Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala H, 10 de Marzo de 2023, expediente CIV 054394/2007/CA001

Fecha de Resolución10 de Marzo de 2023
EmisorCamara Civil - Sala H

Poder Judicial de la Nación “B.D.L. c/ Centro Médico Nogoya S.A. y otros s/ Daños y perjuicios”.-Exp. 54.394/2007.- J. .n° 2.-

En Buenos Aires, a los días del mes de marzo de 2023, hallándose reunidos los señores Jueces integrantes de la Sala H de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de la Capital Federal, a los efectos de dictar sentencia en los autos: “B.D.L. c/ Centro Médico Nogoya S.A. y otros s/ Daños y perjuicios”, y habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden de sorteo de estudio, el Dr. K. dijo:

Contra la sentencia de primera instancia, que rechazó la demanda de daños y perjuicios iniciada por D.L.B. contra Centro Médico Nogoyá

S.A. y Prudencia Compañía Argentina de Seguros Generales S.A., apela la parte actora, quien, por los motivos expuestos en su escrito del 30/11/2022, intenta USO OFICIAL

obtener la modificación de lo decidido. Corrido que fuera el traslado, la citada en garantía lo contestó el 21/12/2022, por lo que los autos se encuentran en condiciones de dictar un pronunciamiento de carácter definitivo.

I. Agravios La parte actora se queja del rechazo de la acción.

Sostiene que no se puede afirmar que no existió responsabilidad médica al no haber habido perjuicio final, ya que es inaceptable que le hubieran otorgado el alta médica cuando padecía de un dolor agudo; y que en realidad, lo que ocurrió es que los profesionales que trabajan en el centro médico demandado, no le creyeron cuando expresó ese padecimiento.

Agrega que está comprobado que el accionar de los médicos no fue adecuado,

con las constancias de la historia clínica y las propias manifestaciones vertidas en la causa.

Por otra parte, se agravia de que se haya decidido que no han quedado secuelas psico físicas. Señala que es innegable que el sufrimiento que padeció durante los 32

días desde el primer diagnóstico –erróneo- y el último, no ha desparecido y no se puede revertir lo sufrido.

Finalmente, reprocha la decisión de que se le hayan impuesto las costas, ya que, según su punto de vista, se pudo creer con derecho a reclamar.

II. Antecedentes de la causa El presente caso tiene como origen el tratamiento que recibió el actor por parte de los profesionales del centro médico demandado a partir del día 4 de abril de 2005,

como consecuencia de lesiones que sufriera en un intento de robo del que fuera Fecha de firma: 10/03/2023 víctima el día anterior.

Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: L.E.A. DE BEGHER, JUEZ DE CAMARA

1

Respecto de los hechos no parece haber mayor controversia.

La demandada era quien atendía a los empleados de Micro Omnibus General P.S. –empresa en la que el actor trabajaba como chofer de colectivo-, y otorgaba las licencias médicas en caso de ser necesario.

Como dije, el actor fue atendido sucesivamente por diversos profesionales de la demandada, a partir del día siguiente del hecho delictivo antes mencionado y esa atención se prolongó hasta el 5 de mayo, fecha del alta definitiva.

Entre esas fechas, el actor recibió el alta en varias oportunidades por parte de los médicos del nosocomio demandado –que no habrían ordenado la realización de estudios necesarios para un diagnóstico certero-, aunque continuaba con dolor en la zona.

A partir de eso el accionante debió retomar sus tareas, a pesar de manifestar dolor al realizarlas.

Simultáneamente concurrió al Polo Sanitario Municipal, donde le habían diagnosticado reposo, y la realización de ciertos estudios.

Luego de un devenir de casi un mes, se le detectó a través de un nuevo estudio de imágenes la fractura en la escápula derecha.

Durante ese mes, el empleador retuvo el pago de los días en los que el Sr.

  1. no concurrió al trabajo sin haber tenido un justificativo médico.

Parece claro que la controversia se centra en la decisión –tardía o no- de requerir estudios para determinar el grado de la lesión del actor, y los sucesivos otorgamientos de alta para reincorporarse a sus tareas laborales, que le habrían generado demoras en la recuperación, así como dolencias mayores durante ese período.

III. Naturaleza jurídica del vínculo médico-paciente En este estado, estimo útil detenerme en la naturaleza del vínculo que se establece entre el médico y el paciente cuando éste requiere la prestación de servicios profesionales que resultan de su incumbencia y, consecuentemente, la responsabilidad que de dicho vínculo se deriva.

Dentro de la variada gama de actividades profesionales, conceptualizables como una prestación de hacer (arts. 630 y cctes. CC, M.I. y otros "Responsabilidad Civil", H., Bs. As., 1992, página 459), señalan que, de acuerdo al objeto de la obligación, puede ésta considerarse como "de medios" -o de conducta- o "de resultado" -o de fines-, incluyendo entre las primeras a la del médico. El distingo tiene trascendencia en dos ámbitos: la diversidad del factor de atribución -subjetivo en el primer caso y objetivo en el segundo-, y en la distribución de la carga de la prueba (Agoglia-Boragina-Meza Responsabilidad por Fecha de firma: 10/03/2023

Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: L.E.A.D.B., JUEZ DE CAMARA

2

Poder Judicial de la Nación incumplimiento contractual", H., 1993, p. 62; con cita de B.,

"Responsabilidad contractual objetiva", JA 1989-II-977).

En las obligaciones de medios, la conducta diligente -aquella encaminada a la obtención del resultado anhelado por el acreedor- es esencial para dar por cumplida la prestación, aunque se haya fracasado en el logro del interés final. Así, puede distinguirse en este "deber calificado" un doble juego de intereses: uno primario, que se colma en tanto el deudor se aplique celosamente al cumplimiento del proyecto de conducta tendiente a obtener aquella finalidad; y otro mediato constituido por la efectiva consecución del resultado, aleatorio en la medida en que su alcance no depende sólo de los esfuerzos del deudor, sino también de la influencia de circunstancias inciertas (v. Bueres, "Responsabilidad de las clínicas y establecimientos médicos, p. 132, citada a su vez por Agoglia-Boragina-Meza, ob,

cit., p. 72, nº 12).

Por ello, tratándose de obligaciones de medios, la diligencia desplegada por el deudor no sólo integra estructuralmente el nexo obligatorio, sino que es también, y fundamentalmente, un componente del pago.

En tal medida, el incumplimiento existe cuando el deudor omite prestar la conducta calificada que le compete, siendo indiferente para generar su responsabilidad contractual la real obtención del resultado esperado (v. B.A., "Prueba de la culpa", LL. 89-886; B., ob. cit., p. 154, y, del mismo autor "Responsabilidad contractual objetiva", JA. 1989-II-977; V.F., "Prueba de la culpa médica", p. 60 y ss., citado por A. y otros, ob. cit., p. 74, nº 15).

La culpa, entonces, se presenta como una omisión de diligencias que impone la naturaleza de la obligación de tal modo que refleja una conducta del agente contraria a lo que cabría exigir en las circunstancias del caso y que provocan el perjuicio de un interés ajeno jurídicamente tutelado. En tal aspecto aparece como sinónimo de negligencia, imprudencia, impericia o inobservancia de los reglamentos (B.,

Código Civil Comentado, Anotado y Concordado

, T. 2, pág. 627).

Es claro entonces que la obligación que asume el médico es sólo de medios,

o sea que se compromete a atender al paciente con prudencia y diligencia. En consecuencia, quien alega el incumplimiento de su obligación por el médico tiene a su cargo la prueba de que los servicios profesionales se prestaron sin esa prudencia o diligencia, o sea que le corresponde al damnificado probar la relación de causalidad entre la culpa médica y el perjuicio que se invoca.

Sin embargo, no existe consenso en el tema, en lo que hace a la carga de la acreditación de la culpa, pues hay quienes sostienen que, probado el contrato y el Fecha de firma: 10/03/2023 daño por el accionante, es el demandado quien debe demostrar acabadamente su Firmado por: C.M.K., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: L.E.A. DE BEGHER, JUEZ DE CAMARA

3

cumplimiento o sea la prueba de que cumplió con la atención debida. Al médico le resultará mucho más fácil intentar una demostración de una conducta acorde con lo prometido, que al paciente convencer al juez acerca del apartamiento de la conducta médica respecto de la prestación emergente del negocio celebrado (Conf. M.I., J., Responsabilidad civil del médico, pág. 293; L., R.,

Responsabilidad civil de los médicos, pág. 246).

IV. Aplicación temporal de la ley Antes de avanzar en el estudio del caso resaltaré que, en cuanto al encuadre jurídico que habrá de regir esta litis, atendiendo a la fecha en que tuvo lugar el accidente, entiendo que resulta de aplicación lo dispuesto por la normativa contenida en el Código Civil, hoy derogado, por aplicación de lo dispuesto en el art. 7 del Código Civil y Comercial de la Nación, actualmente vigente, sin perjuicio de señalar, claro está, que a idéntica solución se arribaría aplicando las normas pertinentes de este último cuerpo legal.

V.- Responsabilidad del centro médico demandado Varios son los fundamentos que el demandante expone en sus agravios, pero antes que nada cabe recordar que los jueces no están obligados a hacerse cargo de todos y cada uno de los argumentos expuestos por las partes ni a analizar las pruebas producidas en su totalidad, sino tan solo aquellos elementos que son conducentes para la correcta decisión de la cuestión planteada (art. 386 Cód. Proc.; CSJN, RED.

18-780; CNCiv., Sala D, RED. 20-B-1040; CNCIv., S.F., R. 172.752 del 25/4/96,

entre otros).

Por tratarse la presente de una acción originada en una serie de prácticas médicas, es fundamental recurrir a lo que surge de las historias clínicas y a lo dictaminado por el perito especialista.

El Dr. J.L.A., médico traumatólogo, hizo un exhaustivo análisis de los antecedentes médicos agregados a la causa, así como del examen...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR