De un Carlos, de todos los Carlos

 
EXTRACTO GRATUITO

"A esa obra que leíste no la vas a ver en escena", dice sonriendo Martín Salazar, uno de Los Macocos, cuando se le habla de El inmortal , la pieza de Marta Gavensky en la que ellos, junto con Ricardo Talento como director, se han inspirado para finalmente estrenar ¡Todo a la basura! , la nueva obra que el grupo presentará en el Teatro de la Ribera a partir de hoy.El inmortal se estrenó en 1975 en el Margarita Xirgu, con dirección de Santángelo y en su puesta participaron, entre otros, Esther Ferrando, Rita Terranova, Adrián Ghío y Gonzalo Urtizberea. La obra muestra la realidad de un grupo de artistas de circo frente a la noticia de la muerte de Carlos Gardel."Alberto Ligaluppi [director Artístico del Complejo Teatral de Buenos Aires] nos convocó para hacer este texto -cuenta Salazar-. Lo leímos y nos dimos cuenta de que no tenía los personajes que nosotros hacemos; tenía música pero la partitura no estaba, y la temática nos parecía muy puntual: correspondía a la década del 70. En algún momento aparece una frase como: «La sexualidad es subversiva». Pero sí nos interesó que la historia transcurriera en un circo el día de la muerte de Gardel. El circo es un lugar eterno, siempre estuvo y va a estar, siempre te va a llamar la atención que alguien haga algo que te deslumbre."Entonces, decidieron trasladar la acción de la pieza al año 2935, a un mundo donde ya no hay memoria. Donde la Tierra parece estar cubierta de basura y, entre los restos de esa basura, aparece la sonrisa de un artista conocido o el chip de un teléfono que guardaba celosa información. Una nave espera para sacar a los habitantes del lugar y trasladarlos quién sabe a dónde. Mientras tanto, ellos parecerían confirmar que aquello que era inmortal ya no lo es. "Como en ese mundo la memoria se perdió, ellos intentan reconstruir la historia de un presunto salvador, llamado Carlitos, pero no saben bien quién es. Tienen todos los Carlitos mezclados. Saben que fue boxeador, que fue presidente de la Nación, que cantaba «Cuando me empiece a quedar solo», pero también «El día que me quieras», o un cuarteto cordobés. A ese lugar nos llevó la pieza de Martha. Investigando sobre su trabajo, vimos que ella llevaba a sus obras cosas que están en nuestro espíritu, como esta reconstrucción del mito pero desde el humor."Los Macocos ya se habían animado a trabajar sobre textos teatrales, algunos muy versionados, como Androcles o Turandot . "Acá es donde más nos corrimos del texto original -cuenta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA