Brandee McHale: 'Un desafío de las ciudades es que, al crecer, se incrementa la desigualdad'

Muchas ciudades en el mundo hoy se enfrentan a la necesidad de plantear soluciones a las problemáticas que trae el cambio climático, y dar a la vez respuestas a cuestiones en muchos casos históricas que no dan tregua, como la falta de vivienda para gran parte de sus poblaciones. Según Brandee McHale, presidenta de la y directora de Ciudadanía Corporativa de Citigroup, poner en marcha programas para evitar que el crecimiento urbano conlleve el incremento de las desigualdades sociales, es uno de los desafíos más urgentes. McHale visitó Buenos Aires en el marco de una reunión promovida por la ONG C-40, que reúne a autoridades de diferentes centros urbanos del mundo, y visitó a las instituciones a las que la fundación apoya hoy en la Argentina: la empresa social Arbusta y la Fundación Avina (que, con Citi y la Fundación LA NACION, organiza cada año el premio Propulsar, para incentivar al sector de las microfinanzas).La directiva habló sobre la responsabilidad del sector financiero en el camino hacia una economía más sustentable y sobre la manera de encarar la formación de los jóvenes para el empleo del futuro. "La misión de la fundación es dar oportunidades sociales y económicas a personas de bajos ingresos en los lugares del mundo donde hay operaciones del banco", definió en diálogo con LA NACION. Y agregó que el mayor compromiso está en la iniciativa Caminos al Progreso (Pathways to Progress), "en el que vamos a invertir US$100 millones en tres años, para vincular a 500.000 jóvenes con las habilidades y aptitudes necesarias para conseguir trabajo". El plan incluye el voluntariado de 10.000 empleados en diferentes países, que actuarán como mentores: "Este componente es muy poderoso, porque no se trata solo de enseñar a los jóvenes habilidades y aptitudes técnicas, sino también de lo que algunos llaman las habilidades blandas: cómo comunicarse, cómo actuar en equipo. Para nosotros son las habilidades que empoderan", afirma.-Hoy se dice que no se sabe para qué tareas hay que preparar a los trabajadores del futuro; ¿tiene que ver eso con alentar ese tipo de acompañamiento?-Es un punto muy interesante el de prepararse para lo que viene. Visité aquí a dos entidades socias. Una es Arbusta, una empresa social que capacita a jóvenes de bajos recursos y sin estudios formales para desarrollar tareas digitales. Más que tener miedo o estar preocupados por el hecho de que muchos puestos desaparezcan, ellos aprovechan la innovación tecnológica para crear...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba