Cambio climático: el mundo, en deuda

 
EXTRACTO GRATUITO

Después de más de dos semanas de reuniones, finalizó en Madrid la Cumbre del Clima, vigésima quinta conferencia de las Naciones Unidas (COP25), que definitivamente no estuvo a la altura de la emergencia climática. Los 196 países que estuvieron representados solo pudieron lograr un consenso mínimo sin tocar los puntos de fondo por la reticencia a abordarlos de parte de ciertos Estados. Brasil, Australia, Estados Unidos y China fueron los principales acusados de retrasar el progreso de la cumbre.Varios temas, como la regulación de los mercados globales de carbono, quedaron para que sean tratados en la reunión del año próximo en Glasgow, Escocia.La cumbre ha dejado en claro que se necesita un mayor compromiso, con recortes mucho más profundos en las emisiones de gases de efecto invernadero: el mundo está lejos de cumplir la promesa hecha hace cuatro años en París respecto de mantener el calentamiento global a no más de 2°C por encima de los niveles preindustriales, considerado por los científicos el límite de seguridad. Con las tendencias actuales, superaremos los 3°C.Los resultados de una investigación publicada durante la conferencia mostraron que las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado un 4% desde que se firmó el acuerdo de París, en 2015, y que sería necesario reducir el carbono en más del 7% al año en la próxima década para cumplir con las previsiones científicas.Los pequeños Estados insulares, por su parte, enfatizaron repetidamente que la crisis climática ya esta causando una devastación en la actualidad: aumentos del nivel del mar, tormentas más intensas, inundaciones y sequías.Frente a ello, el Parlamento Europeo declaró la emergencia ambiental en su continente, como un llamado de atención a sus poderes políticos para que fortalezcan los proyectos de defensa en esa área.Por su parte, y ante los resultados de la cumbre climática de Madrid, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se declaró decepcionado porque "la comunidad internacional ha perdido una oportunidad importante de mostrar una mayor ambición en mitigación, adaptación y finanzas para afrontar la crisis climática", dijo, y agregó: "No nos daremos por vencidos. No me daré por vencido".Es cierto que hay quienes niegan que el cambio climático guarde relación con las actividades antrópicas, y es lógico en parte, porque los intereses en juego son inmensos. Sin embargo, la mayoría de los científicos independientes coinciden en que el aumento de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA