Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, 2 de Junio de 2010, expediente 32.100/2.009

Fecha de Resolución 2 de Junio de 2010

cÉwxÜ ]âw|v|tÄ wx Ät atv|™Ç

T©É wxÄ U|vxÇàxÇtÜ|É

EXPTE N° 32.100/2009: “B.M.A. –INC TERCEROS- C/

GCBA Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS (JUZGADO N°1)

Buenos Aires, de junio de 2010.-

VISTOS

Y CONSIDERANDO:

  1. Por decisión de fs. 360, el Sr. Juez de primera instancia tuvo por contestada la citación del Estado Nacional y, declaró improcedente el pedido de integración de la litis con los sujetos indicados por el mismo, por entender que el art. 94 del CPCC prevé que se trata de una facultad que puede ser ejercida por el actor en el escrito de inicio y por el demando al contestar la demanda (párrafo 4°).

    El EN apeló tal resolución a fs. 361 en función de los siguientes agravios: (i) la falta de oposición de la parte actora; (ii) la imposibilidad que le genera la actitud asumida por el Sr. Magistrado de demostrar quiénes han sido los que tuvieron responsabilidad en los hechos en los que se sustenta la contienda;

    (iii) la petición está dirigida a sujetos respecto de los cuales existe una comunidad de controversia, todo lo cual surge del escrito de contestación de demanda oportunamente presentado; (iv) la arbitrariedad del pronunciamiento en la medida en que ni siquiera fueron considerados sus argumentos (conf. memorial de fs.

    363/6 cuyo traslado no ha sido contestado).

  2. A fin de dotar de suficiente autonomía a esta decisión, es necesario exponer sucintamente cómo se ha desarrollado el proceso.

    En ese sentido, la lectura del escrito de inicio –obrante a fs. 1/13-

    indica que la demanda resarcitoria iniciada ante la Justicia en lo Contencioso Administrativo y T. de la ciudad de Buenos Aires por los daños presuntamente generados a raíz del incendio ocurrido en el local denominado “República de Cromañón” estuvo dirigida contra el GCBA y/o quien resulte civil y penalmente responsable del siniestro aludido.

    Corrido el traslado de la pretensión, el GCBA se presentó –a fs.

    24/34- y solicitó la citación en calidad de terceros del EN - M° del Interior –

    Policía Federal Argentina, de funcionarios de dicho organismo (S.. D.,

    Sevald, S. y V., de los responsables del funcionamiento del local (S..

    1. y Villarreal), de los integrantes del grupo “Callejeros” (Sres. A.,

    F., C., D., D., Torrejón, V. y Cardell).

    Sustanciado el planteo, la actora prestó conformidad –conf. fs. 36- y la Sra. Juez en ese momento interviniente admitió las citaciones aludidas (conf.

    fs. 37/vta.-)

    Al comparecer el EN opuso la excepción de incompetencia, la de prescripción y solicitó la suspensión del plazo para contestar la demanda (conf fs.

    92/6).

    Admitida la primera –a fs. 205-, la causa quedó radicada en el Juzgado Nacional de primera instancia en lo Contencioso Administrativo Federal n°1 (conf. fs. 216 vta.-/218) y el Sr. Magistrado reanudó el plazo referido en el párrafo precedente (fs. 230).

    Es así como, a fs. 319/359, el EN mantuvo el planteo de prescripción, contestó la citación, opuso la falta de legitimación pasiva, contestó

    en subsidio la demanda, planteó la prejudicialidad de la causa penal y formuló el pedido de citación de terceros de las siguientes personas: O.E.C.,

    R.A.V., D.M.A., P.S.F., J.C., E.R.D., M.D., E.V., C.T., D.H.C., L.F.B. –contratado por el grupo musical para seguridad privada- y Lagartos S.A. –titular de la habilitación municipal del lugar bailable-.

    El Sr. Juez, sin sustanciación previa, resolvió desestimar el pedido por las razones expuestas en el considerando I, párrafo 1º, última parte.

  3. Si bien es cierto que algunas de las personas mencionadas ya fueron citadas, ello no obsta a que asista razón al recurrente por los motivos que a continuación se expondrán.

    El litigante que interviene en un proceso convocado como tercero reviste la calidad de parte como los sujetos originarios ubicándose en posición actora o demandada, según corresponda. Y la medida y los alcances de su actuación están vinculados con el fundamento que justifica su comparecencia en el juicio (es decir, su interés).

    En tales condiciones, al ser señalado el EN como probable responsable de los daños cuyo resarcimiento la actora persigue en autos, los principios rectores del debido proceso no pueden cercenarle el adecuado ejercicio de su derecho de defensa.

    Téngase en cuenta que la integración de la litis con un tercero tiene fundamento en la posibilidad que confieren las normas procesales de convocar a determinadas personas en aquellos supuestos que exista respecto de ellos una comunidad de intereses, es decir: cuando la relación jurídica en la que se generó

    el conflicto guarda relación con otra que vincula a las partes –o a alguna de ellas-

    con otro sujeto –precisamente, aquel a quien se pretende incorporar al juicio-, lo cÉwxÜ ]âw|v|tÄ wx Ät atv|™Ç

    T©É wxÄ U|vxÇàxÇtÜ|É

    que puede suceder en el caso de que este nuevo participante pudiera haber intervenido como actor o demandado desde el comienzo del pleito.

    La razón esencial que justifica esa intervención es, básicamente, la circunstancia de que la decisión judicial que recaiga podría afectar de alguna manera sus derechos o comprometer al menos su situación jurídica.

    Y otra causa no menos importante que puede concurrir es el hecho de que, si eventualmente recayese una sentencia de condena, existiría la posibilidad de que el demandado intente una acción de regreso (C.C., 1112)

    respecto de aquel a quien le...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba