Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 27 de Mayo de 1997, expediente P 47519

PonenteJuez LABORDE (SD)
PresidenteLaborde-Pettigiani-San Martín-Hitters-Salas
Fecha de Resolución27 de Mayo de 1997
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

DICTAMEN DE LA PROCURACION GENERAL:

La Cámara de Apelación en lo Criminal y Correccional -Sala Dos- de M. condenó a C.M.G. como coautor responsable de robo agravado por el empleo de armas (art. 166 inc. 2 del Código Penal) a siete años de prisión, accesorias legales y costas, y declaración de reincidencia (v. fs. 291/298 vta.).

Contra este pronunciamiento interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley el Defensor Oficial del procesado (fs. 302/306).

Denuncia, en relación a la prueba de la materialidad, la violación del art. 259 "in fine" del Código de Procedimiento Penal, cuestionando la calidad de hábil y directo atribuido en la sentencia al testimonio que sirve de base de la prueba compuesta.

Afirma que aquel extremo quedaría probado por indicios, con lo que se violaría el art. 259 inc. 1º del Código de Procedimiento Penal al hallarse la autoría responsable areditada por idéntico sistema.

Se agravia luego de esta última prueba denunciando la infracción a los arts. 258 y 259 del Código de Procedimiento Penal.

El recurso, en mi opinión, no puede prosperar.

En cuanto al cuerpo del delito, el propio recurrente admite que en las intancias ordinarias la defensa no discutió su existencia, circunstancia que obstaría la procedencia de su planteo al respecto.

Sin perjuicio de ello y dicho esto para satisfacción del recurrente, la queja en este tramo presenta insuficiencia.

En efecto, la impugnación al testimonio que sirve de punto de partida de la prueba compuesta se limita a señalar eventuales contradicciones que le restarían valor probatorio, pero no la acompaña la mención de las normas específicas empleadas por el "a quo" para incorporar el referido elemento al complejo probatorio (conf. doct. causa P. 38.811 del 20-3-90).

Indemne la conclusión de la Alzada en torno a la prueba directa acreditante de la materialidad ilícita -los que complementan el elemento básico no fueron cuestionados- pierde virtualidad la denunciada transgresión al inc. 1º del art. 259 del Código de Procedimiento Penal.

Por último, el ataque a la plena prueba presuncional acreditativa de la autoría y responsabilidad de G. también es insuficiente.

Ello así pues el apelante expresa tan sólo una discrepancia genérica en cuanto al valor de algunos de los indicios meritados por la Alzada, calificándolos de "extremadamente leves", pero no logra demostrar de qué modo resultaría violado el art. 258 del Código de Procedimiento Penal, ni cómo y cuál de los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR