Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala E, 10 de Julio de 2018, expediente CIV 062167/2008/CA001

Fecha de Resolución10 de Julio de 2018
EmisorCamara Civil - Sala E

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA E Expte. 62.167/2008 “C.Y.Y. Y OTROS C/ S.C. S.A.T. Y OTRO S/

DAÑOS Y PERJUICIOS”(J.22)

Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 10 días del mes de julio de dos mil dieciocho, reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “E”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados : “C.Y.Y.

Y OTROS C/ S.C. S.A.T. Y OTRO S/ DAÑOS Y PERJUICIOS”

respecto de la sentencia apelada corriente a fs.416/429, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

La sentencia apelada, ¿es arreglada a derecho?

Practicado el sorteo, resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara Dres. DUPUIS.

RACIMO. GALMARINI.

A la cuestión planteada el Dr. Dupuis dijo:

I.Y.Y. C.y F.G. C. demandaron a “S.C. Sociedad Anónima de Transporte” por los daños y perjuicios que les ocasionó el accidente de tránsito habido el 19 de enero de 2007, en ocasión de que al intentar el cruce de la Avda. G. en su intersección con Fazzola de la localidad de Haedo, Partido de M., la primera -que iba en compañía de su hermano de 9 años- fue atropellada por un colectivo de la línea 182, que explota la demandada, el que circulaba por F. y al doblar a la derecha para retomar G., actualmente, Avda. J.D.P., se produjo el accidente cuando los actores intentaban el cruce por esta avenida.

Fecha de firma: 10/07/2018 Alta en sistema: 01/08/2018 Firmado por: J.C.G.D., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.L.G., JUEZ DE CAMARA #13927171#210971194#20180711080057288 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA E No hay discrepancia entre las partes acerca de que el accidente de autos acaeció mientras los actores intentaban el cruce de la avenida P. y Fazzola de H., oportunidad en la cual Y.Y.C.

resultó embestida por el colectivo de la línea 182, propiedad de “ S.C.

S.A.T.” y conducido por C.M.R..

Pero mientras la actora sostuvo que el mismo tuvo lugar cuando comenzaba el cruce por la senda peatonal, ocasión en que fue embestida por el colectivo -que inicialmente venía desde Fazzola y dobló

desaprensivamente-, su contraparte aseveró que cuando el colectivo finalizó su maniobra de giro y comenzó a desplazarse lentamente por la Av.

G., un pasajero avisó al conductor que una joven había golpeado contra el lateral derecho del colectivo, a la altura de su rueda trasera derecha al intentar el cruce en forma imprudente y sin mirar.

La sentencia, luego de valorar los dichos de los testigos presenciales, tuvo por acreditada la culpa del chofer. En base a ello, hizo lugar a la demanda y condenó a la empresa de transportes y a su aseguradora, aunque en este caso en la medida del seguro, sin que pueda oponérsele a la víctima la franquicia invocada, a abonarle a la coactora Y.Y.

C. la suma de $255.000 y a favor de su hermano F.G.C. la de $138.000, con más los intereses y las costas del proceso.

De ello se agravian tanto la aseguradora “Metropol SSM” como la actora. La primera insiste en el rechazo de la pretensión.

Subsidiariamente, cuestiona los rubros indemnizatorios. La actora, por su parte, solicita se eleve la indemnización fijada Fecha de firma: 10/07/2018 Alta en sistema: 01/08/2018 Firmado por: J.C.G.D., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.L.G., JUEZ DE CAMARA #13927171#210971194#20180711080057288 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA E

  1. Sabido es que en hipótesis como la de autos, en que un peatón es arrollado por un automotor, es de aplicación la presunción que emana del art.lll3 del Cód. Civil, la que, si bien "juris tantum", debe ser destruida por prueba categórica aportada por aquél sobre quien recae, y que acredite acabadamente alguna de las causales de exoneración que con-

    templa la citada disposición legal, toda vez que, incluso un estado de duda, es insuficiente a los fines indicados (conf. K. de C., en Be-

    lluscio, "Código Civil Comentado, Anotado y Concordado", T V, pg.393, ap. f y jurisprudencia citada en notas 33 a 35; C.. ésta S., votos del Dr. C. en causas 76.738 del 4-l2-90; nº l07.8l6 del 29-4-92; nº

    ll2.35l del l5-7-92; nº ll9.083 del l3-ll-921; nº l20.4l7 del 2-l2-92 y nº

    ll4.089 del 30-l2-92; mis votos, en causas nº 70.239 del 2-8-90, nº 69.995 del 6-7-90 y nº 126.771 del 7-6-93, entre otros). Vale decir, que por aplica-

    ción de este principio, queda a cargo del demandado la demostración de la culpa de la víctima o de un tercero por quien no debía responder civilmente (conf. C.. Sala "F" en L.L. l977-A-556, nº 34.007-S; esta S., causa nº

    66.946 del l8-5-90, además de las tres últimas citadas, entre otros).

    A ello se agrega que el conductor del vehículo, como guardián de una cosa peligrosa, tenía la obligación de estar atento a las evoluciones del tránsito. Es que cuadra recordar que las normas que regulan la circulación vehicular obligan a conservar en todo momento el más absoluto dominio del automotor (arts. 65 y 67 de la ley l3.893 y art. 50 de la ley 24.449) pues -como ha señalado una reiterada jurisprudencia- el peatón distraído e incluso el imprudente, es un riesgo inherente al tránsito callejero, por lo que aquél debe extremar las medidas para evitar accidentes Fecha de firma: 10/07/2018 Alta en sistema: 01/08/2018 Firmado por: J.C.G.D., JUEZ DE CAMARA Firmado por: F.M.R., JUEZ DE CAMARA Firmado por: J.L.G., JUEZ DE CAMARA #13927171#210971194#20180711080057288 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA E y, en caso de que sucedan, aquella circunstancia no lo libera de la presunción de culpa que sobre él pesa, debiendo destruirla mediante prueba que demuestre una eximente de responsabilidad (conf. fallos citados en Belluscio, op. y loc. cits.,pág.49l, en notas 326 y 327; M.I., "Responsabilidad del conductor en los accidentes de tránsito", en J.A. l975-

    27-48; etc). Tal es, además, la jurisprudencia de esta Sala (conf. voto del D.C. en causa nº 52.826 del 30/8/89; mi voto en causa nº 58.945 del l8/l2/89 y 6l.74l del l9/II/90,entre otros).

    En los citados precedentes se remarcó que el articulo 67 de la ley 13.893, que también establecía el principio sustentado, expresaba que el conductor "no solo ha de reducir la velocidad para conformarse a lo estrictamente dispuesto en este reglamento, sino que deberá extremar tal precaución y aun detener por completo el movimiento cada vez que su vehiculo, en razón de las circunstancias o de la disposición del lugar, pueda ser causa de accidentes, de desorden o de molestias para el tránsito en especial en la proximidad de la zona urbana, encrucijadas, curvas, puentes, lugares estrechos, pasos a nivel, caseríos, escuelas, iglesias, lugares muy concurridos, proximidad de peatones, etc.".

    Como se advierte, estas situaciones confluyen en la especie, por lo que -al igual que el juez- habré de concluir en la responsabilidad de la accionada, al no extremar las precauciones y la pauta genérica del art.5l2 del Código Civil.

    En efecto, si como sostiene la demandada, avalada por los dichos del testigo G., quien viajaba como pasajero en el colectivo, éste se encontraba detenido por el semáforo sobre la calle F. y una vez que Fecha de firma: 10/07/2018 Alta en sistema: 01/08/2018...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR