adolescentes y políticaEL VOTO A LOS 16 Niños y jóvenes indudablemente son el tesoro de una nación. En la Argentina, la pérdida de valores, la falta de límites y la decadente educación a la que asistimos día tras día ha producido una generación que a los 16 años no está formada como para decidir sobre el destino de un país. Por supuesto que, como en toda regla, hay excepciones. Pero veamos lo que se percibe a diario: muchos prisioneros de la droga, otros con una deplorable forma de hablar y de escribir, esto sin mencionar la falta de respeto por el otro. De todo este derrumbe hay responsables. También hay documentales que muestran cómo se pelean, insultan y golpean a la salida de un boliche, a otros chicos atontados por la droga, innumerables actos delictivos realizados por quienes piensan que por la edad no irán presos. Ellos también decidirán los destinos del país. Que no se adule más a los chicos con el fin de lograr un objetivo. Hay que darles una educación de excelencia, con límites y valores, y nos sorprenderán. A la larga, lo agradecerán, porque al caminar por la vida comprenderán que eso no ha sido otra cosa que amarlos y cuidarlos.Susana Teresa Libe DNI 4.666.465.AMONESTACIONES Si a un chico de 16 años le pusieron 10 amonestaciones por expresar que le daba asco una muestra sobre Evita, ¿cuántas amonestaciones le pondrían a Fito Páez por expresar lo mismo sobre los habitantes de la ciudad de Buenos Aires que votaron contra el kristinismo?Rubén Caruso DNI 7.613.835ECHADOS Quisiera recordarles a los imberbes de hoy, en su ignorancia supina producto del adoctrinamiento de los imberbes de ayer, que no fue ni Roca ni Aramburu ni Videla quien echó de la plaza a "estos estúpidos imberbes", sino el mismísimo general Perón. Sería bueno que también tomaran nota en el recientemente creado Instituto de Revisión Histórica.CONTROLES DE LA AFIPPAGO CON TARJETAS Lo dispuesto por un funcionario de un organismo administrativo de recaudación de apropiarse del 15% de los pagos hechos en el extranjero con tarjeta de crédito es una medida que colisiona abiertamente con la Constitución, en su artículo 17. Aunque pretenda disfrazarse de adelanto del pago de impuestos nacionales ?que pueden o no tener que ver con los gastos realizados?, no es ni más ni menos que un arrebato compulsivo ?valga la redundancia? que lesiona el derecho de propiedad consagrado en la norma. Si bien las obligaciones tributarias, como su nombre lo indica, son obligaciones, no puede el Estado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA