La buena huella

 
EXTRACTO GRATUITO

No es un paso enorme, pero aunque más no sea representa un pasito por el buen camino. En estos tiempos donde la lucha contra la violencia parece una batalla perdida, que aparezca un elemento que colabore en esta causa resulta, cuanto menos, alentador. Pocos días antes de que empiece el torneo Inicial, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció con bombos y platillos la creación del Sistema de Acceso Biométrico a Espectáculos Deportivos (Sabed) tras la firma de un convenio con el titular de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Grondona, y del ministro Florencio Randazzo por el gobierno nacional. El vaso medio vacío dirá que la puesta en marcha del sistema tardó más de lo previsto y comenzó con menos fuerza de lo prometido. El vaso medio lleno mostrará que en su presentación, en un partido de la 3era fecha del campeonato, 25 barrabravas quedaron fuera de un partido.El sábado pasado, en el Nuevo Gasómetro, se utilizaron 24 máquinas destinadas a controlar el acceso de la gente a través de sus huellas dactilares y el cotejo de sus antecedentes. Los resultados fueron positivos: 25 hinchas de Estudiantes, entre ellos su líder, Omar "Morsa" Montero, no pudieron ingresar en la cancha para ver el partido por aparecer en la lista con derecho de admisión pedida por el club platense a la Unidad de Coordinación de Seguridad y Prevención de la Violencia en Espectáculos Futbolísticos (Ucpevef), dependiente del Ministerio de Seguridad que preside Nilda Garré.Aquí aparece un punto clave y que esta vez no es exigible de manera directa al gobierno, pese a que la lucha contra la violencia, como sucede en todo el mundo, debe estar encabezada por el Estado. El segundo partido en la aplicación del Sabed será River vs. San Lorenzo, que se medirán pasado mañana, en el Monumental. Pero existe un problema que ya lleva años sin resolver: la entrega de las listas para prohibir el ingreso de los violentos en las canchas argentinas. En la Capital, River es el único club que colabora en este sentido, aunque de una forma demasiado sugestiva: solamente prohíbe el ingreso de la facción La Banda del Oeste, pero no aparece nadie de Los Borrachos del Tablón.Aún así es más que lo que hace San Lorenzo, su próximo rival, que no colabora con ningún nombre. Es más: en su momento había aportado el nombre de cuatro barrabravas que habían apretado a Jonathan Bottinelli en un entrenamiento, pero luego los sacó de la nómina.Boca, pese a que tiene su barra brava dividida, tampoco entrega...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA