Buscan a un narco que vivía como un rey en un 'dúplex' de la villa 31

 
EXTRACTO GRATUITO

Aún no había amanecido; faltaba poco para las 6. En los angostos pasillos de la villa 31 todo era oscuridad cuando los policías federales irrumpieron en la casa donde pensaban que podía estar oculto ese peruano señalado como capo de una de las bandas que maneja la droga en la zona, que también es investigado por homicidios y ajustes de cuentas vinculados con el narcotráfico.

Los detectives de la División Homicidios de la Federal no encontraron al sospechoso, pero sí se sorprendieron con el confort y el equipamiento que había en el inmueble de dos pisos: seis pantallas de plasma, un baño con hidromasaje, equipo de aire acondicionado y cuartos como los de un moderno dúplex que desentonaban con el entorno de ese pasillo de la villa de Retiro. En los armarios había varias cajas de zapatillas de primera marca sin estrenar. Allí vive, o vivía hasta hace casi nada, Bladimir Morán Joyo, alias "Cabecita", el hijo de "el Loco César", que dirige a la banda que él mismo creó desde la cárcel de Devoto.

Los allanamientos fueron ordenados por el juez federal Ariel Lijo, en una investigación en la que también participa el fiscal Jorge Di Lello. En abril pasado habían hecho un gran operativo para que el Estado volviera a tomar el control de la villa 31 tras una serie de homicidios ligados al narcotráfico. Esa vez se le dio un fuerte golpe a la banda conocida como "los Sampedranos", integrada mayormente por paraguayos.

Un mes y medio después del megaoperativo, por pedido de Di Lello, el juez Lijo entregó tres inmuebles usados por las bandas a las Agencias Territoriales de Acceso a la Justicia (Atajo) de la Procuración General de la Nación y a la Secretaría de Integración Social y Urbana del gobierno porteño para que les dieran un uso social.

Pero la investigación continuó y en las últimas horas hubo otros 34 allanamientos porque después de la caída de "los Sampedranos" se hizo fuerte la banda integrada por peruanos que, según fuentes judiciales, es liderada por César Morán de la Cruz, "el Loco". Esta organización, según fuentes de la causa, monopolizó el comercio de drogas en el denominado barrio San Martín y en parte de la zona conocida como Playón Este.

Según las fuentes consultadas, en la villa 31, la banda es comandada por familiares de "el Loco". Los detectives de la División Homicidios y de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal tenían la orden para capturar a Bladimir Morán Joyo, uno de los hijos de César. Fueron a buscarlo a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA