Buenos Aires, en construcción: las obras que transformarán la ciudad

 
EXTRACTO GRATUITO

La ciudad está en plena etapa de transformación. Hay cientos de obras en las calles y megaproyectos sobre movilidad e inclusión que cambiarán la dinámica porteña. En una Buenos Aires que ya se expandió hasta los límites posibles, las generaciones del futuro vivirán en otra configuración urbana. Son procesos de cambio que se repitieron pocas veces en la historia. Al menos eso es lo que opinan arquitectos, urbanistas y especialistas en transporte en su diagnóstico sobre lo que están observando y lo que se verá en los próximos años: una ciudad con proyectos terminados que saldarán demandas históricas nunca resueltas, con menor cantidad de bienes del Estado y aún con deudas en transporte público.

Hay proyectos gigantes relacionados con la movilidad, como el Paseo del Bajo, una traza de siete kilómetros que unirá las autopistas Buenos Aires-La Plata con la Illia; la Red de Expresos Regionales (RER), que conectará todas las líneas ferroviarias mediante una red de túneles; o el soterramiento del tren Sarmiento, un conducto subterráneo de 18 kilómetros, entre Caballito y Castelar. También obras pensadas para reducir el déficit habitacional, que en la ciudad alcanza a 130.000 familias. Como la urbanización de las villas 31 y 20, por citar dos ejemplos, y la construcción de la Villa Olímpica para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, que, luego de albergar a deportistas y entrenadores, se convertirá en módulos habitacionales con 1100 unidades destinadas a los vecinos del sur porteño.

El Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, el que mayor injerencia tiene en las obras, cuenta con 95 proyectos en ejecución y otros 74 terminados. Además hay otras áreas de gobierno involucradas en la transformación, como el Instituto de Vivienda o la Secretaría de Integración Social y Urbana, ligados a la urbanización de villas y construcción de viviendas. Al mismo tiempo que avanzan los proyectos surgen preguntas: ¿el diseño de la ciudad del futuro es el correcto? ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de tener una urbe tan intervenida? ¿Es peligroso o no que el Estado se desprenda de los bienes públicos para generar recursos y volcarlos a las megaobras?

La posibilidad de empezar a saldar viejas demandas de una sociedad que se transformó en las últimas décadas es la principal coincidencia entre los especialistas consultados por LA NACION para realizar un diagnóstico de cuál será la ciudad que les quedará a las próximas generaciones. La deuda pendiente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA