Brito, el banquero de la política

 
EXTRACTO GRATUITO

El banquero Jorge Horacio Brito solicitó ante la Comisión Nacional de Valores licencia como presidente y director del Banco Macro. Se trata de una medida inusual, que el propio empresario justificó por la necesidad de "preservar a la entidad de los ataques de los que está siendo objeto en el orden personal". Es un cínico argumento que suele escucharse con frecuencia estos días en boca de ex funcionarios y empresarios que por primera vez tienen que rendir cuentas ante la Justicia.

Brito ha negado ante el juez federal Ariel Lijo -quien tendría que haberse excusado de intervenir en el caso por ser amigo del banquero- la vinculación con el caso Ciccone, sobre la que atestiguó Alejandro Vandenbroele tras acogerse al régimen legal del arrepentido. Este presunto testaferro del ex vicepresidente Amado Boudou declaró que Brito y Raúl Moneta habían capitalizado la imprenta para sacarla de la quiebra operando detrás de la pantalla de la firma The Old Fund. Y agregó que Brito pagó los honorarios de su abogado y que le otorgó una mensualidad para que no rompiera el silencio que mantuvo durante tanto tiempo. Estas afirmaciones de Vandenbroele expondrían a Brito a ser imputado por un nuevo y grave delito: obstrucción a la Justicia.

Los dichos de Vandenbroele deberán confirmarse con más pruebas. Investigaciones periodísticas publicadas hace años también se referían a la muy posible vinculación de Brito con el sonado caso de la imprenta de billetes. Una financiera, la Cooperativa de Crédito Marítima del Sur Limitada, cumplió un importante papel para pagar las deudas de Ciccone por medio de The Old Fund. De acuerdo con el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), organismo que regula a las cooperativas, esa entidad financiera "habría realizado una mera intermediación entre el Banco Macro y sus asociados, debido a que contaba con un escaso capital social que no le permitiría acceder a los volúmenes de los préstamos solicitados, recibiendo los fondos de las cesiones de los valores en el Banco Macro".

Lo importante es que quizá por primera vez el poderoso y hasta ahora intocable Brito debe brindar explicaciones en un caso de corrupción luego de haber procurado y logrado los más estrechos lazos con el menemismo primero y con el kirchnerismo después, mientras en forma paralela crecía su imperio y su banco llegaba a convertirse en una de las principales entidades bancarias privadas del país.

Esa rápida escalera al poder comenzó con una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA