Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial - Camara Comercial - Sala C, 29 de Mayo de 2018, expediente COM 016720/2012/CA002

Fecha de Resolución29 de Mayo de 2018
EmisorCamara Comercial - Sala C

Poder Judicial de la Nación En Buenos Aires, a los 29 días del mes de mayo de dos mil dieciocho, reunidos los Señores Jueces de Cámara en la Sala de Acuerdos, fueron traídos para conocer los autos “B.C. del Valle c/ Industrial and Commercial Bank of China (Argentina) S.A. y otro s/ ordinario”

(expediente n° 16720/2012; juzg. Nº 10, sec. Nº 19), en los que, al practicarse la desinsaculación que ordena el artículo 268 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación, resultó que la votación debía tener lugar en el siguiente orden: D.J.V. (9) y E.R.M. (7).

Firman los doctores E.R.M. y J.V. por encontrarse vacante la vocalía 8 (conf. art. 109 RJN).

Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente cuestión a resolver.

¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs. 496/502?

La Señora Juez de Cámara Doctora J.V. dice:

  1. La sentencia apelada.

    La sentencia dictada a fs. 496/502 rechazó la demanda promovida por C. delV.B. contra Industrial and Commercial Bank of China (Argentina S.A.) y contra Visa Argentina S.A. a efectos de obtener la indemnización que la actora alegó tener derecho a cobrar como consecuencia del perjuicio que adujo haber sufrido por culpa de las demandadas.

    Para así concluir, el señor juez de grado sostuvo que la pretensora no había probado que el banco demandado hubiera actuado erróneamente al informarla como deudora al B.C.R.A.

    Fecha de firma: 29/05/2018 Alta en sistema: 30/05/2018 Firmado por: MACHIN - VILLANUEVA (JUECES) - BRUNO (SECRETARIO), #23090083#207445101#20180530112435347 Consideró que, en cambio, había sido la inconducta de la misma demandante lo que había generado la información suministrada, toda vez que ella había recibido el resumen de cuenta de la tarjeta que incluía el consumo hoy cuestionado -realizado en Frávega S.A.- y no había impugnado tal resumen.

    Sostuvo, asimismo, que tampoco existía prueba alguna de que la demandante se hubiera presentado al banco a efectuar el reclamo ni existían elementos que acreditaran que ella no había realizado la compra respectiva.

    Sin perjuicio de ello, consideró que no estaba probado el daño vinculado con la imposibilidad que la actora había experimentado de acceder al beneficio que otorgaba la ANSES para adquirir computadoras.

    Respecto de F.S.A., quien fuera citada en calidad de tercera, rechazó la excepción de prescripción que por ésta fuera opuesta, con costas a la nombrada.

  2. Los recursos.

    1. La sentencia fue apelada por la demandante y por F.S.A.

      Los agravios de la primera obran a fs. 521/23, fueron contestados por Frávega S.A. a fs. 525/9, por Prisma a fs. 535/7 y por el banco demandado a fs. 539/52.

      De su lado, F.S.A. expresó agravios a fs. 517/20 los que fueron respondidos por la actora a fs. 533.

      Fecha de firma: 29/05/2018 Alta en sistema: 30/05/2018 Firmado por: MACHIN - VILLANUEVA (JUECES) - BRUNO (SECRETARIO), #23090083#207445101#20180530112435347 Poder Judicial de la Nación 2. La señora B. se agravia de los fundamentos que llevaron al sentenciante a concluir que había sido su inconducta la que había generado su inclusión como deudora morosa.

      Cuestiona que no se haya admitido que ella había efectuado el reclamo ante el banco pese a que es sabido que tales reclamos sólo quedan registrados en el sistema informático de la entidad, que sólo entrega impresiones que no firma.

      Aduce haber acompañado esas impresiones y reprocha al juez que las haya soslayado.

      En lo que respecta al uso de la tarjeta, afirma que el juez le reprochó no haber impugnado el resumen respectivo sin considerar su defensa vinculada a que era imposible que su parte hubiera usado esa tarjeta dado que el plástico que le había sido enviado tenía mal escrito el nombre, por lo que ningún comercio que confrontara tal dato con su D.N.I., hubiera aceptado su uso.

      Se queja también de que el sentenciante haya considerado que su parte no había demostrado que ella no había realizado el consumo de marras; queja que sustenta en el hecho de que eran las accionadas, quienes, por el contrario, hubieran debido demostrar que esa compra sí había sido efectuada, lo cual no había sucedido.

      Fecha de firma: 29/05/2018 Alta en sistema: 30/05/2018 Firmado por: MACHIN - VILLANUEVA (JUECES) - BRUNO (SECRETARIO), #23090083#207445101#20180530112435347 Hace consideraciones acerca de los principios que rigen la carga de la prueba y de la obligación de colaboración que pesaba sobre las demandadas, trayendo al recuerdo las normas que rigen las relaciones de consumo.

      Finalmente, cuestiona que el magistrado haya tenido por no acreditados los daños invocados.

    2. En lo que respecta al recurso deducido por F.S.A., el único agravio traído a consideración de esta S. se vincula con las costas que fueron impuestas a esa apelante por el rechazo de la excepción de prescripción deducida por ella al contestar la citación que le fuera cursada.

      Tras abundar en consideraciones tendientes a aclarar cuáles son los alcances de quien es citado en los términos del artículo 96 CPCC, sostiene quien es así emplazado debe defenderse y producir prueba ante la eventualidad de que sea incluido en la sentencia, por lo que los argumentos expuestos por el juez para imponerle las costas son equivocados.

  3. La solución.

    1. Como surge de la reseña que antecede, se demandó en autos el cobro de la indemnización de los daños que la actora adujo haber sufrido como consecuencia del ilícito proceder que imputó al banco demandado al informarla al B.C.R.A como deudora morosa.

    2. A mi juicio, la sentencia debe ser revocada.

      A estos fines, no me parece suficiente construir la solución a partir de la constatación de que la actora no impugnó el resumen más arriba referido.

      Fecha de firma: 29/05/2018 Alta en sistema: 30/05/2018 Firmado por: MACHIN - VILLANUEVA (JUECES) - BRUNO (SECRETARIO), #23090083#207445101#20180530112435347 Poder Judicial de la Nación Primero, porque, contrariamente a lo que afirmó el a quo, las impresiones...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba