De cara a la misión más difícil

SEVILLA.- Es una simple lista, ésa que acompaña esta nota, la que permite entender todo. La Generación Dorada lleva 14 años en la cima del básquetbol. En este deporte, los seleccionados tienen cada año un certamen de gran jerarquía. El ciclo que siempre se repite: Premundial, Mundial, Preolímpico, Juegos Olímpicos. Si tomamos los últimos 15 años, la Argentina siempre estuvo entre los cinco primeros en esos certámenes. Y en 12 ocasiones ni siquiera estuvo fuera del podio. ¡Irrepetible!Esa tendencia armónica que le dio más de una década de gloria al básquetbol es la que estará en juego desde hoy, con el comienzo del Mundial de España. Con un equipo que todavía conserva su orgullo, pero que sabe que será más difícil que nunca, la Argentina debutará en la tarde de Sevilla (a las 12.30 de Buenos Aires) ante Puerto Rico, que le ganó los últimos tres partidos en los que se enfrentaron: 89-81 por la Copa Tuto Marchand 2013, 94-80 en el Premundial 2013 y 97-87 en un amistoso hace un par de semanas en Belgrado.El último triunfo celeste y blanco fue en Mar del Plata 2011, el que le dio la clasificación para Londres 2012. De aquel plantel de Puerto Rico siguen seis jugadores (Barea, Arroyo, Ricky Sánchez, Balkman, Santiago y Galindo); del argentino quedan apenas tres (Scola, Nocioni y Prigioni). La diferencia entre uno y otro es que los boricuas crecieron, mientras que los argentinos lo hicieron, pero en edad... Ya lo dijo Prigioni: "Estamos más viejos". Sutil diferencia entre madurar y avejentarse.El partido se vuelve fundamental para las aspiraciones nacionales. En los cálculos previos, se supone que el seleccionado vencerá a Senegal y Filipinas. Si estos dos rivales no vencen en ningún otro partido que el que sostendrán entre sí, eso alcanzará para que la Argentina se clasifique. Sin embargo, para el conjunto dirigido por Julio Lamas es determinante ganar al menos un juego más de los otros tres (Puerto Rico, Croacia y Grecia). Si se avanza con una marca de 2-3, el rival en octavos de final casi con seguridad sería España; si se pasa con 3-2, se evitaría al anfitrión.Es decisivo porque España es inalcanzable para las aspiraciones actuales de la Argentina. Ayer, en distintos canales, la televisión local "calentó" la previa al Mundial con la repetición del último amistoso entre ambos, que concluyó con una desventaja desmoralizante de 33 puntos para el equipo albiceleste. Pues bien...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba