Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 1 de Octubre de 2003, expediente L 79604

PresidenteSalas-Kogan-Genoud-de Lázzari-Roncoroni
Fecha de Resolución 1 de Octubre de 2003
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

A C U E R D O

En la ciudad de La P., a 1 de octubre de 2003, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctoresS.,K.,G.,de L.,R., se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa L. 79.604, “B., V. contra M.G.S.C. de indemnización, etc.”.

A N T E C E D E N T E S

El Tribunal del Trabajo N° 1 de Mar del P. hizo lugar parcialmente a la demanda deducida por V.B. y condenó a la Empresa de Transportes M.G.S. al pago de la suma que establece en concepto de haberes e indemnización por antigüedad calculada conforme a lo dispuesto por el art. 212 párrafo 2º de la Ley de Contrato de Trabajo.

La parte actora interpuso recurso de inaplicabilidad de ley en el que denuncia infracción de doctrina legal y de los arts. 44 inc. “d” de la ley 11.653, 212 párr. 2° y 245 de la Ley de Contrato de Trabajo y 39 inc. 3 de la Constitución provincial.

Dictada la providencia de autos y hallándose la causa en estado de pronunciar sentencia, la Suprema Corte decidió plantear y votar la siguiente

C U E S T I O N

¿Es fundado el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?

V O T A C I O N

A la cuestión planteada, el señor J.d.S. dijo:

El recurso, en mi opinión, debe prosperar.

  1. El tribunal del trabajo sustentó la procedencia de la aplicación del 2° párr. del art. 212 de la Ley de Contrato de Trabajo en la acreditación por parte de la empresa empleadora de no disponer de tareas que el actor pudiera realizar de acuerdo con la limitación de su capacidad laboral (pág. 201 vta./202) . En tal sentido en el fallo se valoró lo informado por el perito contador sobre la invariabilidad del plantel de empleados registrados en diciembre de 1996 en que el accionante comenzó a gozar de licencia por enfermedad y septiembre de 1997 en que se dispuso su cesantía (pág. 140).

  2. Se desprende de lo expuesto que asiste razón al apelante en cuanto a que el tribunala quoinfringió la doctrina legal de esta Corte que cita en torno a la interpretación de las exigencias contenidas en el 2° párrafo del art. 212 de la Ley de Contrato de Trabajo.

    Tiene dicho al respecto este Tribunal que si el principal resolvió disolver el vínculo laboral en los términos del art. 212 segundo párrafo de la Ley de Contrato de Trabajo, corresponde a su cargo acreditar la imposibilidad de asignarle al dependiente tareas acordes a su...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR