Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala A, 23 de Agosto de 2016, expediente COM 013182/2012

Fecha de Resolución23 de Agosto de 2016
EmisorCamara Comercial - Sala A

Poder Judicial de la Nación BRITTAN ALFREDO RENE C/ CAR ONE S.A. Y OTRO S/ ORDINARIO.

E.. N° 13182/2012.

En Buenos Aires, a los días 23 del mes de agosto de dos mil dieciséis, se reúnen los Señores Jueces de Cámara en la S. de Acuerdos, con asistencia de la Señora Prosecretaria Letrada de Cámara, para entender en los autos caratulados “BRITTAN ALFREDO RENE C/ CAR ONE S.A. Y OTRO S/

ORDINARIO” (E.. N° 073663, Registro de Cámara N° 13182/2012), originarios del Juzgado del Fuero Nro. 17, S.N.. 34, en los cuales, como consecuencia del sorteo practicado de acuerdo con lo establecido por el art. 268 C.P.C.C., resultó

que debían votar en el siguiente orden: Doctor A.A.K.F.(2), D.I.M.(1) y D.M.E.U.(3).

Estudiados los autos, se planteó la siguiente cuestión a resolver:

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada?

A la cuestión propuesta el Señor Juez de Cámara Doctor A.A.K.F. dijo:

  1. LOS HECHOS DEL CASO.

    (1) A.R.B. promovió acción ordinaria de daños y perjuicios contra “Car One S.A.” y “General Motors de Argentina S.R.L. (en adelante, “GMA”) procurando el cobro de la suma de pesos cuarenta y seis mil ciento sesenta y cuatro ($ 46.164), con más sus respectivos intereses y costas, más allá de la sustitución del vehículo por otro de iguales características o, en su caso, la devolución de las sumas abonadas por éste al precio de plaza.

    En sustento de su reclamo sostuvo que el día 06.10.2011 concurrió a la sucursal de la concesionaria demandada “Car One S.A.” sita en la Avenida Córdoba 3650 de esta Ciudad con el fin de adquirir un automóvil. Manifestó haber acordado en esa ocasión la adquisición en efectivo de un vehículo marca Chevrolet, modelo Meriva 1.8 N 8V GL AA+DIR, dominio KQQ 069. El precio de venta se convino en la suma de pesos sesenta y cinco mil novecientos cuarenta y cinco ($

    65.945), con más el importe de pesos cuatro mil diecisiete ($ 4.017), en concepto de aranceles y gastos.

    Afirmó que el 27.10.2011 se presentó nuevamente a la concesionaria y efectivizó el pago de la totalidad del precio a través de un depósito bancario en cuenta corriente que realizó en el “Banco Santander Río”, por un total de $ 69.462.

    Fecha de firma: 23/08/2016 Continuó aseverando que el día 31.10.2011 retornó a la concesionaria para retirar la Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA Firmado por: I.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: V.C.P., Prosecretaria de Cámara #23100690#148728340#20160823090135734 Poder Judicial de la Nación correspondiente factura que documentó la operación, n° 0009-00042487 y el 08.11.2011 procedió a la inscripción del rodado en el Registro de la Propiedad Automotor. Refirió así que, con fecha 10.11.2001 retiró la unidad patentada, abonando las sumas correspondientes y que, luego de ello, realizó trámites en “S.A.C.T.A.” a los fines de afectar el rodado a su uso como taxímetro.

    Hizo hincapié en que, a los pocos días de haber comenzado a utilizar el vehículo, éste comenzó a tener problemas de funcionamiento, por lo que debió

    llevarlo a la concesionaria para que lo revisaran. Indicó que, en razón de la garantía vigente, le ofrecieron un servicio técnico de “General Motors”. Aseveró que el rodado ingresó al servicio técnico con fecha 30.11.2011 y que, para su sorpresa, le informaron que por defectos de fábrica debía procederse al cambio de motor de la unidad.

    Destacó que el 14.12.2011 retiró el vehículo junto con la documentación provisoria que lo habilitaba a circular. Apuntó que el 23.12.2011 fue emitido el segundo título de propiedad del automotor, en el que constaba la identificación del nuevo motor (ABZ000555), debiendo realizar los trámites correspondientes en “S.A.C.T.A.”, de conformidad con el nuevo motor, lo que le generó un nuevo gasto.

    Enunció que, no obstante el cambio de motor, los inconvenientes subsistieron, toda vez que el 30.01.2012 reingresó el automóvil al servicio técnico, en esa oportunidad por la persistencia de un zumbido al cambiar la velocidad en primera marcha, segunda y reversa, así como al acelerar. Indicó que en ese momento se determinó que la cremallera del vehículo perdía, por lo que debía ser reemplazada, con la correspondiente alineación de todo el rodado; por lo que se solicitó el repuesto a “General Motors”, llevándose a cabo la reparación y que el 03.02.2012 retiró

    nuevamente el rodado del taller.

    Explicó que, luego, el 28.02.2012 advirtió la existencia de un ruido al arrancar el motor, como así también que la luz de “chequín” (sic) se encontraba encendida y que la luz de giro izquierda no funcionaba, motivo por el cual debió

    ingresar nuevamente el vehículo al taller, debiendo, a su vez, realizarle el servicio técnico obligatorio correspondiente a los 10.000 kms. Añadió que el sistema de relay se hallaba en cortocircuito, por lo que debía ser reemplazado, no habiéndose encontrado fallas en relación al ruido del motor. Adujo haber abonado la suma de $

    Fecha de firma: 23/08/2016 referido service.

    820 por el Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA Firmado por: I.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: V.C.P., Prosecretaria de Cámara #23100690#148728340#20160823090135734 Poder Judicial de la Nación Postuló que luego retiró el rodado y que el 01.03.2012 apreció olor a nafta en la cabina por lo que debió regresar el vehículo una vez más en el taller para su revisación, determinándose que la tapa del combustible se encontraba floja, por lo que se procedió a ajustarla.

    Manifestó asimismo el actor que el día 14.03.2012 el rodado ingresó

    nuevamente al servicio técnico, toda vez que las luces de posición y la varilla de aceite no funcionaban correctamente, determinándose en esa ocasión que existía falso contacto en el sistema relay de luces, aún pese a que el sistema ya había sido reemplazado el 28.02.2012.

    Hizo hincapié en la frustración que le ocasionó el hecho de adquirir con esfuerzo un automóvil 0 km. que presentaba numerosos defectos de fabricación, máxime teniendo en cuenta la expectativa en la adquisición de dicho vehículo dado su trabajo como taxista.

    Destacó que frente a la falta de respuesta a los reclamos efectuados, se vio compelido a iniciar los trámites para la mediación previa obligatoria, la que también fracasó, por lo que debió promover la presente acción.

    Consideró que ambas codemandadas debían responder solidariamente por aplicación de la Ley de Defensa al Consumidor (LDC).

    Reclamó, en suma, la indemnización de los siguientes rubros, a saber:

    i) “lucro cesante”, por el que pretendió la suma de $ 7.700; ii) “gastos”, ítem por el que demandó $ 3.164; iii) “daño moral”, rubro que estimó en $ 15.000; iv) “daño directo” y “daño punitivo”, por las sumas que el sentenciante fijase, por este concepto; v) sustitución del vehículo por otro de iguales características o la rescisión del contrato y la restitución de las sumas abonadas al precio de plaza, con más sus respectivos intereses y -finalmente,- vi) “desvalorización del vehículo”, el que cuantificó en $ 20.000.

    Solicitó, en suma, que se hiciese lugar a la acción incoada en autos, condenando a las codemandadas a abonar a su parte la suma referenciada supra, con más sus respectivos intereses y las costas del proceso.

    A fs. 106 el actor denunció como hecho nuevo que el vehículo presentó nuevas fallas en su funcionamiento. Señaló que entró nuevamente al taller el 30.05.2012 por ruidos en el motor y en el habitáculo, así como por consumo de líquido hidráulico, mas le informaron que no se detectaron anomalías. Añadió que Fecha de firma: 23/08/2016 frente a la existencia de nuevos inconvenientes, volvió a presentar la unidad para su Firmado por: A.A.K.F., JUEZ DE CAMARA Firmado por: I.M., JUEZ DE CAMARA Firmado por: M.E.U., JUEZ DE CAMARA Firmado(ante mi) por: V.C.P., Prosecretaria de Cámara #23100690#148728340#20160823090135734 Poder Judicial de la Nación reparación los días 18.06.2012 y 02.07.2012.

    (2) Corrido el pertinente traslado de la demanda, compareció primero al juicio la codemandada “General Motors de Argentina S.R.L.”, quien contestó la acción a fs. 115/28, oponiéndose al progreso de la pretensión y solicitando el rechazo de ella, con costas a cargo del reclamante.

    L., efectuó una negativa general y específica de los hechos expuestos en la demanda que no hubiesen sido objeto de expreso reconocimiento en el responde.

    Señaló que su parte resultaba totalmente ajena a la operación de compraventa del automotor que vinculó al actor con “Car One S.A.”, por lo que no podía atribuírsele responsabilidad alguna por los incumplimientos contractuales que pudieron haberse configurado entre aquéllos. Expresó, en relación a los desperfectos, que era una situación no condenable desde el punto de vista jurídico, dada la existencia de desperfectos en un producto con su consiguiente reparación satisfactoria.

    Destacó que, con fecha 30.11.2011, el actor habría ingresado el vehículo a la sucursal de “Car One S.A.”, en donde se le habría efectuado el cambio de motor. Afirmó que el día 30.01.2012 el rodado habría presentado un zumbido al poner y cambiar la velocidad en primera marcha, segunda y reversa y al acelerar, determinándose pérdida en la cremallera del vehículo. Agregó que, en virtud de ello, se habría realizado el cambio de la pieza correspondiente, con la alineación del rodado.

    Manifestó que el actor refirió un nuevo ingreso del automotor en la concesionaria el día 28.02.2012, que coincidía con el service obligatorio de los 10.000 kms., indicando que dicho ingreso jamás pudo haber sido evitado, toda vez que constituyó una obligación para el consumidor para evitar la caducidad de la garantía otorgada por su parte. Añadió que en dicho service, sólo pudo constatarse un desperfecto en el sistema de relay, el que fue reemplazado en los términos de la garantía.

    Adujo que el accionante señaló que, con fecha 14.03.2012 debió

    concurrir una vez más a “Car One S.A.” donde le habrían diagnosticado un falso contacto en el sistema de relay, habiéndose...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR