Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 29 de Noviembre de 2022, expediente CNT 028734/2017/CA001

Fecha de Resolución29 de Noviembre de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

SENTENCIA DEFINITIVA

EXPEDIENTE NRO.: 28734/2017

AUTOS: B.V., J.M. c/ EL REY DE LAS

PANTUFLAS S.R.L. Y OTRO s/DESPIDO

VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la Sala II, practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

El Dr. J.A.S. dijo:

Contra la sentencia de primera instancia, que rechazó la acción deducida, se alza la parte actora mediante el memorial recursivo presentado oportunamente, que mereció la respectiva réplica de su contraria.

La actora critica la valoración de la prueba testimonial, que no se haga mención a la prueba documental, y la regulación de honorarios establecida.

En esta causa la demandante denunció que trabajó para la demandada en el local de venta de calzados en tareas de vendedora y cajera desde el 6 de junio de 2016 hasta el 13

de enero de 2017, fecha en la que se consideró despedida luego del correspondiente intercambio telegráfico en el que denunciaba negativa de tareas, diversas irregularidades y estado de embarazo.

La parte demandada negó que haya existido un contrato de trabajo entre las partes.

V. sostuvo que conoció a la actora por intermedio de su esposa, ambas de nacionalidad paraguaya, y que le pidieron que ayudara a B., quien se encontraba en una situación difícil. Afirmó que luego de prestarle dinero para la venta de chipas, se generó un vínculo de confianza a partir del cual la accionante solía pasar a visitarlos al local y charlar con ellos.

La sentenciante de primera instancia rechazó la acción interpuesta, y para así

decidir tuvo en cuenta que las declaraciones testimoniales aportadas por la parte actora no resultaban convictivas y -por lo tanto- no poseían valor probatorio.

Fecha de firma: 29/11/2022

Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

La demandante critica dicha valoración y señala las expresiones de los declarantes que, a su modo de ver, dan cuenta de la existencia de un contrato de trabajo entre las partes.

Luego del respectivo análisis del recurso interpuesto, como de los fundamentos contenidos en la sentencia apelada y de la prueba producida, concluyo que corresponde confirmar el pronunciamiento de anterior grado. Ello así, por las razones que paso a detallar a continuación.

En primer término, no debe soslayarse la valoración de la prueba testimonial que realizó la Judicante de primera instancia, pues ella resulta certera.

En el pronunciamiento de grado se destacó el testimonio de P., quien le vendía mercadería a la demandada y dijo que siempre lo atendía el demandado V., su señora o el hijo, sin mencionar en ningún momento a la actora, a quien directamente dijo no conocer. En el mismo sentido declararon V., quien le vendía comida a los demandados, y A., quien les entregaba mercadería. No se me escapa que V. dijo ser prima de la esposa del demandado V., y que ello podría establecer un vínculo de afinidad; sin embargo, su declaración no sólo es coincidente con las de P. y A.,

sino que además está desprovista de contradicciones o discordancias, destacándose que todos los testigos mencionados dieron suficiente razón de sus dichos a partir de manifestarse sobre hechos que percibieron por sus propios sentidos.

Por otro lado, en el pronunciamiento de grado se analizó también la prueba testimonial aportada por la parte actora. De ella se extrae, por ejemplo, que el testigo V. es tío de la actora, y que si bien dijo conocer el local por trabajar en la zona de Once, manifestó no conocer físicamente al demandado V., de quien sólo tomó

conocimiento en forma referencial. Manifestó que las veces que vio a la actora en el local estaba sola, y que cuando fue a felicitarla porque estaba embarazada se encontró con que ya no trabajaba más allí. Por su parte, el testigo Santa Cruz tampoco conoce al demandado V., manifestó conocer a la actora por intermedio de su esposo, quien se lo recomendó

y fue en dos oportunidades. A su vez, el testigo B. dijo ser amigo de la actora, a quien conoció por ser conocido de su esposo, y refirió haber ido a comprar ojotas un sábado y otra vez en la semana al mediodía.

De lo expuesto, comparto el criterio tomado en consideración en la instancia previa, por cuanto ninguno de los testigos aportados por la actora conoce físicamente al demandado V.. En este punto, adquiere relevancia que todos los restantes testigos declararon que V. se encontraba en el local con su mujer y que también podía estar el hijo de ellos. En dicho contexto, no se explica que absolutamente ningún testigo de la Fecha de firma: 29/11/2022

Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II

actora conozca no sólo a V. sino tampoco a su mujer e hijo, que estaban en el local,

pues ninguna mención hicieron respecto de ellos.

Sentado lo anterior, no advierto que la prueba documental que menciona la actora en su recurso acredite prestación alguna de servicios, pues no se advierte nexo de causalidad en ello. Digo esto, pues la parte demandada reconoció la presencia de la accionante en el establecimiento, lo que explica fácilmente la posesión de papeles inherentes al local, pero de ellos no surge prestación alguna de B.. Tampoco soslayo la prueba fotográfica, de la cual se extrae la ya referida presencia de la accionante en el local.

Al respecto, cabe señalar que, mientras los testigos de la actora afirmaron que la veían sola, las fotografías no la muestran así, sino, por el contrario, rodeada de gente, comiendo y en aparente celebración que incluyen botellas de alcohol, todo lo cual se acerca mucho más a la versión expuesta en la contestación de demanda, en donde se reconoció un vínculo amistoso al exponer que “El dinero que le presté le sirvió para comenzar con esta venta callejera que con el transcurso del tiempo también le permitió pagar diariamente la habitación de pasajeros que alquilaba. Al principio me devolvió una pequeña parte del dinero recibido en préstamo. Esa actitud generó en mí, confianza hacia ella. Muchas tardes pasaba por el local y compartía con nosotros charlas o bien nos compraba algún producto de librería o de almacén que pudiéramos necesitar y que ante la imposibilidad de salir no lo podíamos hacer nosotros mismos”. Destaco que, como se dijo, la demandada no negó la presencia de B. en el local, por lo que la prueba fotográfica no arroja luz sobre ninguna controversia. Asimismo, de la afirmación expuesta en el responde,

surge reconocido un vínculo amistoso, sin que pueda confundirse con un reconocimiento de prestación de servicios, pues no solo la accionada lo negó, sino que, además, la accionante no logró probar ninguno de los asertos expuestos en su escrito de inicio.

Finalmente, no se me escapa que la accionada no exhibió la documentación requerida para la peritación contable. Sin embargo, cabe señalar que la demandada negó la existencia del contrato de trabajo, por lo que es evidente que ante dicha negativa no se puede esperar que exista registro alguno del vínculo. En tal sentido, sin la acreditación previa del contrato de trabajo, ni al menos de la prestación de servicios invocada, no resulta procedente la presunción que establece el art. 55 de la LCT.

Por lo hasta aquí expuesto, concluyo que corresponde confirmar la sentencia de primera instancia que rechazó la acción deducida.

La actora apela los honorarios regulados a favor de los profesionales intervinientes.

Sin embargo, los advierto acordes al mérito y extensión de las tareas desarrolladas y de conformidad con la normativa arancelaria vigente al momento de su desarrollo, por lo que propicio su confirmación.

Fecha de firma: 29/11/2022

Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA

Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

Dado el modo de resolver, propicio imponer las costas de Alzada a cargo de la recurrente vencida –art. 68, primer párrafo, CPCCN- y regular los honorarios correspondientes a la representación y patrocinio letrado de la parte actora y de la parte demandada en el 30% de lo que a cada una de ellas le corresponda percibir por las tareas desarrolladas en la instancia previa –art. 30, ley 27423, CPCCN-.

La Dra. A.E.G.V. dijo:

I) Respetuosamente disiento con la solución que ha dejado sugerida mi distinguido colega preopinante para resolver el pleito puesto que –a mi juzgar- existen bastos elementos probatorios y normativos que fuerzan a concluir que, en el caso, estamos en presencia de un vínculo clandestino de naturaleza laboral.

En efecto, el socio-gerente de la SRL accionada (C.D.V.,

codemandado en autos) reconoció en el responde la permanencia reiterada de la actora dentro del local donde la empresa llevó a cabo su explotación comercial (ver fs. 29vta./30);

y los relatos de los testigos M.V.R. (fs. 108/109), J.R.S.C. (fs. 110) y C.A.B. (fs. 119), que lucen coherentes, objetivos, verosímiles y concordantes entre sí y con los hechos narrados en el escrito inicial, dan acabada cuenta,

de manera complementaria y con apoyo en razones de modo, tiempo y lugar que otorgan adecuado sustento a sus dichos, de que B.V. prestó servicios sola en el establecimiento de la compañía durante la época y dentro de la franja horaria denunciadas por la accionante, y hasta en la etapa en que aquélla habría transitado el embarazo al que se aludió en la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR