Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala B, 20 de Diciembre de 2021, expediente COM 041933/2007/CA001

Fecha de Resolución20 de Diciembre de 2021
EmisorCamara Comercial - Sala B

Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial S. B

En Buenos Aires, a los 20 días del mes de diciembre de dos mil veintiuno, reunidas las señoras Jueces de Cámara en Acuerdo, fueron traídos para conocer los autos seguidos por “B.V.A.” contra “TACURAL DE JUNA S.A. Y OTRO” sobre “ORDINARIO” (Expte. N° 41933/2007)

en los que al practicarse la desinsaculación que ordena el art. 268 del Código Procesal, resultó que debían votar en el siguiente orden: Vocalías N° 4, N° 5 y N° 6.

Estudiados los autos la Cámara planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

La señora Juez de Cámara Doctora M.E.B. dijo:

  1. El Sr. V.A.B. promovió demanda por resolución de contrato contra Tacural de J.S. y Fiat Auto Argentina S.A., solicitando se la condene: i) a la restitución de cuarenta y un mil trescientos pesos ($41.300) que fuera abonado para la adquisición de un vehículo 0 km marca Fiat modelo Palio Adventure pack Extreme; y ii) al pago de los daños y perjuicios que alegó haber padecido como consecuencia de la falta de entrega de aquél rodado. Todo ello con más intereses y costas.

    Pese a ser debidamente notificada, la codemandada Tacural de J.S. no compareció y el 19/05/2010 se declaró su rebeldía.

    Por su parte, Fiat Auto Argentina S.A. contestó la demanda solicitando su íntegro rechazo. En esencia, invocó que resulta un tercero ajeno al vínculo habido entre el actor y el concesionario codemandado y que por ello no debe responder por el hipotético incumplimiento en que pudiera haber incurrido aquél.

    Fecha de firma: 20/12/2021

    Firmado por: M.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.G.A.D.D.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.E.M., PROSECRETARIA DE CAMARA

    Firmado por: M.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial S. B

    En orden a las restantes consideraciones fácticas que rodearon el trámite del presente, me permito remitirme al decisorio recurrido a fin de evitar estériles y prolongadas reiteraciones.

  2. La sentencia dictada el 09/08/2016 admitió parcialmente la demanda y condenó a las accionadas a abonar al Sr. B. la suma de cuarenta y un mil trescientos pesos ($41.300) con más sus intereses calculados desde el 31/01/2007

    como consecuencia de la resolución del contrato de compraventa automotor que oportunamente los vinculara.

    Asimismo, también reconoció el pago de cincuenta mil pesos ($50.000)

    fijados a la fecha del pronunciamiento, para reparar el daño moral sufrido por el accionante por los hechos aquí debatidos.

    Finalmente, en orden a las costas, las impuso en su totalidad a las codemandadas por entender que, pese al progreso parcial de la demanda, habían resultado sustancialmente vencidas.

    Para así resolver, el Magistrado de la anterior instancia juzgó que la rebeldía del concesionario codemandado así como las pruebas aportadas a la causa permitían tener por acreditado que el actor había abonado íntegramente el valor del rodado sin que aquél cumpliera su entrega.

    En punto a “Fiat” concluyó que por aplicación del artículo 40 de la ley 24.240, debía responder por los perjuicios que el concesionario oficial por ella designado le ocasionó al consumidor.

    Como consecuencia de ello, declaró resuelto el contrato y condenó a ambas demandadas a entregarle al Sr. B. los importes que oportunamente había abonado con más intereses calculados desde la fecha en que el vehículo debió ser entregado y hasta su efectivo pago.

    Fecha de firma: 20/12/2021

    Firmado por: M.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.G.A.D.D.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.E.M., PROSECRETARIA DE CAMARA

    Firmado por: M.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial S. B

    Por otro lado, desestimó la reparación de la privación de uso reclamada por el actor por cuanto consideró que no se habían aportado elementos de prueba suficientes que permitan verificar su efectivo padecimiento.

    Respecto de la indemnización pretendida en concepto de daño moral,

    la cual analizó conjuntamente con el daño psicológico y los gastos de tratamiento,

    estimó que el daño fue adecuadamente demostrado con la prueba pericial psicológica realizada y, por ello, otorgó por este concepto la suma de cincuenta mil pesos ($50.000) fijados a la fecha en que se dictó el pronunciamiento.

    Finalmente, impuso las costas a cargo de ambas codemandadas en su calidad de vencidas.

  3. Contra el decisorio se alzaron el actor y la codemandada “Fiat”.

    La fabricante mantuvo su recurso con la pieza incorporada digitalmente el 29/09/2021, siendo respondida por el accionante el 18/10/2021.

    Por su parte, el Sr. B. hizo lo propio el 30/09/2021. Sus agravios merecieron la contestación de “Fiat” del 18/10/2021.

    La Sra. Fiscal General ante esta Cámara omitió dictaminar por los fundamentos que brindó el 12/11/2021.

  4. Las críticas de la automotriz codemandada, en sustancia, refieren a: i) que el decisorio apelado extendió la condena a su parte; y ii) la imposición de costas.

    De su lado, las quejas del demandante pueden sintetizarse del siguiente modo: i) no se ordenó la entrega de un vehículo 0 km; ii) se rechazó la indemnización pretendida en concepto de privación de uso; iii) el importe reconocido para reparar el daño moral sufrido; y iv) se imponga una sanción por daño punitivo.

    Fecha de firma: 20/12/2021

    Firmado por: M.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.G.A.D.D.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.E.M., PROSECRETARIA DE CAMARA

    Firmado por: M.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial S. B

  5. A fin de obtener una mayor claridad expositiva y por razones de orden lógico, comenzaré por el estudio de las quejas relativas a la responsabilidad de “Fiat”; luego me adentraré en las críticas del actor referidas a la condena fijada en la anterior instancia, para -finalmente- dedicarme al modo en que se distribuyeron las costas causídicas.

  6. A fin de procurar eludir su responsabilidad, la codemandada insiste en esta Instancia respecto a que no existió una relación contractual entre el actor y su parte.

    Refirió a los efectos relativos de los contratos, consideró que el art. 40

    de la ley 24.240 es inaplicable en este tipo de supuestos y también cuestionó el alcance que le habría dado el anterior sentenciante al depósito efectuado por el accionante, el cual denominó como un pago a favor de un tercero.

    Ahora bien, para comenzar con este punto no parece ocioso destacar que la responsabilidad de Tacural de J.S. por los hechos aquí ventilados ha quedado firme. Además, importa referir que para así decidir -a diferencia de lo invocado por la codemandada recurrente- el anterior sentenciante no se basó

    exclusivamente en las presunciones que emanan del CPr. 356, sino también apoyó

    sus conclusiones en las diversas pruebas colectadas en la causa.

    Efectuada esta breve introducción y continuando con el examen de las críticas, advierto que no existe controversia respecto a que ambas demandadas se encontraban vinculadas por un contrato de concesión, que, como es sabido, implica una concentración vertical de empresas y un control permanente de la contabilidad de la concesionaria por el concedente.

    Fecha de firma: 20/12/2021

    Firmado por: M.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.G.A.D.D.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.E.M., PROSECRETARIA DE CAMARA

    Firmado por: M.G.V., JUEZA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial S. B

    Como Juez de primera instancia si bien sostuve que, en principio, los contratos celebrados entre las concesionarias y sus clientes resultaban res inter alios acta respecto del fabricante, razón por la cual no correspondía que este último respondiera por los incumplimientos de aquél en la entrega de los rodados (ver en este sentido “V.M.E. c/ Automotores la Universal S.A.” 27/03/2009,

    Juzgado Comercial N° 24 Secretaría N° 48), ello se hallaba -como principio general-

    subordinado a la inexistencia de causas imputables a la terminal, tales...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR