Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala H, 29 de Marzo de 2021, expediente CIV 080117/2013/CA001

Fecha de Resolución29 de Marzo de 2021
EmisorCamara Civil - Sala H

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

B.J.P.c.C. s/ Daños y Perjuicios (acc. trán c/ les. o muerte)

, E.. 80.117/2013. Juzgado 24.

En Buenos Aires, a días del mes de marzo del año 2021, hallándose reunidos los señores Jueces integrantes de la S. “H” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de la Capital Federal, a los efectos de dictar sentencia en los autos: “B.J.P.c.C. s/ Daños y Perjuicios (acc. trán c/ les. o muerte)” y habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden de sorteo de estudio, la Dra. A. de B. dijo:

Contra la sentencia obrante a fs. 394/402, en la que se hizo lugar a la demanda promovida por J.P.B. y, en consecuencia,

se condenó a Carolina Bilbao, E.B. y a su aseguradora Provincia Seguros S.A., a abonarle al actor la suma de $ 150.209 más intereses y costas, apelaron la demandada y citada en garantía a fs. 409 y el actor a fs.

412, recursos que fueron concedidos a fs. 411 y 413 respectivamente. El 12/02/21 expresó agravios la parte actora, que fue contestado por las demandadas y la citada en garantíael 23/02/21. El 23/02/21 se agraviaron éstas últimas, cuyo traslado fue respondido por el actor el 26/02/21. En consecuencia, las actuaciones se encuentran en condiciones para que sea dictado un pronunciamiento definitivo.

II)Agravios El actor se queja del monto de las partidas otorgadas por incapacidad física y psíquica, daño moral y desvalorización de la motocicleta.

Las demandadas y la citada en garantía se agravian de la responsabilidad atribuida y de la tasa de interés fijada.

III) Responsabilidad Entiendo que resulta de aplicación al caso lo dispuesto en la normativa contenida en el Código Civil (hoy derogado), por aplicación de lo dispuesto en el art. 7 del Código Civil y Comercial de la Nación,

actualmente vigente, sin perjuicio de señalar, que a idéntica solución se Fecha de firma: 29/03/2021

Alta en sistema: 30/03/2021

Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

arribaría aplicando al caso las normas pertinentes de este último cuerpo legal (conf. ROUBIER, PAUL, Le droittransitoire (Conflicts des loisdans le temps), 2ª ed. P., ed. D.e.S., 1960, nro. 42, p. 198 y nro. 68,

p. 334, citado por K. de C., El artículo 7 del Código Civil y Comercial y los expedientes en trámite en los que no existe sentencia firme, La Ley Online AR/DOC/1330/2015). De este modo, la responsabilidad civil queda sometida a la ley vigente al momento del hecho antijurídico, aunque la nueva disposición rige -claro está- a las consecuencias que no se encuentran agotadas al momento de entrada en vigencia del Código Civil y Comercial (conf. K. de C.,

A., La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes, en RubinzalCulzoni, Santa Fe. 2015, p.

101).

Conforme la doctrina plenaria del fuero in re “V.,

E.F. c/ El Puente S.A.T y otro; s/ Daños y perjuicios.

Accidente de tránsito” se ha establecido que “La responsabilidad del dueño o guardián emergente de accidente de tránsito producidos como consecuencia de una colisión plural de automotores en movimiento, no debe encuadrarse en la órbita del art.1109 del C. Civil”. Pues, “tratándose de un accidente de tránsito en el que participan dos vehículos, resulta aplicable en la especie la tesis del riesgo recíproco, según la cual en la colisión plural de automotores en marcha cada uno de los dueños o guardianes deben reparar los daños causados al otro y les incumbe la carga de la prueba de algunos de los eximentes: culpa de la víctima, culpa de un tercero por el que no deben responder o caso fortuito externo a la casa que fracture el nexo causal” (art.1113, 2da.pár. in fine del Código Civil).

En tal línea de ideas, correspondía a las accionadas acreditar las eximentes, esto es, el hecho de la víctima o de un tercero por quien no debieran responder (conf. 513, 514 y cc CC; F.T.R., “La noción de las eximentes y su vigencia en el derecho argentino. Eximentes y causas de justificación”, en Eximentes de Responsabilidad I, Rubinzal-

Culzoni, 2006-1, pág. 21; R.P., Responsabilidad civil por el riesgo o vicio de la cosa, Universidad de Buenos Aires, 1983, pág.467;

Fecha de firma: 29/03/2021

Alta en sistema: 30/03/2021

Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

R.V.F., “El hecho de un tercero o de la víctima como eximente en la responsabilidad civil por el riesgo creado”, La Ley 1996-C-

148).

Al ser intervinientes en el evento una motocicleta y un automotor, ambos se encuentran en idénticas condiciones frente a la normativa aplicable (conf. J.J.L., Tratado de Derecho Civil,

Obligaciones, E.. P., 1992, t. IV-B, p. 217; SCBA, "Sacaba de L.,

B.S.c.V., E.R. y otro" del 8/4/1986, LL 1986-D, 479;

F.T.R., en nota al fallo mencionado; A.K. de C., "Responsabilidad en las colisiones entre dos o más vehículos", en Temas de responsabilidad civil en homenaje al doctor M.A.M., La Plata, 1981, pág. 219 y sgtes.;esta S. in re “R., Hugo c/

Rosso, L.J. y otros; s/daños”, expte. n° 66.145/2013 del 2/12/2016; in re “., D. c/ B.A., J.; s/ daños” expte.

n° 32.589/2010 del 10/2/2016).

Las motos son, por su definición, elementos intrínsecamente peligrosos y riesgosos para sus ocupantes y terceros como los automóviles.

El desarrollo técnico de una motocicleta como la que manejaba la víctima de 250 cc hace que sus conductores están obligados a adoptar precauciones mayores que las de los automovilistas, por cuanto constituyen una cosa generadora de riesgo.

En este contexto, el accionante relató en su escrito inicial que circulaba con su motocicleta por la Avenida C. de General Las H. y que al llegar a la intersección con la arteria L. fue embestido por el rodado Peugeot 106 dela demandada, que circulaba por la misma avenida pero en sentido contrario y que realizó un giro a la izquierda para incorporarse al tránsito de L..

Por su parte, las demandadas y la citada en garantía, con débiles argumentos solo invocaron el hecho de la víctima perosin efectuar un relato acerca de su mecánica.

La sentencia de grado consideró acreditado que la demandada emprendió el giro a la izquierda en una avenida de doble sentido de Fecha de firma: 29/03/2021

Alta en sistema: 30/03/2021

Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

circulación e invadió la línea de marcha del actor que transitaba por la misma avenida pero en sentido contrario.

En sus agravios, la demandada y citada en garantía invocan que en la intersección no había semáforos, que no se encontraba prohibido girar a la izquierda y que los intervinientes se embistieron mutuamente.

Luego mencionan que debe tenerse en cuenta los dichos del testigo F.R. en cuanto a la circunstancia de que el día del hecho llovía y además refieren que la testigo A.G. solo aportó

datos sobre las consecuencias del hecho, puesto que declaró que había visto al actor luego del accidente manejando su moto, por lo que entienden que ello debe valorarse al momento de evaluar el daño psicológico.

En primer lugar cabe destacar que la sentencia de grado solo hizo mérito de la declaración de O.A.B., único testigo presencial del hecho y sobre ello no hubo objeciones por parte del apelante,

por lo que los dichos de F.R. y de A.G. que refiere el quejoso no tienen relevancia alguna para el esclarecimiento de la mecánica, puesto que no se encontraban presentes al momento del accidente.

Luego, las emplazadas no efectuaron crítica alguna al informe de fs. 240/244 del perito ingeniero R.A.O., quien indicó que luego de haber analizado las constancias de la causa penal, era posible que transitando la motocicleta del actor por la Av. C. y el automóvil de la demandada por la misma arteria, que el impacto se haya producido entre ambos frentes, cuando éste último giró hacia su izquierda.

En cuanto al resto del agravio referido a que en la intersección no había semáforo y que el giro se encontraba permitido, debo recordar que aun cuando la maniobra que emprendió la demandada se encuentra permitida, ésta debió realizarla de manera tal de tomar todas las precauciones necesarias. Nótese que la Ley Nacional de Tránsito (N°

24.449), a la cual adhirió la Provincia de Buenos Aires mediante ley 13.927/2009, estipula expresamente que en las vías de doble mano y aún con más de un carril por mano, está prohibido el giro a la izquierda en las encrucijadas o en cualquier punto de calzada, salvo señal que lo permita Fecha de firma: 29/03/2021

Alta en sistema: 30/03/2021

Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.B.F., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA H

(art. 54, inc. 5°). El viraje a la izquierda en vía pública es una maniobra de riesgo, lo cual implica que quien la realiza debe verificar si ella es posible sin interferir la marcha de los vehículos que circulan. En arterias de doble mano la maniobra de giro a la izquierda es muy riesgosa y exige mayor prudencia por parte de quien la ejecuta y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR