El buen café se concentra en cápsulas

 
EXTRACTO GRATUITO

El agua teñida de un castaño oscuro cae en el pocillo y se pierde bajo una espesa capa de espuma. El aroma intenso del ristretto queda flotando en la atmósfera. La imagen, típica de una tienda de café, puede tener lugar en la cocina de cualquier hogar argentino que se haya sumado a la creciente tendencia de sofisticación que revoluciona el consumo de esta infusión.Y el café elaborado y dosificado en cápsulas o monodosis es el segmento de mercado que mayor dinamismo muestra a nivel internacional. En la Argentina, donde la elaboración de este tipo de presentaciones es muy baja, se importaron en 2011 alrededor de 220 toneladas de café en dosis de Suiza, Inglaterra, España e Italia. La cifra representa un 37% del total de cafés elaborados que ingresaron en el país en ese período. En la Cámara Argentina de Café indicaron que "si bien se trata de una porción reducida del mercado total, la incidencia y el desarrollo de este segmento en la categoría gourmet es cada vez más importante".El auge del café gourmet, también visible en una multiplicación de tiendas y proliferación de las variedades en las góndolas, empujó a la arena a varios jugadores internacionales y animó a empresarios locales a competir por el público de más altos ingresos. El sector aprovecha la oportunidad para ampliar el consumo entre los jóvenes y quitarle estacionalidad a la bebida.El concepto de monodosis asocia al café con la tecnología y da continuidad al negocio en el ámbito de los fabricantes de las máquinas encargadas de llenar las tazas de los consumidores. De allí surgieron alianzas estratégicas. Días atrás, la mundial Starbucks anunció el inminente lanzamiento de la cafetera Verismo, tras un acuerdo con la alemana Kruger. Así buscará introducir sus nuevas cápsulas en los hogares. Diego Paolini, gerente general de la cadena con 51 locales en la Argentina, indicó a LA NACION que aún no se puede precisar cuándo llegarán estos productos al país.La torta se reparte hoy entre Nestlé, las italianas Illy y Lavazza, Che Café y la argentina Cabrales, precisaron en la Cámara de Café.Illy regresó en 2005 y el año pasado lanzó sus cápsulas para el consumo hogareño en sus propias cafeteras. Nestlé se posicionó con dos marcas: Nespresso y la multibebidas Nescafé Dolce Gusto. La primera cumple seis años en el país; la segunda llegó hace dos. "En los últimos años, se observó un fuerte crecimiento del mercado del café, con el consumidor como indiscutido protagonista, ya que se volvió más exigente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA