En Cambiemos optaron por preservar al presidente electo y Michetti lideró el contraataque al Gobierno

 
EXTRACTO GRATUITO

Luego de la desagradable sorpresa, en el gobierno electo decidieron actuar rápido. Enterado Mauricio Macri de las duras imputaciones lanzadas contra él por la presidenta Cristina Kirchner, el presidente electo delegó en el jefe de Gabinete designado, Marcos Peña, la respuesta a la primera mandataria.

"Había que preservar al presidente en esta pelea", afirmaron a LA NACION desde el comando que ejecutó las órdenes de Peña. Fue entonces Gabriela Michetti, la vicepresidenta electa, la elegida para refutar las acusaciones de "maltrato" lanzadas vía Twitter por la Presidenta.

En su respuesta, y también vía redes sociales, la vicepresidenta electa reiteró los argumentos que Macri viene sosteniendo desde que comenzaron los tironeos con el kirchnerismo. El enojo de la Presidenta, reiteraron, no modificará en nada el camino ya trazado. "No hay cambios, la decisión está tomada: Macri jura en el Congreso y recibe los atributos en Casa Rosada. De la Presidenta o de la Corte Suprema", afirmaron cerca del presidente electo.

Lo que era una tarde apacible de domingo para los funcionarios del futuro gobierno antes de ingresar en la cuenta regresiva hacia el jueves se transformó en amargas quejas sobre la continuidad de la novela en la que parece haberse convertido la transición del poder en el país.

"No se puede creer, en ningún momento la Presidenta se quejó del maltrato hasta esos tuits. También hubo otras reuniones entre funcionarios y ninguno transmitió el enojo de la Presidenta", se quejaron distintos funcionarios al caer la tarde. La mención específica tuvo que ver con las dos charlas telefónicas que sostuvieron anteayer el secretario general de la Presidencia, Eduardo de Pedro, y el designado, Fernando de Andreis. La segunda duró 27 minutos y fue "cordial", según afirmaron a LA NACION cerca del funcionario entrante.

Defensa

En las redes sociales, Michetti defendió personalmente a Macri, al describirlo como "una persona muy educada, a quien nunca hemos escuchado subiendo su tono de voz". En el mismo sentido, pero con menos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA