Cae la inversión en exploración minera en el país

 
EXTRACTO GRATUITO

El abandono de la brasileña Vale de su proyecto Potasio Río Colorado, en Mendoza; el despido de 1500 empleados por parte de Barrick en la construcción de Pascua Lama, en San Juan, y la reducción de los volúmenes exportables que se habían estimado para los próximos tres años hacen cada vez más endeble el discurso oficial que habla de un récord de inversiones en el sector minero para 2014.Ocurre que, mientras el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, afirmó que el año próximo se invertirán en el sector $ 25.000 millones, la realidad muestra que se estará muy por debajo de esa cifra, puesto que son varias las empresas que han decidido postergar sus planes, debido a una combinación nociva de malas condiciones locales para su negocio y de una caída en el precio internacional de los minerales.Esta situación ha hecho que, por ejemplo, la consultora abeceb.com reviera sus proyecciones acerca de la capacidad exportadora del sector con la mira puesta en un horizonte de tres años: en 2011 se calculaba que en 2016 las exportaciones mineras alcanzarían los US$ 16.654 millones; mientras que en la actualidad se considera que para esa fecha la cifra será de solo US$ 6667 millones.Es verdad que el contexto internacional ya no es color de rosa para el sector, con un precio del oro que pasó de un pico de US$ 1900 la onza, a su actual cotización de US$ 1211, pero también es cierto que en países como Perú y Chile la rentabilidad es mayor para las compañías mineras que en la Argentina, entre otras cosas, porque tienen reglas de juego más claras.Mariano Lamothe, economista de abeceb.com, explica que la caída de los precios internacionales hace que los presupuestos externos de las mineras se achiquen y éstas tengan menos margen de maniobra. "En este escenario, se tornan más exigentes a la hora de decidir dónde volcar su capital, por eso se van a países con mayor competitividad, donde pueden girar dividendos, no tienen brecha cambiaria y sufren menor presión tributaria", analiza el economista.Así, mientras en el mundo la inversión minera cayó 30% en 2013 respecto de 2012, al pasar de US$ 20.000 millones a US$ 14.000 millones, en la Argentina se derrumbó 60 por ciento. Según comenta Julio Ríos Gómez, presidente del Grupo de Empresas Mineras de Exploración de la Argentina (Gemera), la exploración minera en el país bordeará una inversión anual de US$ 50 millones, muy lejos de los US$ 350 millones anuales que se habían estimado en 2010.Para apreciar más el contraste con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA