Expediente nº 6142/08 de Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Secretaría Judicial en Asuntos Contencioso Administrativo y Tributarios, 1 de Julio de 2009

Fecha de Resolución 1 de Julio de 2009
EmisorSecretaría Judicial en Asuntos Contencioso Administrativo y Tributarios

C., M.S. y otros c/ GCBA y otros s/ daños y perjuicios (excepto resp. médica) s/ recurso de apelación ordinario concedido

E.. n° 6142/08 "C., M.S. y otros c/ GCBA y otros s/ daños y perjuicios (excepto resp. médica) s/ recurso de apelación ordinario concedido".

Buenos Aires, 1 de julio de 2009

Vistos: los autos indicados en el epígrafe, resulta:

  1. La Sra. M.S.C. y el Sr. A.O.S., en representación de su hija C.V.S. iniciaron una demanda de daños y perjuicios, contra el Hospital General de A.J.A.F. y el Hospital Dr. Ignacio Pirovano -Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires-, el Sr. E.F.B. y la Sra. A.M.B., por los daños y perjuicios derivados de la muerte de la Sra. C.L.C. y su hijo NN (fs. 29/35, y con mejora de fundamentos a fs. 43/49).

    A fs. 47 estiman la indemnización por los rubros daño emergente y lucro cesante, daño moral y daño psicológico en u$s 1.000.000.-, con expresa reserva de lo que en más o en menos resulte de la prueba a producir.

  2. Los demandados E.F.B. y A.M.B. opusieron excepción de defecto legal, por entender que la parte actora estimó cuál era el monto total de la indemnización pretendida, estableciendo una suma global, pero sin discriminar rubro por rubro (fs. 90/91)

    El Sr. E.F.B. contestó demanda a fs. 165/177 y la Sra. A.M.B. lo hizo a fs. 214/222. Ambos solicitaron su total rechazo, con expresa imposición de costas a la parte actora.

    El apoderado del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires contestó demanda a fs. 250/263. Planteó como defensa de fondo la prescripción, y en caso de no ser admitida, solicitó se rechace la demanda, con costas.

    Contestado el traslado de la excepción de prescripción incoada por el GCBA por la parte actora (fs. 272/273) y por la Asesora de Menores e incapaces (fs. 275), el juez nacional en lo civil resolvió diferir el tratamiento de las excepciones deducidas por el GCBA para el momento de dictar sentencia definitiva y hacer lugar a la excepción de defecto legal interpuesta por la parte demandada (fs. 281/283).

  3. La parte actora rectificó el defecto legal mediante el escrito de fs. 287/288, que fue contestado por los codemandados B. y F.B. mediante impugnación de fs. 295/296 -que motivó la contestación de la actora a fs. 299- y por el GCBA a fs. 309/310.

  4. Declarada la incompetencia del juzgado nacional en lo civil y remitidas las actuaciones a la justicia en lo Contencioso Administrativo y T. de Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires (fs. 325/326), el juez de primera instancia resolvió rechazar la excepción de prescripción y hacer lugar a la demanda por la suma de $ 1.713.440.- (pesos un millón setecientos trece mil cuatrocientos cuarenta), imponiendo las costas a la parte demandada (fs. 993/1005).

    Para así decidir entendió que la naturaleza de la responsabilidad en análisis, a los fines de la prescripción, es contractual, por lo que corresponde aplicar el plazo genérico de 10 años (fs. 996 vuelta). Consideró que el hecho por el cual se reclama resulta acreditado conforme la causa penal Nº 24.170 (fs. 997 vuelta) y concluyó que los profesionales intervinientes desarrollaron una actuación negligente en la atención médica que derivó en la muerte de la madre y el niño (fs. 1003)

  5. Frente a esta decisión, la parte actora apeló a fs. 1021, y los Sres. E.F.B. y A.M.B. y el apoderado del GCBA interpusieron sendos recursos de apelación (fs. 1012/1013 y fs. 1015, respectivamente), expresando agravios la parte actora a fs. 1033/1034, la Sra. B. a fs. 1035/1055, el Sr. F.B. a fs, 1056/1079 y el GCBA a fs. 1080/1097.

  6. La Sala I de la Cámara CAyT, resolvió hacer lugar al planteo de la prescripción del GCBA y revocar la sentencia de primera instancia rechazando la demanda, con costas por su orden en ambas instancias (fs. 1119/1129). Consideró, por mayoría, que la acción se encontraba prescripta por aplicación del plazo bienal previsto en el art. 4037 Cód.Civ., habida cuenta que se trataba de un supuesto de responsabilidad extracontractual por actividad ilícita.

  7. La parte actora interpuso recurso ordinario de apelación (fs. 1131) y subsidiariamente recurso de inconstitucionalidad por arbitrariedad de sentencia (fs. 1132/1136). La Cámara resolvió conceder el recurso ordinario a fs. 1145 y rechazar el recurso de inconstitucionalidad a fs. 1173.

    La recurrente presentó el memorial de agravios a fs. 1182/1186, que fue contestado por los Sres. B. y F.B. a fs 1190/1196, y por el GCBA a fs. 1197/1198.

    Por su parte, el Sr. Fiscal General Adjunto en su dictamen, propuso que se declare mal concedido el recurso de apelación.

    Fundamentos:

    La jueza A.M.C. dijo:

  8. El recurso ordinario de apelación de la actora ha sido interpuesto en legal tiempo y forma, y fue correctamente concedido por la Cámara.

    El art. 26 inc. 6° de la ley n° 7 (texto conforme al art. 2 de la ley n° 189) dispone que el TSJ conoce "... en instancia ordinaria de apelación en las causas en que la Ciudad sea parte, cuando el valor disputado en último término, sin sus accesorios, sea superior a la suma de pesos setecientos mil ($700.000) ..." Por su parte, el art. 38 de la ley nº 402 establece que en el recurso ordinario de apelación "... el/la apelante debe acreditar el cumplimiento de los recaudos previstos en el art. 26 inc. 6) de la ley n° 7 modificado por el art. 2 de la ley n° 189 ..."

    De dicha normativa y la jurisprudencia de este Tribunal (a partir del fallo recaído en "Playas Subterráneas S.A. c/ Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires s/ impugnación de actos administrativos", expte. n° 860/01, resolución del 9 de abril de 2001, Constitución y Justicia - Fallos del TSJ, Ed. Ad-Hoc, Buenos Aires, 2004, t. III, p. 83 y siguientes) se desprende que las condiciones de admisibilidad del recurso ordinario de apelación son las siguientes:

    que la Ciudad sea parte;

    que el valor disputado sea superior a $700.000; y que el recurso se dirija contra una sentencia definitiva.

    En este caso, la Ciudad es parte, la sentencia que se recurre es definitiva, y el monto disputado en último término es sustancialmente mayor al requerido por las normas citadas.

    El valor disputado no equivale necesariamente al monto reclamado en la demanda, sino la suma por la que el recurrente pretende modificar el fallo apelado, es decir el monto del agravio (Fallos 250:594; 258:13; 276:362; 310:631; 319:167, entre muchos otros), sin tener en cuenta los accesorios. Y la recurrente acude a esta instancia para modificar la sentencia de Cámara que, por considerar prescripta la acción, rechazó totalmente la pretensión indemnizatoria, que asciende a la suma de 1.000.000.- dólares (ver fs. 47 vta. y 287/288).

    Por lo tanto, atento haberse acreditado el cumplimiento de los requisitos contemplados en el art. 26 inc. 6° de la ley 7, el recurso de apelación ordinario interpuesto por la parte actora es formalmente procedente.

  9. Como cuestión liminar, corresponde expedirse sobre la petición realizada por los codemandados B. y F.B. a fs. 1190/1192, y el GCBA a fs. 1197/1198, tendiente a que se declare desierto el presente recurso.

    Resulta procedente la declaración de deserción del recurso de apelación cuando no se formula una crítica concreta y razonada tendiente a demostrar los errores u omisiones incurridos en la apreciación de la prueba o la aplicación del derecho por parte del juez de grado. Sin embargo, y como veremos a continuación, en el presente caso existe una crítica seria y puntual a determinados fundamentos desarrollados en el fallo apelado, que justifica el tratamiento del recurso de apelación.

    En consecuencia, esta petición debe ser desestimada.

  10. En la fundamentación de su recurso de apelación, el recurrente planteó cuatro agravios contra la sentencia de Cámara.

    Manifiesta que la sentencia impugnada no considera que los codemandados no introdujeron la excepción o planteo de prescripción en tiempo procesal oportuno. Según el art. 3962 Cód.Civ. la prescripción debe oponerse en la primera presentación en juicio, pero -según la recurrente- los codemandados F.B., B. y la MCBA, en sus presentaciones de fs. 56/58, 62 y 68/69 respectivamente, lejos de solicitar la prescripción se allanaron al planteo de la actora de que corresponda la responsabilidad contractual.

    Aduce que todas las partes siempre sostuvieron que en el caso deben aplicarse las normas referidas a la responsabilidad contractual, particularmente en los mencionados escritos de fs. 56/58, 62 y 68/69.

    Dice que para subsumir el caso bajo las normas de la responsabilidad extracontractual se utilizaron argumentos introducidos de oficio y "extra petita" por los jueces, más allá de lo sostenido por las partes. Específicamente, la recurrente se refiere a la distinción entre las acciones de responsabilidad civil ejercidas iure propio e iure hereditatis, que no habría sido invocada por las partes.

    Sostiene que los argumentos para subsumir el caso bajo las normas de la responsabilidad extracontractual son erróneos ya que no tienen sustento en el derecho positivo, y ponen en peor situación a los herederos que al causante de la sucesión.

  11. En lo relativo al agravio deducido en primer término, corresponde tratar por separado la situación del GCBA de la de los restantes codemandados (F.B. y B..

  12. i. En cuanto a la prescripción de la acción contra el GCBA, cabe destacar que la parte actora (fs. 272/273) y la Sra. Asesora de Menores e Incapaces (fs. 275), al contestar la excepción de prescripción, no invocaron la extemporaneidad de su interposición en los términos del art. 3962 Cód.Civ., planteo que recién introdujeron en esta instancia, de manera tardía.

    Asimismo, tampoco le asiste razón a la actora ya que el GCBA interpuso la excepción de prescripción en la primera oportunidad prevista por el ordenamiento procesal para ejercer su derecho a resistir la pretensión de autos: la contestación de demanda. En dicha oportunidad, el GCBA solicitó expresamente que se declare prescripta la acción por tratarse de un supuesto de responsabilidad extracontractual, y haberse vencido el plazo bienal previsto en el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR