Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 4 de Octubre de 2000, expediente P 60899

Presidente:Ghione-Laborde-Pisano-Pettigiani-San Martín-de Lázzari-Hitters-Salas-Negri
Fecha de Resolución: 4 de Octubre de 2000
Emisor:SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

Dictamen de la Procuración General:

La Sala II de la Cámara Criminal y Correccional de San Isidro condenó a P.J.B. a la pena de siete años de prisión con accesorias legales y costas por considerarlo autor de robo calificado por el uso de armas en concurso real con resistencia a la autoridad en concurso ideal con abuso de arma agravado. A.. 55, 104 en función con el 105 y 80 inc. 7º, 166 inc. 2º y 239 del Código Penal (v. fs. 221/230 vta.).

Contra este pronunciamiento interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley el Sr. Defensor particular del encartado. (v. fs. 242/246). Denuncia la violación y/o aplicación errónea de los arts. 33 de la Constitución nacional, 29 de la Constitución provincial, 42 y su doctrina legal, 54, 55, 104, 105, 166 inc. 2º y 239 del Código Penal y 239 y 431 del Código de Procedimiento Penal.

Argumenta, en lo fundamental, que su asistido cometió una sola lesión a la ley penal: la resistencia a la autoridad habría quedado subsumida en la comisión del delito de robo y si se consumó lo fue a través del abuso de armas, por lo que discrepa en su caso, con el concurso ideal entre ambas figuras.

Con respecto al robo, entiende que la conducta de su asistido, quedó en grado de tentativa, pues no tuvo la disposición libre de lo sustraído.

Niega que en el proceso se haya acreditado la existencia de un arma apta para disparar, razón por la que invoca el beneficio de la duda y brega por la figura del robo simple.

Entiende, por otra parte, que no se han precisado, en el fallo,los elementos graves y plurales que justifiquen la aplicación del art. 239 del Código de Procedimiento Penal, para lograr así acreditar, respecto del coprocesado B. el uso de un arma cargada y en consecuencia su coautoría en los hechos por los que finalmente viene condenado.

Como viene planteado, no puede prosperar.

Ello así pues la defensa si bien plantea una cuestión de derecho -calificación legal- dirige su esfuerzo al campo fáctico, cuestionando inadecuadamente los hechos acreditados. Art. 355 del Código de Procedimiento Penal.

En punto a la autoría, la inaplicabilidad del art. 239 del Código de Procedimiento Penal deviene abstracta, porque el Sr. Defensor particular ha omitido hacerse cargo del medio de prueba subsidiario con que el Tribunal “a quo”, también acredita este extremo de la imputación (fs. 226 vta.). Art. 359 del Código de Procedimiento Penal.

Por lo brevemente expuesto, es que se impone su rechazo.

Tal es mi dictamen.

La P., octubre 20 de 1997 -L.M.N.

A C U E R D O

En la ciudad de La P., a cuatro de octubre de dos mil, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresG., L., P., P., S.M., de L.,H.,S.,N.,se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa P. 60.899, “B., P.J.. Robo calificado por el uso de arma, etc.”.

A N T E C E D E N T E S

La Sala Segunda de la Excma. Cámara de Apelación en lo Criminal y Correccional del Departamento Judicial de San Isidro condenó a P.J.B. a la pena de siete años de prisión, accesorias legales y costas, por resultar coautor responsable de los delitos de robo calificado por el uso de arma en concurso real con resistencia a la autoridad en concurso ideal con abuso de armas calificado.

El señor defensor particular interpuso recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.

Oído el señor S. General, dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar las siguientes

C U E S T I O N E S

  1. ) ¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto?

    En caso afirmativo:

  2. ) ¿Corresponde a esta Corte, en ejercicio de competencia positiva, graduar la penalidad a imponer al imputado?

  3. ) ¿Qué pronunciamiento corresponde dictar?

    V O T A C I O N

    A la primera cuestión planteada, el señor J.d.G. dijo:

    Denuncia el señor defensor la violación de los arts. 239 y 431 del Código de Procedimiento Penal -según ley 3589 y sus modif.-; 42, 54, 55, 104, 105, 166 inc. 2º y 239 del Código Penal ; 29 de la Constitución provincial y 33 de la Constitución nacional.

    1. - La Excma. Cámara resolvió que “...el robo (art. 166 inc. 2º del C.P.) ha sido consumado, siendo luego de la producción de éste que se materializa la resistencia a la autoridad (art. 239 del C.P.), el que concurre materialmente con el anterior -art. 55 del Código Penal- y en forma ideal con el abuso de armas agravado (arts. 104 en función con el art. 105 y 80 inc. 7º y 54 del C.P.)...”.

      Sostiene el recurrente que ante un concurso real o material “...dos son las condiciones que deben cumplirse: pluralidad de hechos... e independencia de ellos...”. Argumenta que aún admitiendo la “pluralidad de acciones” es necesario acreditar “la independencia de acciones” para la aplicación del art. 55 del Código Penal.

      Postula que entre el delito contra la propiedad y el perpetrado contra las personas existe una “dependencia entre el delito base y el conexo” por lo que afirma se ha aplicado erróneamente el art. 55 citado y violado el art. 54 del Código Penal.

      Le asiste razón al señor defensor.

      La descripción del cuerpo del delito realizada por la Excma. Cámara (fs. 22 y vta.) -que llega firme a esta instancia- encuadra claramente en el art. 166 inc. 2º en su remisión al art. 164 del Código Penal. Pues este último incluye la violencia utilizada “después de cometido” el robo y “para procurar” la “impunidad”. Y esto es exactamente lo que resulta de la señalada descripción firme (fs. 222 vta.) (después de consumado).

      En causas P. 53.003 (sent. del 31 de mayo de 2000) y P. 54.039 (sent. del 28 de setiembre de 1999) expresé que si el empleo del arma debe efectuarse al momento del desapoderamiento cabría preguntarse cuándo sería aplicable la citada expresión “después de cometido” (o sea “después de consumado”).

      En el caso de autos los disparos fueron realizados por el sujeto “para procurar su impunidad” (art. 164 cit.) (fs. 222 vta.) y no para consumar el robo ya consumado.

      Debe hacerse lugar en consecuencia al reclamo interpuesto en este aspecto.

    2. - Con invocación de los arts. 120 del Código de Procedimiento Penal -según ley 3589 y sus modif.- y 42 del Código Penal sostiene el señor defensor que su asistido “no tuvo la posibilidad de disponer materialmente de lo sustraído” por lo que postula que el hecho ha quedado en grado de tentativa.

      Alega que ha existido por parte de la sentenciante “apreciación arbitraria de la prueba”, orientando su crítica al modo en que acreditó la preexistencia de uno de los elementos sustraídos (la alianza del damnificado) respecto del cual denuncia que “el Tribunal omitió para el caso la aplicación del art. 120 del Código Procesal Penal” pues considera que la sola declaración de la víctima respecto de su estado civil sin el correlato de la “respectiva partida de matrimonio” no lo abastece.

      La Excma. Cámara al respecto declaró que “...luego de producido el despojo... el aquí procesado y su consorte de causa se alejaron del lugar del ilícito, la víctima acude a la comisión policial... y es a indicaciones de ello que comienza la persecución, por lo que en ese interregno de tiempo, los bienes sustraídos salieron de la esfera de cuidado de su propietario... Es decir, que durante ese tiempo -aunque mínimo por cierto- pudieron disponer de los efectos sustraídos, y al respecto soy de la opinión de que esconder u ocultar constituyen actos de disposición. Y digo esto por cuanto la alianza que fuera sustraída a P. jamás apareció, como así tampoco el total del dinero sustraído. La defensa... dice que no existe testigo de preexistencia respecto del anillo, pero esa diligencia no es indispensable para acreditar la existencia de un objeto. Obsérvese que...C.N.M., quien manifiesta que su esposo al salir del comercio, le dijo que le habían sustraído dinero y la alianza. Asimismo, la circunstancia de que el...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba