Buscan una forma para actualizar los crónicos atrasos en los pagos

 
EXTRACTO GRATUITO

Entre los debates que se dan en torno a la transparencia a la hora de contratar obra pública, hay uno que se destaca y sobre el que aún no hay acuerdo. Se trata de los atrasos de los pagos a los contratistas en los que incurre históricamente el Estado. El tema, especialmente en tiempos de alta inflación, es el peor de los combos a la hora de mantener el flujo de fondos necesario para que un proyecto termine en tiempo y forma.Las administraciones públicas se han destacado por no ser buenas pagadoras. O más bien por no ser ecuánimes a la hora de cancelar sus deudas. "El dinero no alcanza nunca para pagar todo, entonces lo que pasa es que empieza la discrecionalidad a la hora de decidir quién cobra y en qué momento. Eso es tierra fértil para la corrupción", dicen en la Cámara de la Construcción.Los constructores tienen un proyecto. Quieren que los certificados de obra se puedan descontar en los bancos y se cancelen siempre con una determinada fecha de pago y, obviamente, con una tasa de interés por la espera. La decisión de las empresas estaría en quedarse con ese título o descontarlo en el banco.La deuda, entonces, pasaría de manos. El Estado, además, deberá anotar, en cada presupuesto, toda la deuda pendiente y emitida. El tenedor del título tendrá, en su...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA