Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 26 de Abril de 2022, expediente L 124454

PresidenteTorres-Soria-Kogan-Genoud
Fecha de Resolución26 de Abril de 2022
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

La Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires, de conformidad con lo establecido en el art. 4 del Acuerdo n° 3971, procede al dictado de la sentencia definitiva en la causa L. 124.454, "C., J.A. contra O., L.E.. Despido", con arreglo al siguiente orden de votación (Ac. 2078): doctores T., S., K., G..

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal de Trabajo del Departamento Judicial de Trenque Lauquen hizo lugar parcialmente a la demanda promovida, imponiendo las costas del modo que especificó (v. fs. 351/367).

Se dedujo, por la parte actora, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (v. fs. 380/385 vta.).

Dictada la providencia de autos y encontrándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear y votar la siguiente

C U E S T I Ó N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I Ó N

A la cuestión planteada, el señor J.d.T. dijo:

  1. El tribunal de origen, en lo que resulta de interés, desestimó la acción articulada por J.A.C. contra L.E.O., en cuanto pretendía el cobro de las indemnizaciones por antigüedad y sustitutiva del preaviso, diferencias salariales adeudadas y los incrementos contemplados en los arts. 1 y 2 de la ley 25.323 (v. fs. 351/367).

    Para así decidir, analizó el intercambio telegráfico cursado entre las partes, así como la documental adjuntada y las declaraciones testimoniales recibidas en la audiencia de vista de la causa, y juzgó legítima la extinción del vínculo laboral dispuesta por la empleadora, fundada en abandono de trabajo (v. fs. 359 vta./364 vta.).

    En este orden, precisó que según las misivas remitidas por el dependiente con anterioridad a la fecha en que se efectivizó el distracto (26-XII-2016), este se encontraba realizando retención de tareas por diversos incumplimientos endilgados a su empleador, quien los había desconocido (v. fs. 360).

    En tales condiciones, entendió que en el específico supuesto de autos correspondía determinar si el actor había tenido motivos suficientes para retener tareas y, a partir de dicha circunstancia, juzgar procedente -o no- el abandono de trabajo como justa causa del despido directo decidido por la patronal (v. fs. 360 in fine y vta.).

    Ingresando al análisis puntual de las causales esgrimidas por el accionante en su misiva de fs. 6 -y replicadas en su escrito inicial- el a quo las agrupó en tres categorías: 1ª) diferencias salariales adeudadas (adicional por funciones permanente en el manejo de fondos, incidencia en el presentismo respecto de dicho adicional y diferencia de SAC); 2ª) horas extras cumplidas y no abonadas; y 3ª) falta de incorporación al recibo de haberes de las comisiones pactadas y falta de integración de aportes y contribuciones sobre las mismas (v. fs. 360 vta.).

    Respecto de la primera causal invocada, señaló el juzgador que, si bien el señor C. realizaba tareas administrativas en la inmobiliaria propiedad del demandado, no había quedado probado que hubiera realizado pagos y cobranzas en el establecimiento en forma exclusiva, sino ocasional, por lo que de conformidad a lo prescripto por arts. 7 y 30 del Convenio Colectivo de Trabajo 130/75, entendió que no podían prosperar las diferencias salariales reclamadas (v. fs. 360 vta. y 361).

    Con relación a las horas extraordinarias, juzgó el sentenciante que tampoco había quedado demostrado su cumplimiento por parte del accionante (v. fs. 361 vta. y 362).

    Por último, sostuvo el tribunal que no se logró comprobar en autos la falta de incorporación en los recibos de haberes de las comisiones pactadas y la integración de los aportes y contribuciones sobre las mismas (v. fs. 362 vta. y 363).

    Con todo, ante la inexistencia de los incumplimientos denunciados, concluyó el tribunal de origen que no resultó procedente la retención de tareas efectuada por el actor (v. fs. 363).

    Posteriormente, analizó la procedencia del abandono de trabajo invocado por el demandado en su carta documento de fs. 12 y 99 como causa justificante del despido.

    En este sentido, precisó que -en la especie- se configuró la exigencia de tipo formal vinculada a la intimación previa al obrero para presentarse a trabajar. También estimó verificado el elemento objetivo, que radica en la no concurrencia al trabajo y, finalmente, el subjetivo, representado por la voluntad del trabajador de no reintegrarse al empleo (v. fs. 363 vta.).

    Explicó que, de conformidad con las conclusiones volcadas en la tercera cuestión del veredicto, quedó probado que el señor C. realizó gestiones tendientes a la apertura de una inmobiliaria en la calle San Martín de la ciudad de Trenque Lauquen en el mes de diciembre de 2016 -esto es, cuando era requerido para que se reintegre a su trabajo-, la que inauguró posteriormente y de la cual resulta ser martillero responsable desde el 2 de enero de 2017; coligiéndose de ello que no existía ánimo en el trabajador para retomar tareas bajo la dependencia del señor O. (v. fs. 363 vta. y 364).

    De acuerdo a esas definiciones, encontró configurado el abandono de trabajo como causal extintiva, consideró que el distracto no devenía indemnizable y, por ende, rechazó la demanda tendiente al cobro de las indemnizaciones por antigüedad y sustitutiva del preaviso, diferencias salariales adeudadas y las penalidades contempladas en los arts. 1 y 2 de la ley 25.323 (v. fs. 364 vta. y 365).

  2. La parte actora interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley, en el que denuncia la violación de los arts. 14 y 14 bis de la Constitución nacional; 7 incs. "a" y "c" y 30 del Convenio Colectivo de Trabajo 130/75 y 44 inc. "e" de la ley 11.653 y de la doctrina legal que cita.

    Alega que el tribunal de grado ponderó absurda y arbitrariamente la prueba testimonial y documental agregada a la causa, arribando a conclusiones despojadas de todo fundamento.

    Manifiesta que los testigos que declararon en la audiencia de vista de la causa resultaron contestes en afirmar que resultaba normal y habitual que el señor C. cobrara alquileres de las propiedades que la inmobiliaria administraba, recibiera cobranzas, las entregara a clientes, percibiera comisiones y confeccionara y firmara recibos de pago; tareas todas comprendidas en el art. 30 del Convenio Colectivo de Trabajo 130/75.

    Explica que en las disposiciones de dicho precepto quedan alcanzados tanto los cajeros (conf. art. 7 incs. "a" y "c"), cuanto los repartidores efectivos y toda otra persona que tenga la obligación de cobrar dinero a la clientela.

    Indica que, si bien el tribunal a quo tuvo por acreditado que el actor realizaba tareas de cobranza y de pagos, que expedía recibos, asumiendo la obligación de resguardo y rendición, rechazó el reclamo vinculado a la diferencia salarial por falla de caja, por considerar -equívocamente- que dicho adicional le corresponde únicamente a quien está "exclusivamente afectado" a las tareas de cajero y no a toda otra persona que tenga obligación de cobrar.

    Luego, al encontrarse legitimado para exigir al empleador el pago de dicho rubro (conf. art. 30, CCT 130/75), asevera que existieron argumentos sólidos para sustentar su reclamo -aun cuando finalmente se entienda que no le corresponde-, lo que autorizaba a ejercer su derecho a retener tareas, sin que pueda calificarse su conducta como inapropiada.

    Por otra parte, sostiene que no se configuró en autos la causal invocada por la demandada para decidir la extinción del contrato de trabajo.

    Refiere que de conformidad con la doctrina legal que identifica, el abandono de trabajo, en los términos del art. 244 de la Ley de Contrato de Trabajo, no se configura cuando el trabajador responde a la intimación cursada por el principal exponiendo los motivos de su ausencia que, justificados o no, revelan su intención de no continuar el contrato de trabajo. Tampoco en la hipótesis de que no se hubiera presentado a prestar servicios alegando las razones que expuso como explicación de su falta de concurrencia al trabajo.

    Sobre estas bases, argumenta que en el específico...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR