Boudou quedó preso, acusado de ser el jefe de una banda delictiva

 
EXTRACTO GRATUITO

Desde ayer, es el primer ex vicepresidente argentino preso por un caso de corrupción. El juez federal ordenó su detención en una causa por presunto enriquecimiento ilícito que tiene cinco años, y anoche, el número dos de entre 2011 y 2015 fue trasladado a la cárcel de Ezeiza. Según el juez, "por el lugar que ocupaba en el Estado nacional" Boudou tiene "contactos" que le permitirían entorpecer la causa en caso de que siguiera en libertad.

Boudou fue detenido antes de las 7 en su departamento de Puerto Madero por agentes de la Prefectura Naval. El video de un Boudou despeinado, en jogging y descalzo, escuchando cómo le leen la orden en su contra, se viralizó más tarde en las redes sociales.

La resolución de Lijo amplía la acusación contra el ex funcionario. De acuerdo con el juez, hay motivos para sostener que fue el "jefe" de una asociación ilícita que integró con su amigo José María Núñez Carmona -también preso- y con sus supuestos testaferros Alejandro Vandenbroele y Juan José López.

Entre los delitos de esa supuesta banda, el juez incluye tres hechos investigados en otras causas: la compra de 19 autos de alta gama para el Ministerio de Economía, el millonario contrato de consultoría que The Old Fund hizo con Formosa y la adquisición de la empresa Ciccone.

Lijo acusa también a Boudou de tres casos de lavado de dinero, maniobras a través de las cuales se habrían legalizado $ 4.238.900 y 995.000 dólares. Una de ellas fue la compra del departamento de su ex novia Agustina Kämpfer, citada a declarar para el miércoles de la semana próxima. López deberá presentarse el martes y Vandenbroele, el jueves.

Boudou fue trasladado a los tribunales de Comodoro Py minutos antes del mediodía. Fue alojado en la alcaldía de la planta baja del edificio y dos horas después, trasladado al juzgado de Lijo. Frente a frente con el juez, Boudou dijo que su detención había sido "ilegal y arbitraria", que él siempre había estado "a derecho" cada vez que la Justicia lo había citado, y que había dado todas las explicaciones que le habían pedido en las múltiples causas en su contra. "El juez ha perdido la objetividad y la imparcialidad", afirmó. Boudou dijo que esto es evidente incluso para sus opositores.

Lijo y Boudou no se saludaron. El ex vicepresidente había dicho que estaba dispuesto a declarar sin la presencia del juez y cuando Lijo entró en la oficina y empezó a explicarle la nueva jurisprudencia de la Cámara Federal, él le dijo que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA