Campagnoli y el 'delito' de investigar la corrupción

 
EXTRACTO GRATUITO

No caben dudas de que el fiscal tiene que haber cometido una gravísima irregularidad para que la procuradora general de la Nación, , jefa de los fiscales, haya pedido su juicio político, su suspensión y su remoción debido a su intensa labor de investigación sobre el empresario kirchnerista por presunto lavado de dinero y otras causas en las que se investiga al poder político. Anteayer se inició de manera inusitadamente veloz el proceso, con http://www.lanacion.com.ar/1647464-la-suspension-de-campagnoli-es-un-mensaje-negro-a-los-fiscalespor posible "mal desempeño" y "abuso de poder" porque Gils Carbó consideró que el fiscal forzó su competencia para investigar lo que no le correspondía.El pedido de la procuradora y la suspensión decidida por cuatro votos contra tres en el jury -que dispone de un plazo máximo de 180 días para decidir si destituye al fiscal- no tienen precedente y constituyen una amenaza mafiosa a todo el Poder Judicial y un gigantesco retroceso en la lucha contra la corrupción.La irregularidad en que incurrió Campagnoli ha sido, precisamente, investigar a alguien muy cercano a la familia Kirchner y considerado en Santa Cruz uno de los presuntos testaferros del ex presidente. Más precisamente, su pecado habría consistido en investigar las transferencias de dinero presuntamente perteneciente a Báez y que algunos consideran que también podría pertenecer al kirchnerismo. Demasiado para el gusto de su cuestionada jefa Gils Carbó, quien desde el momento de su asunción ha degradado constante y ostensiblemente el Ministerio Público, tratando de coartar la independencia de los fiscales para proteger a funcionarios que están bajo la lupa de la Justicia. Como expresamos en esta columna hace ocho meses, ha convertido a la Procuración General en otro apéndice del Poder Ejecutivo, enteramente funcional al concepto presidencial de una Justicia sometida al oficialismo.Gils Carbó ha nombrado fiscales ad hoc y ha comisionado a altos funcionarios de la Procuración para proteger a figuras cercanas a la Presidenta, como el propio Báez y el jefe del Ejército, general de división César Milani, comprometido en causas por violación de los derechos humanos. Debido al ensañamiento de Gils Carbó con Campagnoli, integrantes de la Coalición Cívica la denunciaron ante la Justicia por "encubrimiento agravado y abuso de autoridad".Esteban Righi, antecesor de Gils Carbó, tuvo que renunciar porque la Presidenta, en lugar de respaldarlo tras una denuncia mentirosa de Amado...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA