Capitanich espera ser reelegido y posicionarse rumbo a 2015

 
EXTRACTO GRATUITO

RESISTENCIA.- "¡Estoy perdido! ¡Estoy perdido!", se lamentaba Jorge Capitanich, sin poder ocultar su desesperación. Faltaban dos días para las elecciones a gobernador en aquel 14 de septiembre de 2007, y el consultor Julio Aurelio le comunicaba que las encuestas lo daban tres puntos por debajo del radical Angel Rozas. Por tercera vez, su deseo de ser gobernador quedaba trunco.Cuarenta y ocho horas después, la desesperación se transformó en algarabía. Por una diferencia de escasos 1000 votos, el joven dirigente kirchnerista llegaba por primera vez a la gobernación, ponía fin a 12 años de liderazgo radical y comenzaba la paciente construcción de un poder político y territorial que hoy le dará, tal como lo pronostican las encuestas, http://www.lanacion.com.ar/1406542-capitanich-busca-un-triunfo-amplio . Y con el triunfo llegará, sin duda, la esperanza apenas disimulada de ser el elegido de Cristina Kirchner parahttp://www.lanacion.com.ar/1366421-en-el-pj-ya-se-largo-la-carrera-por-el-2015Metódico, obsesivo hasta en los mínimos detalles y con una vocación casi enfermiza de trabajo, similar a la del fallecido ex presidente Néstor Kirchner, Capitanich pasó, con plasticidad y rapidez, de trabajar para la UCR al gobierno duhaldista como jefe de gabinete. Conoció en profundidad a los Kirchner como su alfil en la estratégica Comisión de Presupuesto del Senado, y desde allí afinó sus contactos con el naciente poder kirchnerista.Luego de cuatro años de gestión, a caballo de los buenos índices económicos globales y voraz vocación por el poder, este chaqueño extravertido y de aspecto atildado está a punto de conseguir en las urnas un triunfo holgado, luego de superar la decepción por no haber sido elegido por la Presidenta como su compañero de fórmula.Nacido en Roque Sáenz Peña en 1964, la vocación política de Capitanich llegó muy temprano. Con simpatías radicales que provenían de su entorno familiar, a los 22 años (y mientras culminaba sus estudios de contador) "Coqui" (como lo llaman todos aquí) fue secretario del gobernador peronista Danilo Baroni. De a poco entró en el amplio mundo del peronismo chaqueño: su puerta de entrada fue Sandra Mendoza, su novia de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA