Cabrera expresó el fuerte enojo de Macri con los industriales

 
EXTRACTO GRATUITO

El gobierno de terminó ayer de exhibir su malestar hacia los empresarios industriales que se quejaron del rumbo económico y que no invierten. El ministro de Producción, , les respondió con severidad: "Que se dejen de llorar y que se pongan a invertir y a competir".

El martes último, en su primera reunión de junta directiva, la Unión Industrial Argentina (UIA) se quejó por el crecimiento de las importaciones, la fuerte caída del consumo, los costos de la energía, los impositivos, los precios con dumping, y la tasa de interés, entre otros indicadores.

Cabrera dijo ayer en diálogo con Radio Mitre que "no castigará a todo el pueblo para enriquecer a empresas grandes". Reclamó que los empresarios "generen una agenda seria, se dejen de llorar, se pongan a invertir y a competir".

Entre los industriales, la Casa Rosada tiene en la mira a gran parte de los empresarios textiles y algunos grandes de la alimentación, a los que acusan de "quejarse, reclamar privilegios y no invertir". Pero también existen recelos hacia el comercio y los supermercados por los precios.

El propio Macri se queja en la intimidad del "círculo rojo", que alienta un clima de pesimismo. Engloba a los empresarios, dirigentes políticos, sindicalistas y a la prensa.

En Producción señalaron que los costos de producción bajaron: se redujeron el impuesto a las ganancias, contribuciones patronales, ingresos brutos, aranceles de importación de bienes de capital, trámites burocráticos para exportar e importar, las retenciones, se sancionó la ley pymes y se elevaron los reintegros a las exportaciones.

"Es cierto que suben las tarifas de la energía, pero íbamos a un país normal, donde la energía hay que pagarla. Siguen siendo elevados los costos del financiamiento y por eso queremos la ley de financiamiento productivo, y tenemos que seguir bajando los costos de la logística", dijo Cabrera a LA NACION. "Tenemos que trabajar en esa agenda, para eso es necesario que se dejen de llorar y se pongan a invertir", agregó el ministro.

Otras fuentes de la Casa Rosada confiaron a LA NACION las ventajas de ser, como dice la oposición, un gobierno de CEO. "Los empresarios están acostumbrados a tratar con funcionarios políticos que no entienden los procesos de producción. Pero nosotros sí los entendemos: venimos de manejar empresas. No nos pueden mentir", dijo a LA NACION otro ministro de extrema confianza de Macri.

"El problema es el 70% de los cien industriales más grandes del país que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA