Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 21 de Diciembre de 2016 (caso BRIEVA SANTIAGO JOSE c/ TITANIUMREX S.A. Y OTROS s/DESPIDO)

Fecha de Resolución:21 de Diciembre de 2016
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii
 
EXTRACTO GRATUITO

Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II SENTENCIA DEFINITIVA NRO.: 109899 EXPEDIENTE NRO.: 25831/2012 AUTOS: BRIEVA SANTIAGO JOSE c/ TITANIUMREX S.A. Y OTROS s/DESPIDO VISTO

Y CONSIDERANDO:

En la ciudad de Buenos Aires, el 20 de diciembre de 2016 , reunidos los integrantes de la Sala II a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, practicado el sorteo pertinente, proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

Miguel Ángel Pirolo dijo:

La sentencia de primera instancia hizo lugar parcialmente a las pretensiones salariales, indemnizatorias y sancionatorias deducidas en el escrito inicial contra Titaniumrex S.A.

A fin de que sea revisada esa decisión por este Tribunal de Alzada, interpusieron sendos recursos de apelación la parte actora y las codemandadas, en los términos y con los alcances que explicitan en sus respectivos escritos de expresión de agravios (ver fs. 594/598; 599; 602; 605; 608; 610; 613 y fs. 616). A su vez, la perito contadora cuestionó la regulación de honorarios profesionales efectuada en su favor, por baja (ver fs. 593).

Al fundamentar el recurso, el actor se agravia porque el a quo consideró que la decisión resolutoria basada en la retención indebida de aportes no resultó

ajustada a derecho y, en base a ello, desestimó las indemnizaciones reclamadas en el inicio.

También se queja porque el judicante no tuvo por demostrada la existencia de un grupo económico entre las restantes codemandadas y, en base a ello, haya desestimado la acción contra las personas físicas y jurídicas coaccionadas.

Los codemandados Rodríguez; Maggio, Fabián Vasena, Pedro Vasena y las sociedades Titaniumrex S.A., Merconet S.A. y Tecnocom S.A. cuestionaron la forma en que fueron impuestas las costas del proceso y la regulación de honorarios efectuada en favor de la representación letrada de la parte actora y del perito contador por considerarla elevada. A su vez, la representación letrada de cada uno de los codemandados mencionados, por su propio derecho, critica la regulación de honorarios efectuada en su favor, por reducida.

Por las razones que -sucintamente- se han reseñado, solicitan que se modifique, en tales aspectos, la sentencia recurrida, con costas.

Fecha de firma: 21/12/2016 Firmado por: MIGUEL ANGEL PIROLO, JUEZ DE CAMARA Firmado por: MIGUEL ANGEL MAZA, JUEZ DE CAMARA Firmado por: MARCELO CLAUDIO FERNANDEZ, SECRETARIO INTERINO #20486524#168403638#20161221150850165 Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA II Se agravia el accionante porque el Sr. Juez de la anterior instancia consideró que la decisión resolutoria basada en la retención indebida de los aportes al sistema de la seguridad social no resultó ajustada a derecho.

Los términos en que fueran expresados los agravios imponen memorar que el actor relató en el escrito inicial que ingresó a trabajar para Caroli Hnos SAIC, que luego pasó a denominarse Titaniumrex S.A., el día 2 de agosto de 1965, de acuerdo a las tareas y horario que indica. Del intercambio telegráfico que se produjo entre las partes se desprende que, como la accionada no efectuaba regularmente sus aportes previsionales y de la seguridad social, decidió enviarle las c.d. de los días 15 y 19 de julio de 2011 a través de las cuales le hacía saber que la “intimaba para que en el plazo de 48 horas proceda a integrar a la AFIP los aportes previsionales que no abonaba desde hacía 18 meses, no obstante retenerlos de sus salarios” (ver contenido de las c.d. obrante a fs. 231 y 232 e informe de Correo Argentino de fs. 241). Como la accionada le respondió que su reclamo era “inexacto” y que se había acogido a un régimen de moratoria por un período que no era el reclamado, se consideró despedido mediante c.d del día 26/7/2011 (ver c.d.

de fs. 233 e informe de Correo Argentino de fs. 241).

Ahora bien, en primer lugar corresponde señalar que las manifestaciones esgrimidas por el recurrente -y sin que esto implique desmerecer en modo alguno la labor profesional del letrado que suscribe la presentación-, no cumplimenta el recaudo de admisibilidad formal previsto en el art. 116 de la L.O. porque se basa en consideraciones de carácter genérico que no llegan a constituir una crítica concreta y razonada de las partes de la sentencia que se estiman equivocadas. Creo conveniente recordar aquí que la expresión de agravios debe constituir una exposición jurídica que contenga el análisis serio, razonado y crítico de la sentencia recurrida, a través de argumentos tendientes a descalificar los fundamentos en los que se sustenta la solución adoptada en el decisorio, mediante la invocación de la prueba cuya valoración se considera desacertada o la puesta de manifiesto de la incorrecta interpretación del derecho declarado aplicable a la controversia (art.116 LO). A tal fin, se debe demostrar, punto por punto, la existencia de los errores de hecho o de derecho en los que pudiera haber incurrido el juzgador y se deben indicar en forma precisa las pruebas y las normas jurídicas que el recurrente estime le asisten (cfr. esta Sala, in re: “Tapia, Román c/Pedelaborde, Roberto”, S.D. Nº73117, del 30/03/94, “Squivo Mattos C. c/ Automotores Medrano S.A. s/despido”, S.D Nº 100.168, del 24/2/12, entre otras).

Enseña Carlos J. Colombo que la expresión de agravios, establece el alcance concreto del recurso y fija la materia reexaminable por el ad quem en las cuestiones de hecho y de derecho sometidas a la decisión del juez de primera instancia que sean cuestionadas (conf. arg. art. 271 Y 277 CPCCN). Su blanco es la sentencia respecto de la cual debe formularse una crítica frontal, concreta y argumentada tratando Fecha de firma: 21/12/2016 Firmado por: MIGUEL ANGEL PIROLO, JUEZ DE CAMARA Firmado por:...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS