Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii, 12 de Diciembre de 2022, expediente CNT 040274/2016/CA002

Fecha de Resolución12 de Diciembre de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Viii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA VIII

Expte. Nº 40274/2016

JUZGADO Nº 14.-

AUTOS: "BRIGNOLI OMAR C/ LA SALTEÑA SA S/ DESPIDO”

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los 12 días del mes de diciembre de 2022, se reúnen en acuerdo los jueces de la Sala VIII de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y, de acuerdo con el resultado del sorteo realizado,

proceden a votar en el siguiente orden:

LA DOCTORA M.D.G. DIJO:

  1. La sentencia de grado acogió la demanda que procuró el cobro de diversos créditos de naturaleza laboral.

    Contra dicha decisión se alza en apelación la parte demandada.

  2. El recurso no tendrá recepción y en esa inteligencia me explicaré.

    La apelante cuestiona la valoración fáctico jurídica efectuada por la Sra. Juez de grado en cuanto concluyó que medió entre las partes un vínculo de naturaleza laboral.

    Al respecto, cabe señalar que la parte demandada reconoció en la contestación de demanda que el actor prestó servicios para su parte, en torno a la distribución y venta de los productos que fabrica en su planta industrial, por lo que se torna operativo lo dispuesto en el artículo 23 de la LCT respecto a que “El hecho de la prestación de servicios hace presumir la existencia de un contrato de trabajo, salvo que por las circunstancias, las relaciones o causas que lo motiven se demostrase lo contrario”. Aclarándose que “Esa presunción operará igualmente aun cuando se utilicen figuras no laborales, para caracterizar al contrato, y en tanto que por las circunstancias no sea dado calificar de empresario a quien presta el servicio”.

    En ese sentido, cabe recordar que esta Sala ha sostenido reiteradamente que “el contrato de trabajo se inserta habitualmente en el marco de una organización empresaria… El hecho de que el trabajador dependiente,

    Fecha de firma: 12/12/2022

    Alta en sistema: 13/12/2022

    Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

    normalmente se incorpora a un establecimiento extraño, lleva consigno y determina el carácter del trabajo como heterónomo. Por eso la incorporación del trabajador adquiere tanta importancia para la existencia de la relación de trabajo.

    Pues ni el locador de servicios, ni el de obra, ni el mandatario, se integran,

    físicamente, a una unidad laboral ajena. Mantienen, por lo menos, la independencia de su conducta personal, que el trabajador dependiente en mayor o menor grado, subordina al mecanismo de la empresa…En resumen la condición de trabajador se vincula con la ubicación que posea en la estructura de una empresa ajena y el contrato de trabajo se configura cuando una persona mediante el pago de una remuneración, pone su fuerza de trabajo al servicio de la empresa de otra que organiza su prestación, aprovecha los beneficios de la labor y corre con los riesgos consiguientes. Por tanto encontramos en la relación que se traba con motivo del contrato los siguientes elementos: a) un servicio personal que califica al trabajo como un hacer infungible; b) el pago de una retribución por el trabajo recibido; c) el trabajo se pone a disposición de la empresa de otro y el empresario lo organiza, lo aprovecha y asume los riesgos del negocio” (cfr.

    F.M., J.C. “Tratado Práctico de Derecho del Trabajo”, 1ª

    edición, Tº I, pág. 581).

    Luego de evaluadas las pruebas producidas en la causa,

    coincido con el criterio seguido en grado respecto a la existencia de un vínculo de trabajo subordinado entre las partes (arts. 377 y 386 del CPCCN).

    Ello así, porque los testimonios de V. (fs. 245/7),

    M. (fs. 253), V. (fs. 260) e Iglesias (fs. 262) dan cuenta que el actor prestó servicios para la demandada, cumpliendo tareas de vendedor, promotor y distribuidor de los productos alimenticios que aquella fabrica en su planta industrial y que giran bajo el nombre de plaza “La Salteña”.

    Asimismo, los deponentes explicaron la mecánica de trabajo del accionante y señalaron que consistía en presentarse a primera mañana en las sedes de la demandada para efectuar la carga de los productos que aquella fabricaba, para luego comercializarlos y distribuirlos a los comerciantes que tenía previamente asignado en la zona de actuación territorial que aquella le había otorgado previamente. También el actor podía captar otros clientes mediante la oferta y/o promoción de la mercadería, ya que los testigos explicaron que el actor circulaba con un camión y ropa que lo identificaba con la marca de la demandada (La Salteña), que comerciaba exclusivamente, teniendo -como se dijo- un ámbito territorial de actuación que era asignado por un supervisor de la accionada (L.F. de firma: 12/12/2022

    Alta en sistema: 13/12/2022

    Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA VIII

    Expte. Nº 40274/2016

    A.G.. Señalaron que los vendedores estaban obligados a concurrir semanalmente a reuniones de la empresa donde se les indicaba la forma en que debían acomodar y exhibir la mercadería y/o el material de publicidad (también se hablaba el tema de las ventas de los productos). Asimismo, afirmaron que se le controlaba las condiciones del camión que utilizaban para el transporte de mercadería a fin de que cumpliera con las exigencias requeridas por la empresa demandada.

    Bajo tales condiciones, coincido con la calificación jurídica efectuada en grado respecto a la existencia de un vínculo de naturaleza laboral (arts. 21, 22, 23 y concordantes de la LCT), toda vez que el actor estaba inserto como “medio personal” en una estructura empresaria ajena -que era la demandada- de cuyos logros o resultados era ajeno; no asumía ningún riesgo empresarial en la venta y distribución de la mercadería; lo que lo excluye que sea considerado empresario (cfr. arts. 5 y 6 de la LCT). Nótese que la propia demandada reconoce que el precio de la mercadería estaba sujeto a un valor que ella misma -como fabricante- fijaba a los vendedores y que mantenía una supervisión por los éxitos de las ventas y los vehículos de transporte.

    Por otro lado, se advierte que la demandada ejercía las facultades de dirección y organización propias de un empleador (arts. 64, 65 y 66 de la LCT)

    ya que el actor debía concurrir al establecimiento de la empresa, retirar la mercadería del lugar, comerciarla y distribuirla bajo las pautas que la propia demandada le imponía (zona de actuación, precio, clientes, publicidad, etc);

    cumpliendo también el actor tareas de cobro y pago de la mercadería (cfr.

    informe del BBVA Banco francés de fs. 207/9) y, lo más relevante, es que era supervisado por personal de la empresa; lo que excluye toda independencia como empresario y/o cuentapropista como postula la apelante en su expresión de agravios.

    En ese sentido, cabe destacar que el Sr. L.A.G. prestó declaración testimonial en la causa (ver fs. 376) y admitió que era supervisor de la empresa demandada. Asimismo, reconoció la documentación que se le exhibió y de allí surge que controlaba e informaba el porcentaje de ventas del grupo de vendedores que tenía a cargo y entre los que se encontraba el actor.

    Fecha de firma: 12/12/2022

    Alta en sistema: 13/12/2022

    Firmado por: L.A.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.D.G., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: C.R.G., SECRETARIA DE CAMARA

    Por último, no se me escapa que el actor utilizaba su propio vehículo para trasladar los productos de la empresa pero ello no excluye la naturaleza laboral del vinculo conforme a las formas en que se comportaron las partes en el cumplimiento de sus respectivas obligaciones (doct. arts. 14 y 23 de la LCT), máxime cuando dicha situación se encuentra expresamente prevista en el convenio aplicable a la actividad del actor (cfr. arts. 28 del CCT 308/75 y 1° de la ley 14546).

    Desde tal perspectiva, no encuentro fundamentos validos para apartarme de lo decidido en origen.

    Ello conduce a ratificar el despido indirecto del actor por falta de registración de la relación laboral, lo que conduce a confirmar la condena a abonar las indemnizaciones y multas derivados del mismo (arts. 80, 232, 233 y 245 de la LCT; 2 de la ley 25323; 8 y 15 de la ley 24013).

    Son procedentes las multas de la ley 24013 (arts. 8 y 15), toda vez que -contrariamente a lo afirmado por el quejoso- el informe del Correo Argentino de fecha 21/09/2017 dio cuenta que el actor cumplió con la comunicación a la AFIP en los términos del artículo 11 de la ley (ver fs. 110 y fs.

    114).

    La multa del artículo 2 de la ley 25323 debe ser ratificada, atento que el actor intimó al pago de las indemnizaciones por despido y, ante la renuencia de la demandada, debió iniciar acciones legales para su cobro.

    La misma suerte debe correr la condena con sustento en el artículo 80 de la LCT, toda vez que la apelante desconoció la relación laboral del actor y no hizo entrega, en tiempo y forma, de la documentación prevista en dicha norma legal.

    Las regulaciones de honorarios lucen razonables, considerando la importancia, merito y extensión de las tareas cumplidas (arts. 38 de la LO y concordantes de las leyes 21839 y 27423).

    Por último, respecto a la aplicación del Acta Nº 2764 de la CNAT

    cabe señalar que se trata de un punto no propuesto a la decisión del Sr. Juez de grado y, por ello, queda vedado a este Tribunal su tratamiento (art. 277 del CPCCN).

  3. Por las razones expuestas propongo en este voto: 1)

    Confirmar la sentencia apelada en cuanto fue materia de recurso y agravios 2)

    Imponer las costas de Alzada a la demandada vencida. 3) Regular los honorarios de los profesionales intervinientes en el 30% de lo que, en definitiva, les Fecha de firma: 12/12/2022

    Alta en sistema:...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR