Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 15 de Julio de 2019, expediente CNT 040016/2013/CA001

Fecha de Resolución15 de Julio de 2019
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 114206 EXPEDIENTE NRO.: 40016/2013 AUTOS: CALABRESE PABLO ULISES c/ CORREO OFICIAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA SA s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 15 de julio de 2019 , reunidos los integrantes de la S. II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

M.Á.P. dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar a las pretensiones salariales, indemnizatorias y sancionatorias deducidas en el escrito inicial.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpusieron sendos recursos de apelación la parte actora y la demandada en los términos y con los alcances que explicitan en sus respectivas expresiones de agravios (fs.

567/571 y fs. 573/580). La demandada apela por altos los honorarios asignados al perito contador y a la representación y patrocinio letrado de la parte actora, mientras que esta última recurre los propios por considerarlos reducidos.

Al fundamentar el recurso, la parte actora se queja por el monto que fijó el magistrado de grado en concepto de indemnización por daños y perjuicios prevista en el art. 95 de al LCT y recurre el importe que ordenó deducir del total de la liquidación practicada en la sentencia. Finalmente apela el rechazo de la indemnización del art. 80 de la LCT y sostiene que el “a quo” omitió expedirse respecto al reclamo por la entrega del certificado de trabajo.

La demandada se queja porque el Sr. juez de grado concluyó

que el vínculo laboral anudado entre las partes se extinguió por decisión incausada ante tempus de la finalización del plazo fijado y, en consecuencia, admitió las indemnizaciones y la reparación de los daños y perjuicios reclamados en la demanda. Se agravia porque se le asignó naturaleza salarial a los importes que abonó al accionante como no remunerativos en virtud de lo establecido por Actas Acuerdo celebradas en el marco del CCT aplicable.

Cuestiona la condena al pago de las indemnizaciones de los arts. 233 y 245 de al LCT y del incremento indemnizatorio del art. 2 de la ley 25.323. A su vez, solicita la aplicación de lo normado por la ley 24.432.

Fecha de firma: 15/07/2019 A. en sistema: 17/07/2019 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.E.P., SECRETARIA INTERINA Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA #20083569#238739033#20190716114849161 Sólo con el fin de adecuar el tratamiento de las cuestiones planteadas a un método expositivo que posibilite un lógico desarrollo argumental, estimo conveniente analizar los agravios en el orden y del modo que se detalla a continuación.

No es un hecho controvertido en la causa, que las partes se vincularon a través de sendos contratos de trabajo a plazo fijo y que, en el último de ellos, suscripto el 1/11/2011, se pactó que su finalización tendría lugar el 30/10/2012 (ver fs. 141 y lo informado por el perito contador a fs. 344vta, pto. 5).

A su vez, es un hecho indiscutido que la demandada, por medio de la pieza postal de fecha 21/12/2011, preavisó al trabajador, en los términos del art. 94 de la LCT, la extinción del contrato de trabajo a partir del 21/01/2012 (ver fs. 143, fs. 293 e informe de fs. 302).

En ese marco y habida cuenta de que tampoco hay discusión en punto a la aplicación de las disposiciones de la Ley de Contrato de Trabajo, es evidente que el vínculo laboral anudado entre las partes finalizó por despido incausado dispuesto por la empleadora con anterioridad al vencimiento del plazo estipulado en el acuerdo individual respectivo.

A partir de lo expuesto, en mi opinión, los argumentos que expone la accionada referidos a las cuestiones que la llevaron a prescindir de los servicios del accionante (cambio en la persona del Director y P.d.D. quien convocó “a sus hombres de confianza para cubrir los puestos jerárquicos” –ver fs.

574/576-), resultan irrelevantes pues, en virtud de la modalidad contractual bajo la cual se desarrolló la relación de laboral, al tratarse de un ruptura injustificada (no se invocó justa causa de despido –conf. art. 242 de la LCT-) dispuesta con anterioridad al vencimiento del plazo correspondiente, la cuestión queda enmarcada claramente dentro de lo dispuesto en el primer párrafo del art. 95 de la LCT que habilita al trabajador dos reclamaciones: la indemnización del art. 245 de la LCT y la reparación del daño emergente y lucro cesante con fundamento en el derecho común.

No es ocioso recordar, en este punto, que el contrato de trabajo a plazo fijo es una modalidad de excepción al principio de indeterminación del plazo (art. 90 LCT), y, justamente, en virtud de la característica, tratándose de un contrato que tiene una duración convenida de antemano por las partes de modo expreso, se ha entendido que dicha contratación obliga a las partes a su completo cumplimiento ya que la certidumbre acerca de su duración genera una expectativa común de que el vínculo perdurará hasta ese entonces. Desde luego que el plazo de finalización fijado por las partes no obsta la validez de la renuncia del trabajador o el despido injustificado dispuesto por el empleador sino que, como tiene dicho la doctrina, modifica los efectos de la extinción en un sentido más gravoso, por cuando la expectativa creada por el vínculo alcanza un grado de concreción mayor y distinto al que provee la indeterminación del plazo (conf. Ley de Contrato de Trabajo, Comentada y Concordada, V.V., A. (dir.), Santa Fe:

Fecha de firma: 15/07/2019 ed. R.C., pág. 88).

  1. en sistema: 17/07/2019 Firmado por: M.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.E.P., SECRETARIA INTERINA Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA #20083569#238739033#20190716114849161 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II Por ello, los motivos que expone la quejosa si bien podrían haber justificado la no renovación del contrato (en el caso de que los suscriptos no superasen el plazo máximo de 5 años –art. 93 LCT-), pero en modo alguno autorizaba a disolverlo sin causa antes del vencimiento del plazo sin que tal proceder acarreara las consecuencias indemnizatorias previstas en el art. 95, primer párrafo, de la LCT pues, de otro modo, se produciría el desplazamiento, sin justificación alguna, de uno de los requisitos necesarios para la configuración de la modalidad y que, precisamente, tuvieron en vista las partes tuvieron al celebrar el contrato, esto es, el plazo de su finalización.

Cabe recordar que, en este sentido, es claro el texto del art.

95 de la LCT al establecer que “el despido injustificado dispuesto antes del vencimiento del plazo (como ocurre en el caso), dará derecho al trabajador, además de las indemnizaciones que correspondan por extinción del contrato en tales condiciones, a la de daños y perjuicios provenientes del derecho común”.

A partir de las consideraciones expuestas, como consecuencia del despido incausado decidido por la empleadora antes del vencimiento del plazo estipulado en el contrato, el actor resulta acreedor a la indemnización por antigüedad correspondiente (art. 245 de la LCT) y la reparación por daño emergente y lucro cesante con fundamento en el derecho común cuyo quantum deberá ser fijado por el juez o tribunal “en función directa de los que justifique haber sufrido quien los alegue” o los que, a falta de demostración, fijen prudencialmente “por la sola ruptura anticipada del contrato”.

Desde esta perspectiva, cabe desestimar la crítica de la demandada en cuanto sostiene la improcedencia de la condena al pago de la indemnización del art. 245 de la LCT y a una suma de dinero en concepto de daños y perjuicios que fue estimada por el “a quo” en el equivalente a la mitad de las remuneraciones que le hubiera correspondido percibir hasta el vencimiento del contrato a plazo fijo (ve fs. 562, consid.

II.b), sin perjuicio de lo que se resuelva al analizar la crítica del accionante referida a su cuantificación.

Asimismo, corresponde mantener el progreso de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR