Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - SALA V, 26 de Abril de 2016, expediente CNT 001513/2012/CA001

Fecha de Resolución:26 de Abril de 2016
Emisor:SALA V

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA VII Causa N°: 1513/2012 SENTENCIA DEFINITIVA Nº 48799 CAUSA Nº: 1.513/12 - SALA VII – JUZGADO Nº: 66 En la ciudad de Buenos Aires, a los 26 días del mes de abril de 2016, para dictar sentencia en los autos: “B.R., A. c/ Intercargo S.A.C. y otros S/ Otros Reclamos-Daños y Perjuicios” se procede a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR N.M.R.B. DIJO:

  1. La sentencia de primera instancia que hizo lugar al reclamo indemnizatorio del actor con fundamento en la Ley Especial y la Ley Civil por la enfermedad-accidente derivada de sus tareas llevadas a cabo por los llamados “equipos de rampa” (carga y descarga de bultos y maletas en el aeropuerto de Ezeiza) viene apelada por las demandadas “Intercargo S.A.C.”, “Provincia A.R.T. S.A.” y “Prevención A.R.T. S.A.”.

    Asimismo la perita médica cuestiona sus honorarios porque los aprecia exiguos, mientras que las coaccionadas “Provincia A.R.T. S.A.” y “Prevención A.R.T. S.A.” cuestionan la totalidad de los honorarios regulados porque los aprecian elevados (ver fojas 809, fs. 817 y fs. 830 vta. pto. 6º).

  2. Recurso de “Provincia A.R.T. S.A.” (fojas 816/817).

    Discrepa porque se la condenó solidariamente junto con la empleadora del actor y con ese fin aduce que no habría mediado omisión culposa de su parte destacando que el art.

    1074 del C.C. ordena que “sólo habrá responsabilidad por omisión cuando una disposición de la ley le impusiere la obligación de cumplir el hecho omitido” y que la misión de las ART es prevenir los daños sin que ello signifique que las mismas deban impedir la producción de todo daño a los trabajadores de las afiliadas en tanto ninguna ART puede estar diariamente y durante toda la jornada laboral al lado del trabajador a efectos de evitar que éste adopte posturas incorrectas y obligándolo a que utilice los elementos de protección correspondientes; argumento que no rebate los fundamentos decisivos de la sentencia en el punto, cual lo es la inexistencia de examen preocupacional al actor como también exámenes médicos periódicos, ni posteriores a cambio de tareas, todo lo cual se traduce en una negligencia y conducta omisiva de las demandadas que, juntamente con el riesgo de la actividad desplegada por el actor (tareas y elementos que debía manipular durante la jornada) es lo que constituyó la cosa riesgosa productora del daño que hoy padece el Sr.

    Briga (ver fundamentos a fojas 802/802 vta., art. 116 L.O.).

    Por su consecuencia, si las ART o el empleador, hubiesen cumplido con su deber legal de realizarle al trabajador examen preocupacional y periódicos, el Sr. Brida jamás hubiese estado expuesto al riesgo y no hubiese sufrido daño (art. 386 del Cód. Procesal).

    En lo atinente a la “prevención” que aduce la recurrente también deja incólume el fundamento del fallo en el punto, esto es que al respecto, resulta adecuado y correcto lo dispuesto por el art. 4 ap. 1º de la L.R.T., que hace referencia a que se debe “prevenir eficazmente los riesgos del trabajo”.

    Fecha de firma: 26/04/2016 Con esta expresión queda claro que se trata de una Firmado por: ESTELA MILAGROS FERREIROS, JUEZ DE CAMARA Firmado por: R.R., SECRETARIA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA #20955751#151313771#20160426085446800 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA VII Causa N°: 1513/2012 obligación de resultado y no de medio, ya que para dar cumplimiento a la norma no es suficiente arbitrar las medidas pertinentes dirigidas a evitar los daños sino que deben efectivamente haberse evitado (art. 116 L.O., fs. 802 vta.).

    Así las cosas la recurrente responde además en los términos del sistema especial habida cuenta que al momento de toma de conocimiento de la incapacidad actor, “Provincia ART S.A.” estaba ligada con el principal por un típico contrato de afiliación para amparar los riesgos de la Ley de Riesgos del Trabajo, con la vigencia allí establecida; la restante (“Prevención ART S.A.”) ya no era la aseguradora del empleador al momento de la toma de conocimiento, por lo que responderá sólo civilmente (art. 1074 CC), por su responsabilidad en las omisiones en prevención y denuncia que terminaron desembocando en las secuelas que porta el actor, aspecto del decisorio que también vale puntualizar arriba incólume (ver fundamentos a fojas 804 vta., art. 116 L.O.).

    Voto por confirmar el fallo atacado en este aspecto.

  3. Recurso de “Prevención ART S.A.” ( fojas 819/832).

    En una especiosa argumentación ataca el fallo diciendo que el a-quo al momento de fijar el porcentual de la incapacidad que porta el actor no advirtió que el porcentaje fijado en la pericial médica respecto de lesión radicular a nivel cervical y por la que se asignó un 8% t.

    o.; y por el síndrome del túnel carpiano y por el cual se asignó un porcentual de incapacidad del 10% t. o., no fueron objeto de reclamo en la demanda incoada por la parte actora, por lo cual, considera que se estaría fallando “extra petita”, lo que justifica su modificación y deducir del porcentaje estimado por el a-quo (50% t. o.) el 18% de la t. o. por las afecciones no reclamadas en la demanda.

    A mi juicio no hay motivo para alterar lo ya resuelto en grado.

    En efecto, reiteradamente he sostenido que, si el trabajador fue objeto de examen médico preocupacional y en el mismo no se le practicaron pruebas pertinentes, por lo que su posible labilidad pasó desapercibida, o por el contrario, no se le practicó examen preocupacional alguno, ni exámenes periódicos (como en el caso que nos ocupa), será

    impertinente bonificar al empleador con descontar ese aspecto del porcentual invalidante que se detecte habida cuenta que el trabajo fue la “causa eficiente” determinante de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba