Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 29 de Octubre de 2021, expediente CNT 003768/2016/CA001 - CA002

Fecha de Resolución29 de Octubre de 2021
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V

Expte. Nº 3768/2016/CA1

SENTENCIA DEFINITIVA. 85699

AUTOS: “C.M.L. c/ CREMONTE CARLOS ALFREDO y otro s/OTROS RECLAMOS” (JUZGADO Nº 32).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Capital Federal de la República Argentina, a los 29 días del mes de octubre de 2021 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y LA DOCTORA BEATRIZ E.

FERDMAN dijo:

  1. Contra la sentencia dictada telemáticamente en la anterior instancia el día 24/02/2021 y su aclaratoria del 04/03/2021 –cuyas copias obran glosadas a fs. 479/486 y fs. 487-, en la que se rechazó el reclamo incoado, se alza la parte actora a tenor del memorial que incorporó digitalmente al sistema informático Lex 100 el día 02/03/2021, mereciendo las réplicas de sus contrarias a través de las presentaciones que digitalizaron los días 08 y 09 de marzo de 2012.

  2. A modo de prefacio, estimo conveniente rememorar que la Sra. Jueza a quo, adopto la decisión que aquí se cuestiona, teniendo en cuenta que estaba a cargo de la demandante acreditar que, el mobbing laboral por el que se accionó

    y lo cierto es que no lo encontró así probado (cfr. arts. 163 pto. 5 y 377 del C.P.C.C.N.).

    Para expedirse en tal sentido, la sentenciante de grado,

    puntualmente valoró los dichos de la testigo B. (propuesta por la accionante) puesto que ha sido la única que –entre todos los testigos que también fueron evaluados en el fallo- hizo alusión a cierta actitud de maltrato hacia la trabajadora, aunque –a su entender- de modo genérico y no hábil como para tener por configurado el mobbing endilgado. Ello así lo indicó ya que –a su juicio- la deponente no supo dar cuenta de los improperios referidos como recibidos por la accionante en el libelo de inicio. Por lo demás, también advirtió que ninguno de los testigos apuntó escuchar o referir que se le hubieran dicho los términos soeces indicados en el escrito inicial, los que para una mejor ilustración decidió transcribir en su fallo (ver lo transcripto a su respecto a fs. 483).

    Como así también, ponderó que, los descuentos salariales que se le habrían hecho por faltantes de dinero –más allá de su acierto o error en torno a ello- no fueron direccionados únicamente hacia la actora, sino que lo fueron entre las tres empleadas –

    Fecha de firma: 29/10/2021

    Firmado por: J.C., SECRETARIA DE CAMARA 1

    Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.D.V., JUEZ DE CAMARA

    incluyendo la actora- que se encargaban de la atención público, por ende –concluyó que-

    no existió una animosidad puntual hacia la pretensora en estas actuaciones. Así pues, en definitiva, determinó que, en el sub lite, no existió una prueba categórica que diera cuenta de que el demandado –o su familia- se dirigieran hacia la trabajadora con un trato vejatorio, emitiéndole los epítetos ofensivos señalados...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR