Sentencia de Corte Suprema de la Provincia de Buenos Aires, 29 de Mayo de 2013, expediente L 110646 S

PonenteGenoud
PresidenteGenoud-Kogan-Hitters-Soria
Fecha de Resolución29 de Mayo de 2013
EmisorCorte Suprema de la Provincia de Buenos Aires

Dictamen de la Procuración General:

El Tribunal del Trabajo de Azul rechazó el recurso de apelación interpuesto por R.D.B. contra el dictamen de la Comisión Médica Nº 12 de Mar del Plata, quien, a su turno, había determinado que no se detectaban secuelas objetivables atribuibles al infortunio laboral (v. fs. 360/373 vta.).

Contra dicho modo de resolver, la accionante dedujo recursos extraordinarios de nulidad y de inaplicabilidad de ley (v. fs. 381/388 vta.).

En fs. 395 V.E. confiere vista a esta Jefatura de Ministerio Público sólo respecto del de inaplicabilidad de ley, ello -en mi opinión- sin que medie en autos presupuesto fáctico alguno que active dicha carga procesal con relación al mismo, omitiéndose, en cambio, hacer lo propio en orden a la queja de nulidad también deducida (conf. art. 297 in fine del C.P.C.C.), acerca de la cual habré entonces de expedirme, habida cuenta el imperativo que resulta de la norma adjetiva citada y asumiendo pues que la circunstancia apuntada obedece a un mero error de tipeo.

  1. Con denuncia de violación al art. 168 de la Carta local, la interesada afirma que el a quo se pronunció sólo en relación a uno de los reclamos formulados en oportunidad de interponer recurso de apelación contra el dictamen de Comisión Médica.

    Sostiene en tal sentido que el objeto de estos autos era, por un lado, que el tribunal se expidiera acerca de la necesidad de que la trabajadora fuera intervenida quirúrgicamente, con cargo a La Segunda A.R.T. S.A., pretensión que obtuvo respuesta negativa por parte del sentenciante de grado.

    Afirma que también fue materia de reclamo el pago de la prestación por incapacidad temporaria, desde el 21/01/98 y hasta la fecha del alta médica o hasta la determinación de la incapacidad permanente, lo cual fue omitido por el a quo.

  2. En mi opinión, el recurso es de recibo.

    En efecto, con independencia de la suerte que las referidas prestaciones por incapacidad laboral temporaria (art. 13 ley 24.557) pudieran merecer en el discernimiento del sentenciante de origen, lo cierto es que de la simple lectura de la sentencia en crisis se confirma la ausencia de tratamiento del mentado tópico, el cual, en criterio de quien esto suscribe, se erige en cuestión esencial a la luz del art. 168 de la Carta local, de manera que su verificada falta de tratamiento por parte del a quo acarrea irremediablemente la nulidad del deficitario fallo (conf. S.C.B.A., causas L. 80.137, sent. del 6/IX/06; L. 84.928, sent. del 19/IX/07; L. 90.689, sent. del 15/IV/09; L. 95.519, sent. del 7/VI/10; L. 97276 y L. 92858, ambas sent. del 14/VI/10, entre otras). Ello así, ni bien se repara que en su presentación liminar obrante en fs. 131/142 la accionante requirió de modo expreso que el tribunal se expidiera no sólo con relación a la necesidad y cobertura de la intervención quirúrgica que referencia aconsejada por sus médicos particulares como solución a los padecimientos que la aquejan, sino que además solicitó se condene a la aseguradora de riesgos del trabajo a "abonar la indemnización por incapacidad temporaria desde el 22/01/98 y hasta la fecha en que se otorgue el alta médica o se determine la existencia de incapacidad definitiva" (SIC, v. fs. 137 vta., in fine/ 138).

    Ahora bien, tratándose en la especie de una acumulación objetiva de pretensiones, donde la parte expresamente solicitó el análisis de rubros independientes, tales como los precedentemente referenciados, la omisión en que incurrió el tribunal respecto del último rubro permite la anulación parcial del fallo (conf. S.C.B.A., causas L 84928 S 19-9-2007; L. 93.194, sent. del 9/IX/09, entre muchas más).

    Por los motivos expuestos, sugiero a V.E. que haga lugar al recurso extraordinario de nulidad, declarando la anulación parcial de la sentencia examinada.

    Así lo dictamino.

    La P., 2 de agosto de 2010 - J.A. de Oliveira

    A C U E R D O

    En la ciudad de La Plata, a 29 de mayo de 2013, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores G., K., Hitters, S., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa L. 110.646, "B., R.D.. Apelación dictamen de comisión médica".

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal del Trabajo del Departamento Judicial Azul, con asiento en dicha ciudad, rechazó el recurso de apelación, imponiéndole las costas a la apelante (fs. 367/373 vta.).

Ésta dedujo recursos extraordinarios de nulidad (fs. 381 vta./384) e inaplicabilidad de ley (fs. 384/388), que fueron concedidos por el tribunal de grado a fs. 389 y vta.

Oído el señor S. General (fs. 396/397 vta.), dictada la providencia de autos (fs. 398) y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar las siguientes

C U E S T I O N E S

  1. ) ¿Es fundado el recurso extraordinario de nulidad?

  2. ) ¿Lo es el de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I Ó N

A la primera cuestión planteada, el señor J. doctorG. dijo:

  1. El tribunal del trabajo rechazó el recurso de apelación deducido por R.D.B. contra el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR