Caso Botnia, La Haya y la a-nomia subsiguiente.Rodolfo Capón Filas

RESUMEN

Hoy, 22 de abril, es el Día de la Tiera. que está siendo desolada por conductas humanas

 
EXTRACTO GRATUITO
  1. Fracasada la Cumbre del Cambio Climático (Copenhague, 2009) y dada la sentencia de la Corte Internacional de La Haya en “Argentina c/Uruguay” el 20.04.2010 que, pese a reconocer al país hermano como vulnerando el Tratado del Río Uruguay ni siquiera lo sanciona y permite que la pastera Botnia permanezca. surge una pregunta: ¿podremos los hombres con-vivir en paz y armonía entre nosotros y con la Madre Tierra o estamos condenados a desaparecer en una nueva etapa destructiva de la Evolución? ¿ O estamos condenados a que las empresas transnacionales devoren nuestros recursos naturales amparados bajo el manto de gobiernos supuestamente "progresistas"?

    Quienes no aceptamos que “el Derecho sale de la punta del fusil” (Mao Tsé Tung) hemos de responder dicha pregunta con inteligencia y pasión, aceptando a priori que el Derecho Internacional no está sino deviene: de ahí su construcción.

  2. Ya que pensar es siempre una aventura, hemos de encontrar una respuesta satisfactoria no mediante un discurso formalista sino a través del pensamiento existencial (Guardini,1997: 5) tomando en serio a la Naturaleza, la Economía, la Política y, sobre todo, la Etica, porque la solución para la Paz no es otra que la Justicia Social al interior de los pueblos y entre ellos.

    Dado que el cambio climático es una realidad sobrecogedora, en encontrar una respuesta razonable a los problemas nacionales y globales se nos va la vida.

    De ahì la exigencia de un compromiso existencial con el Ambiente y con la Sociedad.

    Dado que la sentencia de la Corte Internacional de La Haya es una burla al sentido común y favorece la a-nomia y la an-arquía (porque si un país viola un Tratado y nada pasa, ¿por qué yo debo cumplir?), hemos de encontrar una respuesta válida y eficiente.

    La construcción del Derecho Internacional del Trabajo se realiza desde el compromiso con los valores globales de Justicia Social, Solidaridad y Cooperación, que exigen de todos y de cada uno una conducta respetuosa y activa sobre el Eco-Sistema y el Socio-Sistema.

  3. A esto cabe agregar que mientras muchos siguen discutiendo el "recibo del analfabeto que no tiene dedos", las transnacionales avanzan a tambor batiente, amparadas por gobiernos pretendidamente "progresistas", saqueando nuestros recursos naturales. El fallo de La Haya es palpable muestra de esto: Botnia sigue. Tenía razón una de las abuelas de Sancho Panza cuando le explicó que existen dos clases de hombres, los que tienen dinero y los que no lo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA