El campo, creador de empleos

 
EXTRACTO GRATUITO

El Censo Agropecuario Nacional que se ha realizado este año ha venido a confirmar la utilidad de contar con estadísticas confiables, única manera sobre la cual pueden formularse argumentaciones serias respecto del cuadro económico y social del país.Los años de este siglo en que la Argentina escamoteó a sus habitantes y al mundo datos confiables sobre la marcha de asuntos públicos tan sensibles como los de pobreza, crecimiento y déficit fiscal, entre otros, son absolutamente irrepetibles. Esa política ha dejado abierta la puerta para reclamos judiciales multimillonarios contra el Estado argentino aquí y en el exterior, e inferido una grave marca al país en el plano moral, tanto o más difícil de resolver que aquel.Ahora contamos con un cuadro actualizado del campo argentino y de la proyección múltiple de su desenvolvimiento sobre otros sectores económicos y sociales. En una de las principales conclusiones extraídas del nuevo censo, la Federación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA) ha hecho notar que el conjunto de las cadenas agroalimentarias provee el 22% del empleo nacional. Esa condición de vanguardia del eslabón primario agropecuario como generador de empleo es seguida, según las constancias oficiales, por el comercio.Por cadenas agroalimentarias se entiende un sinfín de disciplinas que incluyen insumos de maquinaria agrícola, emprendimientos forestales, carnes y lácteos, cereales y oleaginosas, biocombustibles, economías regionales, producción, industrialización, transporte y logística. Tanto los cultivos como los animales constituyen apenas una parte, acaso la más visible, del mundo complejo y tan vasto propio de los escenarios rurales.La importancia del campo en el conjunto de la economía nacional es de sobra conocida. No siempre ese carácter es reconocido por los gobiernos y menos aún por los sectores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA