Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 13 de Junio de 2017, expediente CNT 004821/2010/CA002 - CA001

Fecha de Resolución13 de Junio de 2017
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. Nº CNT 4821/2010/CA2-CA1 SENTENCIA DEFINITIVA. 80284 AUTOS: “CANIZA, FEDERICO JORGE C/ DILEXIS S.A. Y OTRO S/ DESPIDO”

(JUZGADO Nº 62).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 13 días del mes de junio de 2017 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; LA DRA. G.E.M. dijo:

  1. Contra la sentencia definitiva dictada a fs. 1229/1233vta. apelan: a) la parte actora a tenor del memorial obrante a fs. 1236/1239vta., sin réplica de las contrarias; b) la codemandada Dilexis S.A. mediante presentación de fs. 1240/1244, con réplica de la contraria a fs. 1248/1253vta.; y c) la Dra. A.M. a fs. 1234 y vta.

  2. Por razones de método, comenzaré con el tratamiento del recurso interpuesto por la codemandada Dilexis S.A.

    El primero de los agravios no habrá de tener favorable recepción en la medida en que la recurrente no cuestiona concretamente el fundamento sobre el que basó

    el juzgador la procedencia del reclamo de las indemnizaciones derivadas del despido decidido por la accionada, a saber: la configuración del supuesto previsto en el artículo 244 de la L.C.T., resultando sus manifestaciones dogmáticas e imprecisas (art. 116, L.O.), por lo que no cabe más que confirmar en este aspecto el decisorio apelado.

  3. Igual suerte correrá el agravio referido a la aplicación que de la presunción prevista en el artículo 55 de la L.C.T. hizo el sentenciante de la anterior instancia, dado que la apelante no indica de qué constancias de la causa surgiría acreditada la puesta a disposición del experto contable de la documentación respecto de la que éste dijo que no le había sido exhibida, debiendo recordarse además que a los fines previstos en el artículo 116 de la L.O., no resulta suficiente efectuar una mera remisión a presentaciones anteriores, por lo que corresponde confirmar también este segmento del fallo de grado.

  4. La accionada también critica la decisión de grado que otorgara carácter remuneratorio a los beneficios de medicina prepaga, telefonía celular y membresía a un gimnasio.

    Esta S. ya ha tenido oportunidad de expresar su criterio respecto del carácter remuneratorio de la medicina prepaga asumida por el empleador y del alcance e interpretación de los arts. 103, 103 bis, inc. d) y 105 de la L.C.T. (t.o.) y 1º del dec.

    137/97, al dictar la sentencia definitiva nº 73.713 del 19 de diciembre de 2011, en los autos “A., C.A. c/E. delP.S.A. y otros s/ despido”.

    Fecha de firma: 13/06/2017 Alta en sistema: 27/06/2017 1 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20798668#181289615#20170613104944370 Allí se expresó: “el art. 103 bis, inc. d) de la L.C.T. (t.o.), cuyo texto reza en lo pertinente:

    Son beneficios sociales las siguientes prestaciones:

    d) Los reintegros de gastos de medicamentos y gastos médicos y odontológicos del trabajador y su familia que asumiera el empleador, previa presentación de comprobantes emitidos por farmacia, médico u odontólogo, debidamente documentados;

    .

    Como destaca el Dr. A.G. la situación planteada en este caso -pago habitual por el empleador del plan de cobertura médica brindado al actor por una entidad de medicina prepaga durante toda la relación laboral- no encuadra en la situación descripta por la norma precitada, que se refiere inequívocamente al reintegro de gastos de medicamentos, médicos y odontológicos, previa presentación de comprobantes emitidos por farmacia, médico u odontólogo, debidamente documentados.

    Tampoco favorece la postura de la apelante la invocación del dec.

    137/97, cuyo art. 1° dispone:

    “A los efectos del inciso d) del art. 103 bis de la Ley N° 20.744 (t.o.

    1976) y sus modificatorias, los gastos efectuados para el pago de servicios médicos de asistencia y prevención al trabajador o su familia a cargo se considerarán como “gastos médicos”, y su reintegro por parte del empleador tendrá el carácter de beneficio social no remuneratorio…”.

    En efecto, la norma legal que pretende reglamentar el decreto de marras se refiere al reintegro de gastos específicos ocurridos en el marco de contingencias especiales, y no a la cobertura a través de un plan médico general que implica el pago de cuotas habituales durante toda la relación laboral.

    Desde esta perspectiva, y sin perjuicio de reiterar la invocación tardía de esta defensa, la interpretación propuesta por la recurrente implicaría una vulneración de la letra y el espíritu del art. 103 bis, inc. d) de la L.C.T., con el consiguiente quebrantamiento del principio constitucional de la subordinación del reglamento a la ley (conf. art. 99, inc. 2°), lo que debe ser declarado de oficio en el presente caso (conf.

    C.S.J.N., B. 1160. XXXVI, 19/08/2004, “Banco Comercial de Finanzas S.A. (en liquidación Banco Central de la República Argentina) s/quiebra”,

  5. 281. XLV., 31/08/2010, “V., J.R. y M., E.E.”).

    En el particular contexto delineado precedentemente, incumbía a la recurrente alegar y probar que la suma abonada habitualmente a OSDE en...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba