Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala L, 20 de Abril de 2022, expediente CIV 053644/2009/CA001

Fecha de Resolución20 de Abril de 2022
EmisorCamara Civil - Sala L

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L

C, V P y G.E.R. y otros c/ Hospital Privado Nuestra Señora de la Merced S.A. y otros s/ daños y perjuicios – Resp. Prof. Médicos y aux.

E.. Nro. 53.644/09 – Juzgado Nº 54

En Buenos Aires, a 20 de abril de dos mil veintidós, encontrándose reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Sala “L” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil a fin de pronunciarse en el expediente caratulado “C, V P y G.E.R. y otros c/

Hospital Privado Nuestra Señora de la Merced S.A. y otros s/

daños y perjuicios – Resp. Prof. Médicos y aux.” de acuerdo al orden del sorteo el Dr. L. dijo:

I.-

Contra la sentencia dictada el día 21/11/19 (fs.

1359/1369) apeló la parte actora por los agravios vertidos el día 27/11/21 (fs. 1476/1487), cuyo traslado evacuaron las accionadas en fecha 7/12/21 (OSPECON), 10/12/21 (R E B), 14/12/21

(Administradora sanatorial Metropolitana S.A.) y 15/12/21 (Noble Compañía de Seguros S.A.).

La sentencia rechazó la acción entablada por V P C y G E

R, quienes demandaron por los daños sufridos a raíz de la mala praxis profesional médica que atribuyen a las accionadas, y que provocara la muerte de su hija.

Según la demanda, durante el mes de julio de 2007 la Sra.

C quedó embarazada y comenzó a ser atendida por el Dr. N M en la Clínica “Construir Salud”, atento la afiliación de la actora a dicho plan de salud.

Conforme las indicaciones que recibió en “Construir Salud”, se estimaba como fecha posible del parto el día 25/04/08; el Fecha de firma: 20/04/2022

Alta en sistema: 21/04/2022

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.J.P., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.I., JUEZA DE CAMARA

cual se realizaría en la Clínica Franchin de esta Ciudad, en virtud de que la clínica en la que solía atenderse no poseía la complejidad necesaria.

La noche en que la Sra. C comenzó con contracciones requirió asistencia a “Construir Salud”, por lo cual se le envió una ambulancia con servicio médico. La doctora que acudió en la ambulancia indicó que debía trasladarse a un centro médico; pero,

dado que no había camas disponibles en la Clínica Franchin,

derivaron a la actora al Hospital Privado Nuestra Sra. de la Merced.

Arribaron al nosocomio aproximadamente a las 23:00 hs.

Allí fue atendida por el Dr. B quien la envió nuevamente a su casa, aduciendo que la actora aún se encontraba en trabajo de “preparto”. Le aplicó una inyección para los dolores. Sin embargo,

ante la insistencia de la Sra. C, ordenó la realización de una ecografía,

pero le manifestó que debía solicitar turno. En el certificado que ordenaba dicha práctica no se colocó el rótulo de “Urgente”; y tratándose de fin de semana recién podrían pedir turno 48 horas después.

El Dr. B les indicó que volvieran recién el día 28/04/08

con los resultados de la ecografía para establecer la evolución del embarazo y la situación del bebé. Según el médico, el parto sucedería el 5/05/08.

Los actores –continúa el relato- bajaron por el ascensor y frente a los muy fuertes dolores que sufría la Sra. C en la zona pelviana con deseos de ir al baño, concurrieron a uno ubicado en el primer piso. Allí la actora pudo observar que eliminó un importante coágulo. G salió corriendo en busca de ayuda y, pese a que lo ignoraron las enfermeras del lugar, consiguió que un enfermero o camillero les brindara ayuda. Frente al estado de la actora se efectuaron gestiones para la internación de la Sra. C. Le relataron al Fecha de firma: 20/04/2022

Alta en sistema: 21/04/2022

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.J.P., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.I., JUEZA DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L

Dr. B lo sucedido y éste insistía con enviarla a su casa. Ante la insistencia de la Sra. C, accedió a internarla.

El médico indicó que tenía poca dilatación, por lo cual le aplicó una inyección (los actores no saben de qué). La actora quedó

monitoreada por una profesional (R). Aproximadamente a las 6.00

horas, atento que había cesado la progresión de la dilatación, le informaron que realizarían una cesárea.

Realizaron un segundo monitoreo en el que ya no se registraban los latidos del bebé. Aun así, la cesárea se encontraba demorada por un atraso del anestesista. Finalmente, una hora después,

se presentó en la habitación una enfermera para preparar a la Sra. C

para la cirugía.

Finalmente, a las 8.00 hs. la bebé nació muerta.

El juez concluyó que la causa del deceso de la bebé de los actores es imputable a una patología prenatal. Consideró

acreditado que la infección por corioamnionitis y funisitis eran preexistentes y que ya habían alcanzado al feto, infectando sus órganos antes de que hubiera comenzado el trabajo de parto.

En consecuencia, entendió que la atención médica brindada a la actora “incluso no habiéndose doblegado “los tiempos”,

resultaron acorde a la lex artis. Y rechazó la demanda.

Los actores se agraviaron al respecto. Solicitaron se revoque la sentencia y se admita la demanda, con costas a las accionadas.

II.-

En primer lugar, dada una pretensión resarcitoria en cuestión tan delicada, me parece importante profundizar la investigación de que si lo que sucedió fue consecuencia de una indebida atención médica o institucional. Puede haber presunciones, y Fecha de firma: 20/04/2022

Alta en sistema: 21/04/2022

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.J.P., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.I., JUEZA DE CAMARA

explicaciones y prueba en contrario. Explicaciones que en el caso son insuficientes.

Claro es que no estoy blandiendo aquel art. 1625 del Código Civil vetado en 1991, entre otros problemas justamente por ese artículo. Estoy invocando el principio de normalidad: lo que “acostumbra suceder, según el curso normal y ordinario de las cosas”

(art. 901 del Código Civil ley 340; art. 1727 del CCyC, ley 26.994).

Porque cuando hay una anormalidad, es carga del imputado (y no del actor, paciente o familiar en un estado de absoluta inferioridad) demostrar que la anomalía sucedió a pesar del buen trabajo realizado (la no culpa, el adecuado cumplimiento del deber prestacional médico).

Muy por el contrario, hallo prueba bastante para condenar la negligente e imperita actuación médica. De un médico que se permitió en el alegato (fs. 1340 vta.) afirmar que la parte actora pretende configurar un verdadero abuso del derecho. “Es obvio –

continuó- que se está ante una actividad tendiente a logar una injustificada ventaja y ello revela, no sólo el abuso del derecho señalado supra, sino además, una obvia inconducta que no sólo puede SINO QUE DEBE, IMPERIOSAMENTE (en mayúscula en el original), ser materia de sanción”. Y siguió pidiendo sanciones por temeridad, malicia, etc., y otras groserías más hacia unos padres primerizos que perdieron injustamente una hija en el proceso de alumbramiento.

La lectura de ese escrito me trajo a la memoria “Á. c. Instituto Dupuytren”. En ese ese expediente, ante cosas parecidas del mismo abogado Moroni, señalé que “[T]ampoco paso por alto la insultante y descomedida respuesta de fs. … a la expresión de agravios de la indudablemente dañada actora, exigiendo sanciones por temeridad. A pesar de todo lo que ocurrió, la ética tampoco es su fuerte.”

Fecha de firma: 20/04/2022

Alta en sistema: 21/04/2022

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.J.P., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.I., JUEZA DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA L

Tampoco –digo ahora- la del médico obstetra que firmara este alegato.

Y hay prueba más que suficiente para condenar el funcionamiento del sistema de obra social. ¿Cómo no se va a condenar a la obra social si, entre otras cosas, se sirve de un sanatorio que no tiene un anestesista de guardia activa para colaborar en una cesárea urgente, anestesiólogo que esa mañana temprano estaría durmiendo tranquilamente en su casa, porque así estaba organizado el “sistema”? Sistema que provocó casi dos horas de demora entre que el obstetra (recién, por falta de adecuado control) se dio cuenta que había un problema serio y la cesárea. En un punto pericial se informó

que una cesárea se puede hacer en menos de 15 minutos cuando el médico es idóneo.

En segundo lugar, tampoco me explico –a esta altura de los tiempos- que la única vía para responsabilizar a una institución médica (sanatorio, obra social, entidad de medicina prepaga o el Estado asistencial) sea a través de una obligación tácita de seguridad por la deficiente actuación de los “ejecutores materiales” (comparar con la cita genérica de la sentencia a fs. 1365). Esto, siendo que el deudor primario de la correcta prestación es la institución (en la especie, la obra social) y no el efector. Bien puede haber correctas prestaciones de los médicos o “ejecutores materiales”, pero insertas en un deficiente sistema al cual puede atribuirse la causa del daño.

Desde ya que cuando la responsabilidad es de un profesional o auxiliar, el sistema o institución para la cual trabaja va a ser responsable. Pero, como he dicho cantidad de veces, ya no me convence aquella búsqueda de ligazón a través de la obligación tácita de seguridad y el art. 504 del Código Civil ley 340.

Fecha de firma: 20/04/2022

Alta en sistema: 21/04/2022

Firmado por: V.F.L., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.P.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: M.J.P., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: G.I., JUEZA DE CAMARA

Afortunadamente, las cosas han quedado bien claras con el art. 732

del Código Civil y Comercial. No hace falta siquiera citar –como hacía antes- a B., V., J.M., traídos por K. de C. en su “Daños causados por los dependientes”. Todo esto bien lo saben, al menos, algunas de las representaciones...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR