Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 18 de Julio de 2019, expediente CNT 033507/2016/CA001

Fecha de Resolución18 de Julio de 2019
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO SALA I SENTENCIA DEFINITIVA NRO. 93847 CAUSA NRO. 33507/16 AUTOS: “B.V.D. c/ Provincia ART S.A. s/ Accidente – Ley Especial JUZGADO NRO. 24 SALA I En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 18 días del mes de julio de 2019, reunida la S. Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Dra. M.C.H. dijo:

  1. La señora Jueza de grado, a fojas 100/102, con fundamento en la ley 24.557 y modificaciones de la ley 26.773, admitió la demanda del señor B. contra Provincia ART SA. Tal decisión es apelada por la demandada en virtud de las manifestaciones expuestas a fojas 105/110 que merecieron oportuna réplica de su contraria a fojas 112/114. Asimismo, el representante legal del actor apela la regulación de honorarios -ver fs. 103-.

  2. Llega firme a esta etapa que el Sr. B. padeció un accidente de trabajo el día 22/09/15 mientras se encontraba en el puesto de mando del buque.

    Relató que en dicha oportunidad, una ola envolvió la embarcación, el movimiento provocó que cayerea y golpeara contra una columna del lado de estribor de la timonera, y que padezca lesiones en el lado derecho del rostro y en su nariz.

    Quien me precedió en el juzgamiento, resaltó -en base al dictamen pericial médico de fs. 76/78- que en relación causal con el accidente acaecido, el actor presenta una incapacidad psicofísica parcial y permanente del 21,647% de la TO -ver fs. 100 vta., tercer párrafo- que debe ser reparada conforme a las pautas de la ley 24.557 y concordantes.

  3. Ante dicha resolución se alza la parte demandada exclusivamente, porque la sentenciante se hizo eco de la incapacidad psicológica determinada por el experto actuante y por la fecha a partir de la cual se computan los intereses. La accionada asevera que el actor no efectuó un relato circunstanciado sobre las cuestiones fácticas en la demanda que justifique la pretensión indemnizatoria sobre la secuela psicológica (conf. art. 65 LO). Expresa, también, que le resulta perjudicial que se le otorgue carácter definitiva una patología que puede ser removida con tratamiento psicológico.

    Asimismo, se queja en tanto el perito médico efectuó el informe sin tener a la vista la historia clínica, que no se expidió respecto a la relación de causalidad entre la patología y el siniestro y que determinó una incapacidad que no se condice con los antecedentes ni sintomatología relatados en el informe.

    Fecha de firma: 18/07/2019 Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: G.A.V., JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.C.H., JUEZA DE CAMARA Firmado por: C.P., JUEZ DE CAMARA (SUBROGANTE)

    que el actor padece una minusvalía del 5% -por fractura de huesos propios de la nariz con desplazamientos- y un 5% -por obstrucción nasal unilateral-.

    En el aspecto psicológico, el galeno indicó que no se observó en el actor alteraciones cuantitativas en su memoria, que no presenta alteraciones dismnésica ni amnesia lacunar, ni alteraciones en el curso del pensamiento. Sí, afirmó, tiene ideas de ruina e inutilidad con temor al futuro y a la evolución de sus dolencias. Aseveró que el accionante se presenta angustiado y con tristeza que aumenta al recordar el accidente laboral reclamado en autos, que aseguró estar preocupado por su propia imagen y las dificultades que ella genera para poder relacionarse con los demás, y que debió

    abandonar la práctica de deportes por las dificultades ventilatorias. Según el experto, el Sr. B., durante la entrevista, marcó una diferencia en su vida antes y después del accidente. Así, teniendo en cuenta el examen psiquiátrico y examinado detenidamente los antecedentes personales del actor, el perito médico concluyó que el Sr. B. tiene un trastorno adaptativo con estado de ánimo depresivo que se presenta como respuesta al estrés psicológico debido a padecer una enfermedad médica y que tiene reacción vivencial anormal neurótica con manifestación depresiva de grado II, que lo incapacita en un 10% de la TO.

    Sin perjuicio de que el galeno refiere que el actor presenta una incapacidad del 10% TO (v. fs. 77vta.), destaco que es atribución exclusiva de quien juzga -y no de los peritos actuantes- establecer la causalidad de una afección con un determinado accidente o con una modalidad de prestación laboral, y que tal juicio debe completarse con la totalidad de la prueba rendida en las actuaciones. En este sentido, y como bien lo señala el Dr. M.Á.M., la función del perito es asesorar y explicar, no decidir: “(...) las leyes encargan a los jueces decidir las causas y [que] la necesidad de recurrir a la ayuda pericial no constituye en modo alguno una delegación para que sean los peritos quienes decidan.” (conf. M., M.Á., “Temas Médicos y Periciales que se presentan a los Tribunales en los reclamos por Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales”, Superintendencia de Riesgos del Trabajo, Academia de Intercambio y Estudios Judiciales, C.A.B.A., 2017, pág. 59).

    En este contexto, no resulta viable que la existencia de minusvalía física conlleve una infranqueable consecuencia indemnizatoria. Ello así, pues estimo que existe un obstáculo insalvable para la admisibilidad de la pretensión del recurrente. El reclamo luce insuficiente desde su proposición misma en el escrito inicial, en tanto el actor manifestó que la lesión sufrida repercutió en su psiquis porque modificó su conducta con un grave deterioro en su relación con los demás y que ello representa una “reacción vivencial anormal neurótica con depresión de grado IV” (v. fs. 17/ vta.).

    Pero18/07/2019 Fecha de firma: no explicó cuál fue ese cambió de conducta y el motivo por el cual se afectó las Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIA DE CAMARA Firmado por: G.A.V., JUEZA DE CAMARA Firmado por: M.C.H., JUEZA DE CAMARA Firmado por: C.P., JUEZ DE CAMARA (SUBROGANTE)

    1. tiene una “vida social empobrecida con buenas relaciones interpersonales y sociales”. El accionante, tampoco describió afección psíquica alguna que guarde relación con las características señaladas por el decreto 659/96 para el grado de reacción vivencial anormal que dice padecer. Es decir, que del escrito de demanda no luce una explicación de las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR