Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 31 de Julio de 2017, expediente CNT 024637/2015/CA001

Fecha de Resolución:31 de Julio de 2017
Emisor:CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III
 
EXTRACTO GRATUITO

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA. EXPEDIENTE Nº: CNT 24637/2015/CA1, “CAPELLI LUIS FABIAN C/ MENHIRES CONSTRUCCIONES CIVILES S.R.L.

Y OTRO S/ DESPIDO” JUZGADO Nº 77.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 31/07/2017, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oir las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

La Dra. D.R.C. dijo:

Contra la sentencia de fs. 281/286, se alzan la codemandadas con su memorial de fs. 287/293vta.

A fin de mejor resolver, realizaré una breve síntesis de lo actuado.

A fs. 5/19vta., presentó su demanda el actor, en procura de una indemnización por despido. Relató que comenzó a trabajar el 1 de diciembre de 2012 como arquitecto coordinador de obras. Mencionó que, en las oficinas de la codemandada, MENHIRES CONSTRUCCIONES CIVILES S.R.L., entregaba sus facturas, cobraba su sueldo, y recibía instrucciones o directivas de parte del codemandado R.D.V..

Sus labores consistían en realizar certificaciones de obra, certificaciones de trabajo, compras de insumos, interpretación de pliegos y documentación de obra, control de avance de obra, contratación de gremios, análisis y presupuestos del costo de obra, entre otras cuestiones. Explicó que la empresa codemandada, MENHIRES CONSTRUCCIONES CIVILES S.R.L., se dedicaba a la construcción de edificios, casas, centros, y obras públicas.

Relató que, si bien prestaba tareas para los codemandados de manera exclusiva, en un horario que iba de 9 a 19.30hs, incluso concurriendo domingos y feriados, debía facturar como monotributista, dado que esas eran las condiciones impuestas. Posteriormente, y debido a su buen desempeño, le otorgaron tareas como arquitecto coordinador. Era responsable de firmar los libros de obra (órdenes de servicio, notas de pedido y partes diarios), en nombre de la demandada. Entonces, refirió que existía subordinación económica y jurídica a los codemandados.

Mensualmente, cobraba la suma de $ 14.000, en mano, y de manera completamente extracontable. Ante la imposibilidad de facturar el total, emitía facturas por $ 6.000 (seis mil pesos), en instrumentos correlativos. A ello se sumaban los gastos de movilidad, traslado, y almuerzos. A su vez, y dado que las tareas se realizaban en la calle, solía utilizar taxis, colectivos, e incluso su propio vehículo.

Entonces, y debido a las mencionadas condiciones extracontables, Fecha de firma: 31/07/2017comenzó a efectuar reclamos a los fines de que regularizaran su situación. A Alta en sistema: 11/08/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.S.S., SECRETARIA #26898948#184456740#20170731134044425 Poder Judicial de la Nación causa de los mismos, sostuvo que se inició una campaña de persecución en su contra, implementándose un ejercicio celoso y abusivo de las facultades de contralor, llegando a plasmarse un “asfixiante hostigamiento”, y operándose recortes en su remuneración. A partir de febrero de 2014, dejó de percibir pagos.

Así, el día 13 de junio de 2014, fue despedido sin causa por la codemandada MENHIRES CONSTRUCCIONES CIVILES S.R.L.. Se le indicó

que se le abonaría indemnización, pero lo propio no sucedió nunca.

Entonces, analizó los diferentes rubros reclamados, por una indemnización que ascendió a $ 514.518,17. En virtud del fraude laboral cometido, demandó a MENHIRES CONSTRUCCIONES CIVILES S.R.L., y a R.D.V. quien, mentó, le daba órdenes de manera directa y le abonaba su remuneración.

Luego, a fs. 155/159, obra el responde conjunto de los codemandados, R.D.V., por derecho propio, y en su calidad de socio gerente de la codemandada MENHIRES CONTRUCCIONES CIVILES S.R.L., y esta última.

En primer término, adujeron temeridad y malicia de parte del actor, por cuanto mencionaron que el mismo no estaba recibido, ni poseía matrícula habilitante “para realizar los trabajos propios de un arquitecto”. Por tanto, hicieron reserva de realizar la correspondiente denuncia penal.

A renglón seguido, contestaron la demanda, negando la existencia de la relación laboral, y aclarando que el actor facturaba en distintas oportunidades del mes diferentes rubros, ítems y montos, cobrando “por trabajos realizados en su calidad de independiente a la empresa”, y realizando “servicios esporádicos”. Negaron también que el accionante cumpliera un horario.

A., a su vez, que es imposible que el actor hubiera laborado tantas horas, puesto que estaban pasando por una etapa de estancamiento financiero y bancarrota. Describieron, al respecto de los pagos realizados, que nunca habían abonado suma alguna que no se encontrara detallada en una factura. Recordaron al respecto, el deber de buena fe que debe asistir a las partes en la consecución del vínculo.

Finalmente, sostuvieron que en caso de la existencia de una S.R.L., los socios no responden con su patrimonio personal.

Entonces, a fs. 281/286, obra la sentencia del juez de anterior grado, quien afirmó que no existía controversia al respecto de la prestación de servicios, por lo que incumbía a los codemandados probar la inexistencia de una relación laboral.

Así, sostuvo que la mención de una figura contractual no laboral (“independiente”) no basta para desvirtuar la presunción emanada del art. 23 LCT. A mayor abundamiento, consideró probado que el actor no organizaba y dirigía su propia actividad, sino que prestaba servicios personales conforme la Fecha de firma: 31/07/2017organización y dirección impuestos por la accionada. Consideró, así, que las Alta en sistema: 11/08/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.S.S., SECRETARIA #26898948#184456740#20170731134044425 Poder Judicial de la Nación tareas del mismo se encontraban circunscriptas en una organización de bienes materiales, inmateriales y personales que le eran ajenos, vinculándose jerárquicamente con el codemandado V..

Por estos motivos, entendió que el actor debía resultar acreedor de las indemnizaciones por despido. A su vez, dispuso el pago de las multas emergentes de los artículos 45, ley 25.345; 8 y 15 de la ley 24.013. Sin embargo, no hizo lugar a los reclamos de “gastos de movilidad y traslado”, “horas extras”, y “diferencias salariales”.

En cuanto a la responsabilidad solidaria del codemandado V., analizó los artículos 54 y 274 de la ley de Sociedades. Sostuvo que se encontraba acreditado en autos, que la sociedad demandada había frustrado derechos de terceros, no registrando la relación laboral con el actor, y evitando ingresar los aportes previsionales de la obra social a los respectivos organismos. Por esos motivos, debía responder solidariamente.

El monto total de condena ascendió a $ 216.130,29, y portó intereses desde su exigibilidad y hasta el efectivo pago, conforme Acta 2601 y 2160 (sic).

Entonces, a fs. 287/293vta., obra la apelación conjunta de los codemandados.

En primer lugar, se quejan por cuanto consideran que no se ha probado la verticalidad necesaria para existir una relación laboral. Enfatizan que únicamente existió una locación de servicio y de obra, en el marco de una relación profesional, no laboral, dado que el actor cobraba por los trabajos realizados, sin existir sueldo alguno imputado a tal efecto. Agregan que no recibía órdenes ni directivas.

En consonancia con lo dicho, mencionan que los montos incluidos en las facturas tienen cifras diferentes, ya que se facturaba por trabajos independientes. El accionante presentaba recibos para otras empresas, lo cual cercena la hipótesis de existencia de una relación laboral.

E., además, que el actor ni siquiera conoce el domicilio de la empresa, y que solo llevaba a cabo trabajos esporádicos. Es más, sostienen que el accionante no es arquitecto, por lo que hacen reserva de la correspondiente acción penal por usurpación de títulos y honores.

Asimismo, vuelven a referir que la empresa se encontraba casi en bancarrota, y que no podía tener en modo alguno semejante caudal de trabajo como para emplear al actor durante diez horas por día. Niegan también que el accionante les haya hecho cualquier tipo de reclamo, y que le hayan abonado en negro.

Entonces, uniendo ambas cuestiones, refieren que el hecho de que el actor no posea título habilitante como arquitecto, hace que caiga cualquier posible argumento sobre la existencia de un contrato de trabajo.

Fecha de firma: 31/07/2017 Alta en sistema: 11/08/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.S.S., SECRETARIA #26898948#184456740#20170731134044425 Poder Judicial de la Nación Al cabo de la precedente síntesis, ya estamos en condiciones de pronunciarnos sobre las constancias de la causa.

Así, y como salvedad metodológica preliminar, debe sostenerse que el sistema en el cual se resuelve la presente causa, implica tener en cuenta ciertas presunciones justificadas, que se derivan claramente del paradigma actual de los derechos humanos fundamentales, en conjunto con los principios que son de aplicación obligatoria en este fuero.

En virtud de todos ellos, del interjuego de los artículos 21 a 23 de la LCT, y sobre todo este último, se deduce que resulta ser obligación de los codemandados, admitida la prestación de servicios, probar que no se verificaba entre ellos una relación de índole laboral.

Sin embargo, no fueron ellos los que se dispusieron a probar tal cosa, como les cabía, sino que fue el actor mismo el que brindó una amplia serie de elementos, apoyando su punto de vista.

Así, adjuntó copias de sus facturas, comprobantes de gatos de nafta y movilidad, copias de anexo de actas de recepciones provisorias, copias de apertura de libro de órdenes de servicio, y también de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA